Ovacion
Miércoles 28 de Enero de 2015

Los entrerrianos se lo toman con calma

Básquet: La meta es llegar al Sudamericano con la selección nacional. Varisco, Vignolo, Pividori, Giebert y Carulla fueron parte de la U14 que la rompió en Chile en un torneo preparatorio. 

Andrés Martino / Ovación

 

 


El cuadrangular Torneo 4 Naciones de Ancud de Chile sirvió de preparación para al Campeonato Sudamericano U14 que se jugará entre el 12 y el 18 de octubre con sede a definir. Allí hubo entrerrianos que defendieron la camiseta Albiceleste, equipo conducido por el paranaense Sebastián Uranga. Entre los convocados por el DT estuvieron Ignacio Varisco (Quique), Leandro Vignolo (Rowing), Lautaro Pividori (Paracao), Tomás Giebert (Urquiza de Santa Elena) y Juan Bautista Carulla (Huracán de Villaguay). Tres de ellos, los de acá, pasaron ayer por Diario UNO y hablaron de la experiencia que significó vestir la Celeste y Blanca.

 


“El torneo fue realmente muy bueno. El equipo anduvo muy bien. Le ganamos a todos y con muy buenos resultados. La verdad que fue una experiencia muy linda haber estado con la Selección Argentina. Fue único todo, estar en otro país y andar en avión”, comentó Ignacio Varisco, juvenil que defiende los colores de Quique.

 


Lautaro Pividori, de Paracao, el más aplomado a la hora de dar los testimonios, no dudó en señalar que todo lo ocurrido en territorio trasandino es un gran sueño. “Es un sueño que uno lleva desde chiquito, desde que tus padres te compran las primeras botas. Ahí empezás a soñar con todo esto y se nos dio gracias a todo el esfuerzo. Tenemos un sentimiento enorme y estamos muy orgullosos”, dijo y continuó: “La producción del equipo fue muy buena, pero lo más importante fue el grupo de amigos que se armó. Todo lo demás viene solo. Los resultados llegan solos, dentro y fuera de la cancha”.

 


Sebastián Uranga es un emblema de nuestro básquet, los pibes lo saben y lo aprovechan como DT. Así lo entendió Lenadro Vignolo, de Rowing. “Él fue un gran pivote, un interno y tener la oportunidad de tenerlo como entrenador en nuestro equipo es una oportunidad que vamos a tener una vez en la vida. Así que estamos muy contentos por esa situación también porque Uranga sabe mucho de esto”.

 


La meta de los paranaenses es clara: poder ser parte del equipo para jugar el Campeonato Sudamericano. “La meta es estar entre los 12 y romperla lo más que podamos para ganar un lugar más que nada y estar siempre peleando por el puesto. No vimos grandes diferencias con los otros compañeros, estamos a la par. El equipo es bastante parejo y funciona bien. Nosotros, si entrenamos y tenemos continuidad como el año pasado, tranquilamente podemos estar. Hay que tener dedicación y esfuerzo”, coincidieron los tres.

 

Comentarios