A un click
Martes 24 de Noviembre de 2015

Lo detuvieron por atar un oso a su Lamborghini

Por lo general los conductores de Lamborghini terminan con multas o detenciones por manejar a exceso de velocidad; sin embargo, la historia de este hombre chino no tiene nada que ver con eso.
Resulta que el temerario conductor del Gallardo detenido en la ciudad china de Chengdu, ató un oso gigante de peluche a su vehículo de lujo para darle una sorpresa a su novia. Pero ese no fue el problema; sino que el oso era tan grande que cubría todo el compartimiento del motor (un V10), aumentando el riesgo de un incendio en cuestión de minutos.
 

Al parecer, un servicio de paquetería era más barato que la multa que tuvo que pagar…

Comentarios