La Provincia
Martes 26 de Enero de 2016

Los fieles de La Paz llenaron las calles por la fiesta patronal

La población de la localidad norteña, de profundo sentir religioso, participó en forma multitudinaria de  las distintas actividades organizadas con motivo de la celebración de la Virgen Nuestra Señora de La Paz

Como cada 24 de enero se llevó adelante la fiesta patronal en honor a Nuestra Señora de La Paz. 

Gran cantidad de fieles se dieron cita en las calles y en el puerto local para saludar a la madre en su recorrida por el río Paraná y por el casco céntrico paceño, reeditando de modo una tradición de característica masiva que demuestra el profundo sentir religioso de esa comunidad.

La imagen de la Virgen se dirigió al puerto local escoltada por agrupaciones gauchas, donde al llegar se realizó la tradicional procesión náutica por las aguas del río Paraná. 

Seguidamente, la imagen acompañada del pueblo se encaminó en procesión hasta el templo parroquial donde al llegar, se celebró la Santa Misa. En representación del arzobispo Juan Alberto Puiggari estuvo presente el vicario general de la Arquidiócesis monseñor Eduardo Tanger quien en su homilía remarcó que “María es Madre”, así también dijo que “el momento más culmen e importante para dar gracias es la eucaristía”.

“Venimos a pedir, todos somos necesitados. En nuestra vida experimentamos la fragilidad de la humanidad”, dijo Tanger a los allí presentes. También aseguró que todo lo que se le pida a la Virgen “Ella lo guarda en su corazón y lo irá concediendo, tal vez de una manera inmediata o tal vez no”. 

Cena multitudinaria

Se realizó como es habitual en la noche previa a la fiesta de la Virgen, la Cena Patronal. Más de 800 personas pudieron disfrutar frente al atrio de la parroquia de una hermosa noche.

La danza y la música con artistas locales se hicieron presentes para ponerle alegría a la velada. 

Pasada la medianoche la imagen de la patrona de La Paz apareció por la puerta principal del templo y quienes allí se encontraban esperándola la saludaron con las palmas, pañuelos blancos y cantos.

Desde la parroquia se agradeció a todos los que hicieron posible que la cena fuera un éxito. 
 

Comentarios