La Provincia
Martes 10 de Febrero de 2015

Los lectores expusieron sus ideas para cuidar a las mascotas

La consigna de UNO fue la siguiente: ¿Qué proponés para mejorar la calidad de vida de las mascotas abandonadas? Algunos quieren un predio y otros piden una clínica pública de animales

Las mascotas abandonadas en la calle sigue siendo un problema que, por lo que se ve a simple vista, se hace muy difícil de solucionar.
Perros y gatos siguen deambulando en busca de comida, muchas veces, entre las bolsas de basura. Otras mascotas reciben la asistencias de los vecinos que dejan comida y agua en la puerta de sus hogares.  En algunas ocasiones, lo que es un gesto de cariño, se puede transformar en un peligro porque los huesos quedan en la vereda o por las peleas que se generan para saber quién se queda con el plato de comida.  

 

Entre los comentarios que postearon en la cuenta que Diario UNO tiene en Facebook, Stella Ferreyra, dividió su idea: “Primero un buen predio, campo grande en donde se puedan llevar personas para que los atiendan (a las mascotas) y esas personas tengan un sueldo digno. Para eso las municipalidades de cada provincia se tienen que poner manos a la obra”. También propuso una iniciativa para ayudar a evidenciar a los que abandonan sus mascotas: “El que vea abandonar animalitos tiene que sacarle fotos y después que paguen una buena multa”.

 


También llegaron mensajes de texto al buzón de UNO en donde se habló de prohibir la venta de animales: “Hay que rescatarlas de la calle (a las mascotas) ubicarlas en hogares transitorios hasta que encuentren un hogar definitivo. Todos los animalitos abandonados tienen derecho a una segunda oportunidad. Si se quiere, se puede, tanto con cachorros como viejitos. Eliminar por completo la compra de animales y adoptar más callejeritos. Y, obviamente, implementar la castración en cada una de las mascotas, tanto adoptadas como abandonadas, para que no haya más superpoblación”.

 

La que apoyó las propuestas de las demás internautas fue Marina Rauser, que explicó su idea sobre el tema: “Todo eso (apoyando lo que está escrito en el muro) y que se termine el comercio (trata) de animales. Las vidas no deben tener precio. Muchos están en la calle porque no son de raza. Los animalitos deben ser adoptados de corazón y que se termine el sufrimiento de quienes son sus dueños solo para hacerlos tener una cría tras otra y llenarse los bolsillos”, reclamó.

 


La que solicitó, en forma directa,  una clínica pública para animales de la calle fue Beli Bourdin: “Atención –reclamó– Veterinaria gratuita, esterilización y sobre todo que los callejeros tengan una familia.  No comprar perros, porque está lleno de perros que necesitan un hogar”.
En el mismo sentido, Noe Villagra, pidió: “Hospital veterinario gratuito y más campañas de castración gratuita o de bajo costo”.
Ramiro Cruz, el único hombre  que opinó en Facebook, reclamó, como primer medida: “Veterinaria pública, ya”.

 

 

 

La polémica

 


Ayer por la mañana un hombre se instaló frente a la costanera de Paraná, entre el nuevo boliche y la escuela de aerobismo. Abajo de una palmera colocó una especie de corral con madera, bastante precario, y adentro estaban unos cachorros de labrador. Un cartel con fondo blanco y letras negras decía “Vendo Labradores”. 

 


En Facebook circuló el siguiente pedido: “Por favor, gente, difundan a las protectoras o alguien que pueda ayudar a unos perritos que un hombre tiene en una jaula en el Parque Urquiza.  Los vende y tiene a su madre hecha mierda, ahí también. Ya dieron aviso a la policía pero no hacen nada, este hombre tiene carteles y todo en los árboles y está sentado en un sillón vendiéndolos. Está al lado del boliche Ortiz”. Desde la comisaría octava explicaron a UNO que hasta el cierre de esta edición no habían recibido ninguna denuncia sobre el vendedor de perros. Ahora habrá que esperar por si el comerciante de perros en la vía pública vuelve a ocupar uno de los espacios públicos más lindos de la Costanera.

 

 

Rotundo NO a los refugios o asilos

 


Muchos de los lectores de UNO respondieron a la consigna sobre propuestas para mejorar la calidad de vida de las mascotas abandonadas con la idea de crear Refugios o Asilos para estas.


Por el contrario, las teorías más avanzadas a nivel mundial sobre control de fauna urbana desalientan este tipo de soluciones, ya que estos espacios terminan convirtiéndose en verdaderos campos de concentración de perros y gatos, y los recursos siempre terminan siendo escasos, aún en los casos de refugios municipales.


Todos los encargados refieren las mismas historias: casi a diario llega gente a abandonar algún animal, suyo o encontrado. Pero siempre hay más animales que lugares disponibles. Al rechazarlos, terminan dejando cerca del predio al perro o gato.


En los asilos, los animales domésticos, especialmente perros, se tornan irritables, suele haber peleas, y el hacinamiento es caldo de cultivo para enfermedades como tos de las perreras, sarna y parasitosis internas y externas.


Como ejemplo, la Asociación Protectora de Animales de Santa Fe tiene un asilo con más de 1.000 perros. Los esfuerzos por mantener sanas y llenas a tantas mascotas siempre son escasos. Es un lugar realmente desolador, donde la mayoría de los perros pasarán su vida esperando, pero nunca serán adoptados por una familia que los quiera.

 

 

Adriana Pacheco /Animalada

 

Gratuito

 


En Paraná el Antirrábico Municipal atiende gratis animales en consultorio, además de realizar castraciones a hembras y machos de ambos sexos. Para pedir turno llamar al 4201849 de lunes a viernes de 7 a 13.

 

 

Comentarios