Mundo
Domingo 15 de Noviembre de 2015

Los Atentados en París y el pronunciamiento conjunto sobre terrorismo dominaron la primera jornada del G20

 Los líderes de las principales naciones del mundo que participan de la Cumbre del G20 en Antalya, Turquía.

Los atentados perpetrados el viernes en París, que dejaron un saldo de 129 personas muertas, fueron hoy el eje central de las conversaciones y declaraciones públicas que realizaron los líderes de las principales naciones del mundo que participan de la Cumbre del G20 en Antalya, Turquía.
La atención ahora está puesta en los términos que emplearán para sentar posición sobre el tema y los posibles mecanismos de acción que los países miembro se comprometan a llevar adelante en el futuro, tanto en el tema terrorismo como en la crisis generada por los refugiados, debido a los intereses en parte contrapuestos que tienen las potencias sobre ambas cuestiones.
En medio de esta situación hoy sonó con fuerza la voz del secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, quien dijo que es necesario dar una “respuesta contundente” a los ataques perpetrados el viernes en París y que estos deben ser “dentro del Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos”.
En una conferencia de prensa brindada en el marco de la Cumbre del G20 en la que participa, Ban Ki-moon manifestó nuevamente sus condolencias a los familiares de las víctimas de los atentados y advirtió que ”los que actúan en nombre de la religión de esta forma sólo dañan su propia religión".
Los atentados registrados el viernes en París fueron reivindicados por el grupo extremista Estado Islámico.
En respuesta a esto, Francia lanzó en la noche de este domingo un bombardeo masivo sobre posiciones del Estado Islámico (EI) en las cercanías de su "capital", en Al Raqqa (en el noreste de Siria).
La operación fue coordinada con las fuerzas de Estados Unidos, informó el Ministerio de Defensa galo en un comunicado, en el que se detalló además que en el ataque participaron diez caza bombarderos que arrojaron bombas sobre los blancos.
El ataque destruyó "sitios identificados previamente por misiones de reconocimiento ejecutadas por Francia", aclaró el ministerio de defensa francés.
A causa de los atentados, el presidente francés, Francois Hollande, se excusó de participar de la Cumbre del G20 y envió una representación compuesta por funcionarios de Estado de primer nivel para explicitar la posición de su país en torno al tema.
Otro de los principales actores de la Cumbre, la canciller alemana, Angela Merkel, manifestó su convencimiento en que el G20 enviará un mensaje "decidido" tras los atentados de París.
"Somos más fuertes que cualquier forma de terrorismo", dijo Merkel en Antalya.
La canciller alemana subrayó la importancia de que Francia, en colaboración con otros países, determine quiénes fueron los autores de los atentados, sus colaboradores y las conexiones que puedan tener.
"Se lo debemos sobre todo a las víctimas y a sus familiares, pero también a nuestra propia seguridad y a los muchos refugiados inocentes que huyen de la guerra y el terrorismo", manifestó Merkel, según informaron las agencias DPA y EFE.
Dos de los actores centrales de la Cumbre, los presidentes de Rusia y Estados Unidos, Vladímir Putin y Barack Obama, se reunieron hoy a solas durante media hora en Antalya, antes del inicio formal de la Cumbre del G20.
Pese a que la Casa Blanca informó en un comunicado que la reunión fue "productiva", más tarde el asesor de Putin para Medio Oriente, Yuri Ushakov, dijo a medios rusos que "los objetivos estratégicos relativos a la lucha contra el Estado Islámico (EI) están muy próximos, pero las partes mantienen divergencias en cuanto a la táctica".
De esta manera, el funcionario ruso dejó en claro que por el momento Rusia y Estados Unidos seguirán bombardeando las posiciones del EI en Siria de manera separada, sin coordinar sus esfuerzos.
Obama acusa a Putin de estar bombardeando a toda la oposición siria y no sólo al EI, en un intento por reforzar la posición de su aliado, el presidente sirio Bashar al Assad, mientras que el presidente ruso sostiene que los bombardeados de Washington y sus aliados sobre ese país árabes son ilegales ya que no cuentan con el aval de Damasco. 
Por último, el anfitrión del encuentro, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que los ataques del viernes en París pusieron de manifiesto que la economía mundial y la seguridad están interconectadas, y que por eso los problemas globales como el terrorismo, la guerra en Siria y la crisis de los refugiados "realmente requieren respuestas globales" que pueden ser dadas por el G20.
"Los recientes ataques terroristas en París nos demostraron una vez más que existe una fuerte relación entre la economía y la seguridad, y no podemos descuidar esta estrecha relación", dijo Erdogan en su discurso de apertura de la cumbre, en la que los jefes de Estado y representantes de gobiernos guardaron un minuto de silencio en honor a las víctimas de los atentados.
Las palabras del presidente turco pusieron blanco sobre negro en la decisión de que el foro multilateral –que hasta el momento se abocó a cuestiones de corte económico financiero, a partir de las crisis internacional desatada en 2008- se pronuncie por primera vez en su documento sobre potenciales planes de acción para combatir el terrorismo y paliar la crisis de los refugiados provenientes de Siria y otros países de la región.

Comentarios