La Provincia
Viernes 12 de Junio de 2015

Los cítricos más ricos del país se consiguieron a muy buen precio

Un grupo de pequeños productores de Villa del Rosario vendió su producción en forma directa, en Paraná 

Los cítricos más ricos del país se consiguieron ayer en Paraná a la mitad del precio que se paga en el mercado local. Un pequeño grupo de productores que llegó desde Villa del Rosario, que pertenece al Departamento Federación, en el noroeste de la provincia, trajo su producción en un momento bastante complicado para el sector. 

Gustavo Baldezari estaba en la caja, cobrando, mientras el resto de los muchachos entregaban las bolsas. Los cuatro kilos de naranja o mandarina los cobraron 20 pesos, el mismo valor tenían los tres kilos de pomelo y los 15 limones. Las tres paltas por 15 pesos también tuvieron una  rápida salida. El camión de los productores se estacionó en el ala derecha de la Casa Gris, sobre la calle y los compradores hicieron fila en la vereda. 

Balderazi respondió a UNO que tiene unas seis hectáreas en donde maneja más de 1.000 plantas. “Este año vino muy bien, en cuanto a la producción, porque no hizo tanto frío”.  La producción fue “completa” y ahora salieron a venderla en forma directa porque el acopiador está “pagando poco y nada”. 

Los pequeños productores están esperanzados  en que si se abren las exportaciones se verán beneficiados “los grandes” y también los más chicos. 

Mientras tanto, los que viven en la capital provincial, aprovecharon la oportunidad de comer frutas que vienen directo de la planta. 

“Como son producciones chicas se  usan menos químicos y la fruta sale más natural”, describió el productor, que tuvo mucho trabajo recibiendo el dinero y dando el vuelto. Pocos fueron los descansos que se tomó en el turno de la mañana. 

Por la tarde se fueron a la zona del Ferrocarril, saliendo del centro de la capital provincial para  terminar de vender los 7.000 kilos de fruta que transportaron.
 
Contundente   

La provincia de Entre Ríos es la principal productora de cítricos en el país  y se ganó el respeto por la calidad de sus productos. 

Esas naranjas y las mandarinas, por  todos bautizadas como “las de Chajarí” fueron las más demandadas. Entre los compradores llegaban administrativos jóvenes de saco y corbata, padres y madres que buscaron a sus hijos de la escuela y aprovecharon la oferta junto con transeúntes que, sorprendidos, se llevaron bolsas dobles porque volvían a sus hogares en colectivo. Muchos se llevaron cerca de 10 kilos de cítricos de primera calidad. 

Créditos a largo plazo

Para conocer el futuro de la producción en la provincia, UNO se contactó con  Julio Jaime, el presidente hasta 2016 de la Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier).  

Jaime resaltó que los problemas del sector se solucionan con créditos a muchos años porque los cítricos vienen de árboles de hojas perennes y se necesita mucha financiación porque dentro de unos días tendrán que salir a comprar  todo lo necesario para cuidarlos pensando en la producción de 2016. 

Otro de los grandes problemas es que se cerró la exportación a Brasil y nunca se abrió del todo a los Estados Unidos. Es decir que toda la producción se vuelca al mercado interno, lo que representa que bajen aún más los precios. 

La crisis se potencia porque, según datos de la Fecier, el 80% de la producción total está en manos de  emprendimientos familiares y el 20% pertenece a los grandes jugadores del mercado. Es decir que los precios bajos y el achicamiento del mercado  golpea de lleno a las familias entrerrianas. 

Hoy el polo de la producción está en el Departamento Federación (Villa del Rosario, Chajarí  y Santa Ana)  y Concordia.  Las familias manejan campos que van desde las cinco hectáreas hasta no más de 70. “Tienen muy baja productividad”, recordó Jaime, aunque   adelantó que están teniendo reuniones  con el Estado nacional y el provincial. 

Las cifras son importantes y los funcionarios están interesados en aprovechar las 45.000 hectáreas sembradas con cerca de  17 millones de árboles que en buenas cosechas entregan entre 700.000 y 800.000 toneladas de cítricos. 

Es un caudal muy importante en cuanto a lo social, en lo económico y cultural. 

Los productores aseguran que con respaldo económico pueden llegar a  mejorar, aún más, la calidad. 

El destino que tendrán los 30 millones de pesos 

El ministro de la Producción de Entre Ríos, Roberto Schunk, se reunió con dirigentes y funcionarios de las distintas áreas del sector citrícola entrerriano para definir la distribución de los 30 millones de pesos que envió el gobierno nacional. Los fondos llegan con el propósito de paliar o subsanar distintas cuestiones pendientes para la actividad, en especial ligadas a la rentabilidad del sector.

En diálogo con Radio Chajarí, Schunk explicó que el lunes viajó a Concordia, donde habló con el presidente de la fábrica de jugos, Andrés Pezzelato. Y como correlato de ese encuentro precisó: “Ellos van a presentar los presupuestos para la terminación de la fábrica, incluso para su capital de trabajo. El dinero está disponible. Es una cuestión formal. Eso ya está en marcha, son los 10 millones que la fábrica tiene asignada para culminar las tareas que hacen falta”.

 Por otra  parte, también contó que mantuvo un encuentro con el titular del Sindicato de la Fruta, Alcides Camejo “para ir preparando toda la documentación de la deuda que tiene la obra social y para tener la tranquilidad durante 2015”, dijo. Sucede que la cobertura social de los trabajadores es otro tópico crítico en la problemática citrícola provincial. 

En el sitio de Internet de la Federación (www.fecier.org.ar) publicaron que la deuda con la obra social de los trabajadores de la fruta rondaría los 4 millones de pesos. Una cifra tan importante que obliga a la prestación limitada de servicios de salud. Con ese fin, el sindicato recibirá 10 millones de pesos. Los otros 10 millones de pesos  irán, al menos está previsto así, a las empresas exportadoras, a lo que Schunk indicó que “habrá auditorías por parte de la Federación del Citrus y del Ministerio de la Producción”, para rendir cuentas ante el Ministerio de Agricultura de la Nación, que otorgó el subsidio que todavía están esperando en el sector, sobre todo los pequeños productores.  


Comentarios