A Fondo
Jueves 18 de Febrero de 2016

Lo importante de tener amigos

Lucila Tosolino / De la Redacción de UNO
ltosolino@uno.com.ar


Joaquín Salvador Lavado Tejón, mejor conocido como Quino, en su libro Humano se nace publica una tira cómica que refleja la realidad de la mejor manera.

En una viñeta de 11 cuadros, el humorista gráfico retrata cómo una mujer que sufre un robo experimenta a partir de éste una serie de situaciones injustas que la dejan con la boca abierta en más de una oportunidad.

La historia recreada por Quino comienza cuando un ladrón apunta con un arma de fuego a la dama, con la intención de quitarle su cartera, pero, acto seguido aparece un policía para apresarlo y hacer lo “correcto”. Lamentablemente ésto no ocurre, sino que, irónicamente, los hombres son amigos y antes de marchar juntos a la comisaría, se abrazan efusivamente, como si hiciese tiempo que no se veían. La situación ocasiona que la señora se indigne y vaya ante las autoridades judiciales a manifestar su enojo. 

De esta manera, las historia continúa con una escena en la que se puede ver al ladrón y al policía parados en una sala a punto de ser juzgados por sus actos. La mujer, víctima del robo y quien los denunció, mira desde su asiento la escena y queda petrificada cuando el juez, que en teoría debe encargarse de hacer cumplir la ley, conoce a los acusados y, con manos en alto y rostros alegres, se saludan y dan a entender que son amigos.

El historietista mendocino cierra la tira cómica con seis palabras y un signo de puntuación: “Lo importante que es tener amigos...”. No hace falta decir nada más. Cuando uno tiene conocidos en la Policía, la Justicia o dónde sea, las cosas son más “sencillas”. 

Seguramente uno puede imaginar miles de finales para la historia creada por el humorista gráfico que no varían de la realidad. Sin ir más lejos, el martes ocurrió algo que deja entrever lo importante de tener amigos en distintos ámbitos del Estado.

Estoy hablando del hecho de que el juez federal Claudio Bonadío procesó al exjefe de Gabinete Aníbal Fernández y al gobernador de Tucumán y exministro de Salud, Juan Manzur, en una causa por irregularidades en la licitación del Plan Qunita, sobre el reparto de kits de ayuda a embarazadas. 

Se sospecha que hubo sobreprecios en las compras que hizo el Estado. Pero además, la forma en que estuvo planteada la licitación fue considerada ilegal por Bonadío, porque se incluyeron todas las adquisiciones del kit juntas, sin haber separado por un lado las cunas, por otro la ropa y por otro los productos de farmacia.

Las licitaciones para el Plan Qunita comenzaron cuando Manzur era ministro de Salud y terminaron en la gestión de quien fue su sucesor, Daniel Gollán, también procesado. La conclusión de los trámites llevó la firma de Fernández. Ahora, la Justicia definirá qué pasó exactamente con los kits para embarazadas, pero algo es seguro y es que hicieron toda la tramoya entre amigos, ya que entre los involucrados figura también el militante de La Cámpora, Nicolás Kreplak y una veintena de empresarios y funcionarios.  

De esta manera, se puede decir que tanto para Fernández, Manzur como Gollán fue bueno tener amigos en el Estado, hasta que éste cambió de gobierno y se acabaron los privilegios.

Veamos ahora si los hechos se esclarecen y se hace Justicia, o si la banda del Plan Qunita logra hacerse conocidos en la actual gestión y así salir airosa.

Comentarios