Mundo
Martes 17 de Noviembre de 2015

Los 5 consejos del nutricionista más famoso de Hollywood

Harley Pasternak se define como el "entrenador de las celebrities". El nutricionista canadiense, con una maestría en ciencias de fisiología del ejercicio y ciencias de la nutrición en la Universidad de Toronto, capacitó a los artistas más famosos de Hollywood, llevándolos a perder peso y a obtener una rutina de vida saludable.
Entre las celebrities que estuvieron bajo las órdenes de Pasternak, se destacan Megan Fox, Rihanna, Alicia Keys, Al Pacino y Kim Kardashian en una lista que supera los 100 nombres. El entrenador es el autor que más vendido entre los libros que sacó el New York Times. Se destacan The 5 factor world diet, 5 pounds y The body reset diet cookbook, los cuales han sido traducidos en 14 idiomas en más de 25 países del mundo.
Pero es el enfoque simple y común de Pasternak lo que hace diferente a su modo de ver la nutrición. Entre la atracción y la seriedad que plantea su método, el nutricionista define sus planes como "algo fácil de llevar a cabo". Pasternak explicó que "no podemos preparar nuestro cuerpo para vivir una película de acción, pero todos tenemos vidas que llevar adelante y hay que hacerlo de un modo feliz y saludable. Eso significa comer bien, moverse regularmente y descansar. Pero también se deben celebrar los cumpleaños, aniversarios, días de fiesta y todo disfrutando de la comida".
Cinco consejos para afrontar la dieta con felicidad
Disfrutar todas las comidas
Las personas que luchan con la obesidad o sobrepeso pueden dudar de darse gustos cada vez que van a una fiesta o los invitan a un cumpleaños. Sin embargo, "como todo en la vida, lo que hay que tener presente es el equilibrio. El exceso en una comida no puede tirar a la basura los meses (o años) que se ha dedicado a estar bien. Hay ciertas épocas del año que están destinados a ser disfrutado sin culpa", dijo el entrenador canadiense.
"Esto se traduce en que una persona debe despertarse, comer su desayuno normalmente y afrontar todas las comidas del día como siempre. Comer en intervalos normales mantiene el nivel de azúcar en la sangre y asegura que el tamaño de las porciones que se coma siempre sea el indicado. Luego, cuando llegue el momento de disfrutar la cena, hacerlo tranquilo pero sin privaciones", aseguró el nutricionista.
No entrenar de más para anular los efectos de la alimentación
Tratar de hacer más actividad física luego de haber "comido de más", es un simple maquillaje que puede resultar contraproducente. "El ejercicio vigoroso deja al cuerpo débil y hambriento. Esto implicará la necesidad de comer más, y es justamente lo que no se buscó", aseguró Pasternak.En muchas investigaciones del entrenador de los famosos, demostró que el ejercicio provoca más hambre, ya sea por el aumento de los niveles de hormonas o por el sólo hecho de complacer al cuerpo tras el entrenamiento. "Hay que hacer actividad física bajo un momento de diversión y con el objetivo de dejar atrás lo comido", dijo el médico.
Quedarse con hambre y comer de más por la noche
"Algunas personas piensan que ahorrar calorías para poder comer tranquilo en un evento o una simple cena es sinónimo de amortiguar el golpe de toda esa comida esperada. Es otro de los tantos errores. Pasar hambre para 'hacer espacio calórico' sólo provoca una situación muy mala, ya que se va a comer en exceso y aumentará el azúcar en la sangre", señaló Pasternak.
n par de horas de ayuno le lleva al cuerpo comenzar a sentir los primeros síntomas de inanición. Investigadores de la Universidad de Cornell, Estados Unidos, han descubierto que las personas que estaban ayunando simplemente tienden a elegir los alimentos más ricos en almidón para romper su ayuno y comer más de lo que normalmente lo harían si no estaban padeciendo el hambre.
Comer al aire libre
Es un momento de relajación ideal, ya que estás en un lugar que nada tiene que ver con el día a día relacionado con las obligaciones y toda la problemática que estas pueden causar. "Comer fuera de casa o mismo en un espacio abierto -como un patio o un jardín- significará que hay más tiempo para disfrutar la naturaleza, las comidas se incorporarán de otra forma y todo será felicidad", aconsejó el médico de las estrellas.
No "limpiarse" con jugos y dietas detox
Incorporar jugos de frutas y vegetales en una alimentación está fuera de discusión. Son saludables y cualquier médico nutricionista los recomendaría en cualquier dieta, siempre que a la persona les resulten positivos. Para Pasternak, el problema radica en otro lado. "Tener la tentación de embarcarse en una mal llamada "limpieza" del cuerpo -en la que las personas reemplazan todas las comidas por la ingesta de jugos- con el objetivo de desintoxicarse después de haber comido tanto, es un error", dijo el nutricionista.
 

Comentarios