Pais
Martes 05 de Abril de 2016

Los once condenados por Cromañón irán a prisión

La Corte rechazó los recursos de las defensas. Los siete integrantes del grupo Callejeros, un asistente de Omar Chabán; y a tres ex funcionarios del gobierno porteño, comenzarán a cumplir su condena en los próximos días.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó esta tarde por "inadmisibles" los recursos extraordinarios presentados por las defensas de once condenados por la tragedia del boliche Cromañón, ocurrida en diciembre de 2004 y que provocó 193 muertes, por lo que deberán cumplir en prisión las penas que recibieron.

El Centro de Información Judicial (CIJ) comunicó que la medida alcanzó a los siete integrantes del grupo Callejeros, a Raúl Villarreal (58), mano derecha del fallecido gerenciador de Cromañón, Omar Chabán (62); y a tres ex funcionarios del gobierno porteño. Al conocer el fallo, el abogado querellante y padre de una de las víctimas, José Iglesias expresó en declaraciones a Télam su satisfacción por el fallo y se mostró confiado en que todos regresen a prisión cuanto antes.
on este fallo, estos 11 condenados deberán presentarse de manera inmediata ante la Justicia para comenzar a cumplir las penas que recibieron. Fuentes judiciales aseguraron a Télam que el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 24, que tuvo a su cargo el debate oral, aguardará que los condenados se presenten espontáneamente para lo cual les dará un plazo de 24 horas desde esta misma noche, por lo que si mañana no están a derecho ordenará las capturas que sean necesarias.

Los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda rechazaron los recursos extraordinarios planteados por las defensas de Patricio Santos Fontanet (36), Christian Torrejón (42), Daniel Cardell (37), Maximiliano Djerfy (40), Juan Carbone (46), Elio Delgado (30) y Eduardo Vázquez (40), condenados por "estrago culposo seguido de muerte y participación necesaria con cohecho activo".

Rechazaron, en el mismo sentido, los planteos de los ex funcionarios Fabiana Fiszbin (51), Gustavo Torres (57) y Ana María Fernández (50), condenados "estrago culposo seguido de muerte en concurso ideal con omisión de los deberes de funcionario público"; y de Villarreal, quien fue condenado por "estrago culposo seguido de muerte y participación necesaria en cohecho activo".

Las condenas
ontanet, ex vocalista de Callejeros, deberá cumplir una pena de 7 años, Vázquez de 6 (aunque está preso con prisión perpetua por el crimen de su esposa Wanda Taddei), Torrejón, Carbone, Delgado y Cardell de 5 y Djerfy de 3. Fiszbin deberá cumplir una pena de 4 años de cárcel, Torres de 3 años y nueve meses y Fernández de dos años y diez meses, mientras que Villarreal una condena de 6 años. Sin embargo, el tribunal deberá tener en cuenta el tiempo que los condenados ya pasaron en prisión, entre diciembre de 2012 y agosto de 2014, cuando la Corte Suprema de Justicia puso en suspenso las penas aplicadas por la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal y ordenó la revisión de las mismas.

En esa oportunidad, sólo siguieron detenidos Chabán, quien luego murió en 2014 por problemas de salud, el baterista Vázquez (que debía seguir preso por matar a su mujer), el ex subcomisario Carlos Díaz (56), condenado a 8 años de cárcel por estrago y cohecho, y el ex manager de Callejeros, Diego Argañaraz, que recibió una pena de 5, por la que en 2015 accedió finalmente a la libertad condicional. Una vez que los sentenciados se presenten ante el TOC, los mismos serán alojados en las cárceles de Marcos Paz y de Ezeiza, dependientes del Servicio Penitenciario Federal (SPF), precisaron los voceros.

Por otra parte, en un comunicado de prensa, la banda Don Osvaldo, liderada por Fontanet e integrada por algunos de los músicos de Callejeros, anunció la suspensión del show que tenía previsto para mañana en la ciudad de Corrientes.

La tragedia ocurrió la noche del 30 de diciembre del 2004 cuando comenzaba el recital del grupo de rock Callejeros en el boliche Cromañón, ubicado en Bartolomé Mitre, entre Ecuador y Jean Jaures, en la zona de Once. Mientras se entonaban los acordes del primer tema, decenas de jóvenes encendieron bengalas y pirotecnia denominada "tres tiros" que provocaron un incendio en la media sombra que recubría el techo del local, lo que generó un humo tóxico que terminó con la vida de 193 personas.

Comentarios