A Fondo
Domingo 04 de Octubre de 2015

Lo despidieron por sus flatulencias y demandó a la empresa

Un hombre se vio en la desagradable situación de ser echado por un continuo malestar estomacal, pero podría lograr que le paguen una jugosa indemnización para digerir el mal trago.
Un hombre de Nueva Jersey, en los Estados Unidos, demandó a la compañía de alimentos para la que trabajaba después de ser despedido a raíz de sus flatulencias. El ex empleado agraviado aseguró que puso a la empresa "en el siglo XXI", pero sus esfuerzos quedaron sofocados por un problema de salud.
Richard Clem, de 70 años, trabajó desde 2004 hasta febrero de 2014 en la empresa de alimentos a base de cerdo Case Pork Roll y aseguró que "llevó al siglo XXI" como auditor financiero de la planta ubicada en Trenton, Nueva Jersey, informó el sitio The Huffington Post.
Clem pesaba 190 kilos al momento de ser contratado como comptroller de Case Pork Roll, pero en octubre de 2010 se sometió a un bypass gástrico que le ayudó a bajar 54 kilos. Sin embargo, la pérdida de peso le trajo efectos secundarios para los que no estaba preparado, como episodios de diarrea y flatulencias incontrolables, informó el sitio Philly.com.
Quizás por eso el hombre quedó tan dolido cuando fue despedido a raíz de sus constantes problemas estomacales, según denunció su esposa, Louann, en un caso que ya se convirtió en viral. "Nunca pensé que se iba a viralizar así", aseguró el hombre.
Louann explicó que el presidente de la compañía, Thomas Dolan, le expresó en sucesivas oportunidades su malestar por los episodios gástricos de Clem con frases como "no podemos recibir gente en una oficina con este olor" o "Decíle a Richard que hubo quejas por el olor".
La mujer de Clem renunció el mismo día en que él fue despedido ante el "abuso y discriminación que sufrió su marido debibo a su discapacidad y a los síntomas que resultan de ella", lo que rompe la Ley de Discapacidad, según consta en la demanda.
Mientras tanto, Clem prepara su caso ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades Laborales.
 

Comentarios