Incendio
Miércoles 04 de Enero de 2017

Los incendios en el centro del país destruyeron más de un millón de hectáreas

Los bomberos controlan la mayoría de los incendios en Buenos Aires, La Pampa y Río Negro.

Más de cien brigadistas lograron controlar la mayoría de los incendios de campos que estaban activos en el sur de la provincia de Buenos Aires, La Pampa y Río Negro, que ya consumieron cerca de 1.400.000 hectáreas, aunque persisten algunos focos por la acción del viento, pero las autoridades estiman que estarán controlados hacia la noche.
Los incendios se iniciaron a raíz de las tormentas eléctricas que afectaron los campos desde fines del mes pasado, ya de por sí alcanzados por la sequía, y la acción del viento hizo que se propagaran desde La Pampa hacia la provincia de Buenos Aires, lo que generó el corte de algunas rutas.
"El frente grande de fuego proveniente de La Pampa, que afectaba a Villarino está controlado, no extinguido", confirmó el coordinador de Defensa Civil de esa localidad, Mario Luis Vidal, en diálogo con la agencia Télam.
Asimismo señaló que "se trabaja en la extinción total de ese fuego, y en sofocar unos pocos focos dispersos" y no descartó que vientos del sudoeste y las altas temperaturas puedan volver a avivar el fuego.
El fuego en Villarino, que a afectó miles de hectáreas, se inició en la provincia de La Pampa y, por los intensos vientos, se propagó a territorio bonaerense. En territorio pampeano, las llamas consumieron más de 400.000 hectáreas y causaron una gran mortandad de animales vacunos, al tiempo que junto a los brigadistas actúa personal del Plan Federal de Manejo del Fuego, que además aportó equipamiento.
El director de Defensa Civil de La Pampa, Luis Clara, desmintió que haya habido heridos entre su personal y aseguró que hay tres incendios activos en la zona de La Adela y en Santa Isabel, al sudoeste de La Pampa, mientras el resto de los focos lograron ser controlados por alrededor de cien personas.
Destacó que este miércoles se sumaron al trabajo de combatir el fuego seis cuadrillas, unos 25 brigadistas, pertenecientes al Sistema Federal de Manejo del Fuego, enviados por el gobierno nacional que también puso a disposición de La Pampa dos aviones, uno hidrante y dos helicópteros.
Tras estimar que para hoy a la noche o mañana "los incendios estarán controlados", Clara destacó que "se trabaja sobre campos privados, donde muchos no tienen las picadas aradas y esa situación complica el panorama porque precisamente bien limpias frenan el avance de las llamas".
El funcionario destacó que "el panorama hoy es mucho mejor, no hace tanto calor, no hay casi viento y por eso confiamos en controlar los incendios que quedan entre esta noche y mañana".
Las rutas 154 , la 22 y la 35 ya están transitables "siempre con precaución porque como los alambrados de los campos están rotos hay animales vacunos que salen del predio y circulan por cualquier lado", dijo el director de defensa Civil , en tanto que también se cierra por tramos la ruta nacional 22, a raíz del denso humo que impide la visibilidad.
Por su parte el subsecretario de Seguridad Ciudadana de Villarino, Martín Pacheco, explicó que "se habilitó el tránsito en forma progresiva con distintas tandas de vehículos y camiones". El funcionario afirmó que los bomberos estuvieron trabajando en el lugar donde "lograron controlar uno de los focos de incendio" y añadió que se quemaron "más de 400.000 hectáreas de campos compuestos por chañar, piquillín, matorrales que estaban todo secos".
Las autoridades rionegrinas, aseguraron que los principales focos del incendio desatado por las tormentas eléctricas el 21 de diciembre pasado ya fueron controlados, mientras que se espera que los que aún perduran al ser pequeños se vayan apagando solos.
El Laboratorio de Teledetección de la Estación Experimental Agropecuaria Valle Inferior del Río Negro (EEA) estimó en casi 600.000 hectáreas quemadas en Río Negro y 77.000 en el Partido de Patagones, siendo los departamentos mas afectados los de Adolfo Alsina, Conesa y Pichi Mahuida. Las pérdidas abarcaron el ganado, los alambrados y la fauna autóctona.
Dos focos se encuentran rodeados de zonas ya quemadas, por lo que se espera que se controlen y apaguen solos; un tercero es el del Meridiano V, al Norte del Salitral Grande, que tiene gran cantidad de focos dispersos.

Télam

Comentarios