La Provincia
Domingo 24 de Julio de 2016

Los avicultores temen una vuelta a los años 90

La actividad atraviesa un momento difícil. Gustavo Bordet le prometió al empresario avícola Héctor Motta gestiones ante el gobierno nacional

El gobierno provincial informó ayer que el gobernador, Gustavo Bordet, se comprometió a gestionar ante la Nación medidas para revertir la pérdida de competitividad que registra actualmente la avicultura en los mercados internacionales, a lo que se suma el ingreso de producción desde el exterior. "Nos preocupa mucho esta situación. Vamos a gestionar ante las autoridades de la Nación para que se contemple este complejo escenario y se tomen las medidas necesarias que permitan revertir la situación", dijo el mandatario luego de un encuentro con el empresario avícola Héctor Motta.

La avicultura implica 100.000 puestos de trabajo en todo el país, de los cuales el 50% son entrerrianos, por lo que de no revertirse la situación implicaría un impacto muy grande para la provincia.

"Resulta imperioso mantener el nivel de actividad, que implica la faena de 1,5 millones de pollos por día. Si esto se cae, para nosotros es un enorme perjuicio por fuentes de trabajo, por los pequeños pueblos donde existen las granjas, que si cierran las familias tienen que emigrar hacia ciudades más grandes o hacia otros centros poblados del país, y estas son las cosas que tenemos que cuidar. Por eso hay que trabajar pensando en cómo protegemos y conservamos nuestros recursos productivos", señaló Bordet.

Motta, por su parte, comentó: "He sido portador de un mensaje preocupante de los empresarios avícolas de Entre Ríos, que estamos impactados en materia de exportación, ya que venimos acumulando stock con precios que no son competitivos a nivel internacional y debemos trabajar en forma urgente ante las autoridades nacionales para encontrar alguna salida".

En ese sentido, dijo: "Con el gobernador analizamos algunas medidas posibles, como los reintegros y alguna reducción impositiva, que nos mejore la performance de los costos y esto nos permita retomar el nivel de exportación que ha tenido la provincia de Entre Ríos".

En ese marco, señaló que el gobernador se comprometió a pedir una audiencia lo antes posible con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; y el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile. "Entendemos que una afectación en la actividad económica de la provincia produciría en un primer impacto que no se generen exportaciones, lo cual impide el ingreso de divisas. Y el segundo problema, es que corremos el riesgo de que tengamos que disminuir la capacidad productiva de la provincia, que es líder a nivel país en el rubro avícola", indicó el empresario crespense.

Motta hizo notar que ya se emiten en televisión avisos de empresas brasileñas promocionando productos terminados, listos para usar, del rubro avícola y de la carne de cerdo. "Debemos prestar atención, porque estos son los primeros toques de alarma sobre los cuales tenemos que trabajar rápidamente. Por eso hemos reaccionado, porque lo estamos viendo en los supermercados. Realmente es una competencia desleal; lo sufrimos muchísimo a fines de los 90 y no queremos que esto se vuelva a repetir".

Luego indicó: "Estamos muy preocupados porque Argentina está en condiciones de abastecer el mercado plenamente, pero un 30% de la actividad está preparada para exportación, lo cual implica que hay gente que está trabajando para eso. Entonces, para mantener los puestos de trabajo debemos tratar de que se vehiculice nuevamente ese nivel de exportación con el cual veníamos".

Comentarios