La Provincia
Domingo 31 de Enero de 2016

Los choques con animales dejaron dos muertos en 2015

De los nueve siniestros registrados el año pasado, en su mayoría participaron bovinos y equinos. En el primer mes de 2016 ya se llevan contabilizados dos accidentes

Los animales sueltos en inmediaciones de las rutas suelen generar alteraciones en el tránsito y en el peor de los casos causar accidentes fatales. Bovinos y equinos, en ese orden, estuvieron involucrados en los 11 accidentes que se registraron en rutas nacionales y provinciales dentro de la jurisdicción provincial entre 2015 y lo que va de 2016. La explicación a estos desafortunados episodios, que en algunas oportunidades se cobran vidas humanas, habría que buscarla en la conducta de los animales. Por lo general, tanto vacas como caballos suelen escaparse de cercos perimetrales, consiguen escabullirse por algún portón abierto y como no están acostumbrados a moverse en zonas de circulación fluida  generan siniestros con vehículos de diferente porte. Según estadísticas proporcionadas a UNO por la Dirección de Seguridad y Prevención Vial, solamente en 2015 se produjeron 9 accidentes que involucraron a vacunos y equinos en las rutas con jurisdicción en la provincia de Entre Ríos. En ese período las colisiones dejaron dos personas muertas. Por su parte, en el primer mes de 2016 ya se llevan contabilizados dos accidentes por esta misma razón.

De acuerdo a esta fuente, una de las conexiones viales donde generalmente se registran accidentes con animales en la ruta nacional 14, pero tampoco no escapa a esta tendencia la ruta nacional 18. Aunque también se debe tener presente que la excepcional crecida de los ríos Uruguay y Paraná representa un factor extra en esta problemática. Es que la inundación obliga a los animales a abandonar su hábitat natural, teniendo que buscar refugio en sitios poco habituales y en ese peregrinar deben atravesar la cinta asfáltica. “Generalmente los accidentes suceden durante la noche, por eso en el caso de que el conductor se encuentre ante una experiencia de este tipo, se le recomienda reducir la velocidad y tratar de bajar la luz para que el animal no se encandile. Porque al encandilarse se queda parado y lo chocamos”, aconsejó el titular de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial, Mario Müller.

Trastornos en el tránsito

El primer accidente del año en que participó un animal se registró el 15 de enero en el Acceso Norte de Paraná. Allí el conductor de un Fiat Palio se encontró sorpresivamente con una vaca sobre la cinta asfáltica y no alcanzó a frenar a tiempo para evitar la colisión. Pero además cuando el animal yacía sobre el asfalto una camioneta Chevrolet S10 lo chocó y arrastró varios metros. Producto del siniestro cuatro personas resultaron lesionadas. El segundo accidente ocurrido durante enero tuvo lugar en la ruta nacional 14 o comúnmente conocida como José Gervasio Artigas. En el kilómetro 220 un vehículo de marca Volkswagen embistió a un vacuno, dejando como saldo algunos heridos. 

Si bien es cierto que encabezan las estadísticas en materia de accidentes viales, los bovinos no fueron los únicos en ocasionar trastornos en las rutas entrerrianas. Por citar un ejemplo, en febrero del año pasado, la autovía 14 (kilómetro 210) fue testigo del choque entre un colectivo de larga distancia y un caballo. En esa misma arteria, pero en abril de 2015, una camioneta marca Chevrolet colisionó a un equino sobre el kilómetro 230.  

Uno de los aspectos a la hora de tener en cuenta cuando se analizan las cifras es el lugar donde se produjo el accidente: con tres accidentes cada una, la ruta nacional 12 (también conocida como la Ruta de la Muerte) y la ruta nacional 14. “La zona de mayor conflicto con animales es entre Concordia y Ubajay, en el sector conocido como Pedernal”, consignó en diálogo con UNO el comisario Müller.

Cuando se busca de establecer responsabilidades tras un episodio de estas características, el funcionario policial le apuntó principalmente a los dueños de los animales. “Ningún dueño quiere que le choquen un animal”, explicó. Además recordó que la legislación nacional contempla este tipo de situaciones, siendo la Ley Nacional de Tránsito, en su artículo 48 expresa claramente  que no debe haber animales sueltos en la vía pública.

Animales silvestres

Con menor frecuencia los animales silvestres suelen participar en accidentes menores sobre las rutas provinciales. Según los especialistas, la única consecuencia que puede dejar el choque de un vehículo con uno de estos animalitos suelen daños materiales. Ciervos (en la zona de Alcaraz y la ruta 12), guazunchos, nutrias, zorros y lagartos, son algunas de las especies que sorpresivamente se suben a la cinta asfáltica y ocasionan problemas a los conductores. “A estos animales se los ve más en el sur provincial, por ejemplo en la zona de Ibicuy”, señaló  Müller. Uno de los factores que mayor incidencia tiene en la aparición de estas especies sobre las rutas es el avance de los cursos de agua sobre su hábitat natural, detalló el funcionario. “Buscan los terraplenes altos, en este caso las rutas, por lo que genera  una situación atípica”, graficó. El titular de la repartición remarcó a los automovilistas que en el caso de observar animales sueltos en la ruta se deben comunicar con el 911 o dar aviso a algunos de los 17 puestos camineros de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial.
 

Comentarios