Policiales
Jueves 24 de Diciembre de 2015

Los 126 años de los Bomberos Zapadores de Entre Ríos

El cuerpo de Bomberos de la Policía conmemoró ayer su aniversario por lo que fue reconocido por su trabajo en la región y la lucha preventiva contra los incendios y otras catástrofes. Realizan cerca de 300 intervenciones mensuales

El cuerpo de Bomberos Zapadores de la Policía, ayer cumplió 126 años de vida por lo que se organizaron distintas actividades y reconocimientos de la comunidad al organismo que hoy es encabezado por el jefe Roberto Borré.

La historia de los Zapadores dio inicio en 1889 de la mano del entonces jefe de la policía de Entre Ríos Ramón Basavilbaso quien fue el que organizó un plan de defensa de seguridad pública, racional y lógico en Paraná. En su origen contó con un oficial y 11  uniformados.

El Cuerpo de Bomberos Zapadores, en la actualidad, depende de la Dirección Operaciones y Seguridad, y tiene su cuartel Central en calle Alejandro Carbó 841, asimismo tiene estratégicamente ubicado un destacamento en la ciudad, lo que permite lograr una mayor rapidez y eficiencia en su lucha preventiva y operativa contra el fuego y otras catástrofes. Desempeña sus tareas en la Ciudad de Paraná y su campaña, como también en siniestros de gran magnitud que ocurran en cualquier parte del territorio de la provincia.




El Jefe de los Zapadores, Borré, contó que “el cuartel es la segunda casa de los bomberos, pues allí estudian, realizan prácticas, hacen gimnasia, reparan o mantienen sus herramientas. El año 2013 y 2014 fue un año de gran avance, ya que se  adquirió una nueva unidad gestionada por el jefe de la Policía Roberto Massuh”.

“La unidad, totalmente equipada con herramientas de última generación para las tareas de salvamento ya sea en accidentes de tránsito, en alturas o cualquier intervención que amerite la utilización de las mismas, también se adquirieron elementos nuevos para el grupo de rescate”, añadió a UNO para indicar que “este grupo de trabajo especializado en rescate de altura cuenta con cuerdas, descenso a pozos y barrancas, búsqueda y rescate en derrumbes con ayuda de dos canes entrenados”.

Actualmente en la División Bomberos trabajan 49 efectivos que se desempeñan en diferentes funciones, en 3 guardias de 24 horas, para dar respuesta a aproximadamente 300 intervenciones mensuales entre ellas y mayormente en incendios, también rescate de personas.

Los zapadores “cuentan con gente especializada, hay ingeniero en siniestro y gestión ambiental, licenciados en seguridad y salud ocupacional, y en sistemas de protección contra siniestros, además de licenciados y técnicos en seguridad formados y formándose en la Universidad Autónoma”.

Además de asistir a incendios y rescates, se colabora en la asistencia durante inundaciones; chequeos objetivos para detectar explosivos ante visitas oficiales o de personalidades de relevancia; certificados condiciones para habilitar locales y edificios; realización de pericias para determinar el origen de un siniestro investigado por la Justicia; chequeo preventivo de los estadios deportivos y rescate y traslado de cadáveres en colaboración con los forenses.
 

Comentarios