La Provincia
Lunes 06 de Junio de 2016

"Lo mejor es darle un alimento vivo al cuerpo para que cuando activés, generés tu propio calor"

Augusto Bircher, es ingeniero, estudiante avanzado de Nutrición en el Instituto Argentino de Terapias Naturales y experimenta como triatleta los beneficios de la alimentación crudivegana. El sábado presentará en Paraná una charla gratuita que tituló "Alimentación consciente para mejorar el rendimiento" en el marco de la feria que se realizará en La Hendija.  

Augusto Bircher presentará una charla gratuita sobre "Alimentación consciente para mejorar el rendimiento", el sábado a las 17 en la feria que se realizará en el centro cultural La Hendija, Gualeguaychú 171 de Paraná.
Consultado por UNO vía telefónica, el estudiante avanzado de Iatena, respondió una pregunta recurrente: ¿Cómo se hace para mantener la alimentación "viva" en estos días de tanto frío?. Desde Felicia, en el centro de la provincia de Santa Fe, explicó: "La temperatura que tiene un alimento no tiene nada que ver con la energía del cuerpo. La energía la genera uno mismo. Lo mejor es darle un alimento vivo al cuerpo para que, cuando activés, generés tu propio calor".
El triatleta de 25 años insistió que comer frutas y verduras crudas "es mejor que darle una comida con temperatura elevada y energía muerta en donde no vas a poder generar ese calor.  Si tenés una alta alimentación cruda es mucho más fácil que no pasés frío. Si te quedás en la cama vas a tener frío, si te movés, vas a calentar mucho más comiendo alimentación cruda que si comés alimentos cocidos sin energía".


UNO
 recordó la nota El ejemplo de Mascherano para cambiar la alimentación de los niños en donde se plantea que es fundamental cambiar la costumbre de los políticos de entregar chocolate y facturas a los más chicos después de una actividad física.
El ingeniero, de 25 años, que experimenta con su alimentación para entrenarse como triatleta, explicó: "Trae muchos problemas consumir lácteos. A los chicos después de hacer deportes hay que darle una fruta. Antes que darle procesados y leche chocolatada".
Teniendo en cuenta las vicisitudes de la política, nadie conoce si es más caro o más barato comprar chocolate y facturas, para 100 chicos, que frutas. La postura de Bircher es clara: " El gasto, estudiando el impacto económica y ambiental, hay que calcularlo teniendo en cuenta la elaboración y el transporte. Para generar los productos (leche, chocolate, facturas) hay que multiplicar los gastos por cientos de veces. En una alimentación simple, el impacto es menor".
Teniendo en cuenta que, el otoño fue el más frío en años y el invierno aparece igual o más crudo, Augusto insistió sobre los beneficios de consumir  "alimentos crudos, vivos y simples. Ahora en invierno no es fácil y se puede hacer algún que otro tipo de comida vegetal, crudas o cocidas. Lo ideal es comidas sin gluten para no generar pegamento en el intestino, que el intestino no genere mucosidad. Hay que evitar lo frito y el gluten".
Las mañanas se vuelven difíciles para salir a trabajar, estudiar o entrenar. Augusto tiró algunos consejos: "El entrerriano tiene cultura matera, no está nada mal tomar mate bien temprano  y a mitad de mañana un jugo de naranja o un batido frutal. También pueden ingerir una leche de semillas para tomar algo más caliente".
Se pueden preprar con semillas de sésamo, alpiste, nueces o almendras, aunque el precio de estas últimas dos está por las nubes. "No es necesario esclavizar un animal para tomar un vaso de leche", subrayó Augusto que el sábado basará la charla en su cambio de alimentación a una consciente, vegana y en gran porcentaje cruda.
"Hablaré sobre el rendimiento que se puede lograr, en el deporte y la vida cotidiana. Con esta alimentación se ahorra los gastos de energía (corporal) que podés distribuir en diferentes actividades. Lograr una vida cotidiana con mejores rendimientos en lo mental, físico y emocional", resaltó. 

Comentarios