La Provincia
Jueves 04 de Agosto de 2016

Los padres del bebé de cuatro meses internado con riesgo de vida fueron detenidos en el hospital

El bebé, que ingresó ayer a la tarde y quedó alojado en terapia intensiva, había estado internado hacía 15 días por otra fractura. Los profesionales realizaron la denuncia judicial.

Los padres del bebé de cuatro meses, que ayer ingresó al San Roque con lesiones graves, fueron detenidos en el edificio del hospital.

El pequeño fue internado en la sala de Terapia Intensiva por un traumatismo de cráneo por el cual fue intervenido. Debido a la evidencia de maltrato, los profesionales dieron aviso a la Justicia y se concretó la detención de los padres ya que, dos semanas atrás, el niño ya había sido hospitalizado con una fractura de húmero en uno de sus brazos. En aquel momento, sus padres, habían aducido un accidente doméstico que no se correspondía con las lesiones que se presentaba el menor.
En el primer episodio, los policías de la comisaría de Bajada Grande tuvieron una difícil tarea para encontrar a los padres que, en ese momento, tenían domicilios diferentes. Según datos obtenidos por UNO, además de la fractura de húmero, de una tomografía computada realizada en esa oportunidad, se pudo observar un hematoma en el occipital del menor.

Fallas en el protocolo del Hospital
El 28 de julio, sin el alta médica y contra todo protocolo de actuación en casos de violencia, la madre retiró al niño sin que el personal del hospital lo impidiese, y a pesar de que ya pesaban denuncias de maltrato en contra de los progenitores. Desde el nosocomio no se requirió su búsqueda a las autoridades judiciales.

Nuevo episodio
Este miércoles el niño volvió a ingresar con vómitos, alteración del sensorio y un nuevo hematoma en el cráneo, esta vez frontal.
Los médicos debieron drenar el viejo hematoma occipital ya que el paciente acusaba hipertensión endocraneana. Tras la intervención, y a pesar de que la presión cedió, pero el niño quedó alojado en terapia intensiva con riesgo de vida.

Comentarios