La Provincia
Martes 17 de Febrero de 2015

Los ocho minutos más seguros para andar en bici

Más allá de los que estacionan mal y de algunos pozos que aparecen en la trama, la vieja bicisenda sigue siendo el único lugar en la ciudad para ciclistas

Juan Manuel Kunzi / De la Redacción de UNO
jkunzi@uno.com.ar

 


En promedio, dando una vuelta a una velocidad “normal” la bicisenda de Paraná se recorre en ocho minutos.


El antiguo circuito que fue construido durante la intendencia de Humberto Cayetano Varisco, en algunos sectores se mantiene impecable y en otros, transitar, se hace bastante difícil sobre todo pensando en los niños.


El tramo que está frente al hotel Mayorazgo se encuentra en perfectas condiciones, quizás beneficiado por las últimas obras que se realizaron en la zona previo a la Cumbre de Presidentes del Mercosur. En la vereda frente al cinco estrellas se mantiene un cartel que la presenta como “ciclovía” aunque la definición es incorrecta.


Más allá de alguna camioneta, que deja las dos ruedas traseras sobre la senda, la circulación es normal y muy agradable hasta el sector del Rosedal. Atención porque aparece una alcantarilla tremenda que tiene un espacio para pasarla por la tierra.


Luego del primer obstáculo viene, quizás, la parte más linda del paseo. El aroma de los árboles, la frescura de sus sombras y la imagen del río Paraná son impagables. En las costados se abrazan los enamorados, familias enteras descansan en el pasto y algún que otro amigo fumando con los pies en la barranca.


Llega la curva que anuncia la bajada del Rowing y hay que frenar porque es cerrada y peligrosa. Lo que se viene, en pendiente, es bastante complicado porque antes de doblar para el anfiteatro, se ven los adoquines de otra época. Igual, se puede ir despacio y sin problemas, por las piedras. El trayecto queda entre una galería de árboles que se termina frente al ingreso al Héctor Santángelo. El sendero se pierde abajo del gran árbol y vuelve a unos pocos metros.  Sigue, en una mitad casi perfecta entre la barranca y la calle, hasta el lugar en donde más fuerza hay que hacer.


Hay que subir hasta calle Gobernador Etchevehere y continuar trepando para finalizar frente al histórico hotel que a toda hora tiene movimiento en el casino.


Ayer los turistas aprovecharon para caminar por la bicisenda y muchos paranaenses entrenaron caminando o trotando sobre el circuito que, en algunos lugares está bien marcado y en otros directamente no existe.


Por lo que si alguien está interesando en controlar si la vuelta se hace en un promedio de ocho minutos tiene que tener mucho cuidado porque siempre aparece algún caminante.

 

 

Actualización


La capital de la provincia de Entre Ríos tiene una sola bicisenda que está algo olvidada dentro de la inmensidad del Parque Urquiza.


Lo que las ciudades demandan, por estos días de tanto tránsito vehicular que genera contaminación ambiental y tensión en los conductores, son ciclovías.


“La mejor forma de entender la diferencia entre ambas, es el fin con que se utiliza la bicicleta. Cuando se considera la bicicleta como un juguete recreativo, se construyen bicisendas generalmente en lugares alejados del casco urbano, que tienen su utilidad principal durante los fines de semana y a veces se debe acceder a ellas con otro medio de transporte.


La ciclovía, en cambio, contempla a la bicicleta como medio de transporte y de recreación a la vez. La ciclovía está incorporada al éjido urbano y lo atraviesa en redes, encontrando siempre una cerca de casa, del trabajo o del colegio”, explican con claridad en www.infobiker.com.ar.


Dentro de nueve días comenzará en Medellín, Colombia, el cuarto Foro Mundial de la Bicicleta en donde buscarán reflexionar “cómo las ciudades pueden ser organizadas para el beneficio de todos sus ciudadanos, mientras utilizan la bicicleta como un vehículo para el cambio social y equidad urbana”. Este año el lema será “Ciudades para Todos“,


Los especialistas se reunirán  durante cinco días intentando encontrar las mejores ideas para colocar a la bicicleta como un medio de transporte en las ciudades latinoamericanas, muchas de ellas, atestadas de vehículos motorizados. La página oficial es www.fmb4.org  en donde todavía está la posibilidad de subscribirse y participar en Foro en donde debatirán individuos, colectivos, ONG, empresas, y entidades gubernamentales que trabajan para lograr “un cambio positivo” en todos los niveles adelantaron desde la organización. La última noticia que llegó desde Medellín confirmaba que, en total, participarán 130 conferencistas. Cada uno de ellos explicará sus experiencias en torno a la bicicleta, la movilidad urbana y los proyectos que se pueden concretar en esta parte del mundo.

 

 

 

Comentarios