La Provincia
Miércoles 04 de Febrero de 2015

Llegó la medicación para Ivana, la afiliada que denunció al Iosper

Esta semana iniciará la segunda quimioterapia. Tiene cáncer de mama y en julio le detectaron una metástasis. Para acceder a las drogas tuvo que presentar dos amparos y una demanda legal

Ivana Carmona, la concordiense de 38 años con cáncer de mama, recibió el lunes la medicación oncológica que necesitaba para continuar con el tratamiento de su enfermedad. Su caso fue reflejado en la edición del domingo de Diario UNO, teniendo una gran repercusión entre los lectores que se manifestaron a través de mensajes reprobando la actitud que había tenido el Instituto de Obra Social de Entre Ríos (Iosper).

 

Tras seis meses de espera para retomar el tratamiento, una empleada del sector farmacia le confirmó que las drogas (pertuzumab, trastuzumab y docetaxel) habían llegado a la delegación de esa localidad, por lo que ahora podrá realizar la segunda sesión de la seis que implica la quimioterapia ordenada por su médico personal. Luego de los amparos y una demanda penal -incluida la difusión mediática que tuvo el caso- la mujer consiguió la prestación que lógicamente le corresponde por aportar a la obra social. “Esto es una batalla ganada, pero la guerra contra el maltrato, la burocracia, el desinterés total por la vida de tu prójimo de Iosper no termina: ellos no tienen límites para jugar con nuestras vidas, pero nosotros tampoco tenemos límites para pelear por la nuestra. Quiero agradecer a todos los que me apoyaron, difundieron y lo siguen haciendo; mil gracias y Dios los bendiga”, publicó en su cuenta de Facebook la exenfermera que sigue peleando por su vida.

 

 

Faltazo y tratamiento

 

En comunicación con UNO, la mujer contó que para el lunes estaba prevista una audiencia en Concordia, donde estaban citados la denunciante y su abogado, así como también un médico auditor y un médico judicial. “No concurrieron”, afirmó Carmona.

 

Por lo pronto, esta semana viajará Libertador San Martín para realizarse la segunda quimioterapia, aunque espera que tener la misma suerte con la cuatro que aún faltan. “Nadie del Iosper se acercó, ni siquiera la delegada de Concordia”, se lamentó.

 

A Ivana le diagnosticaron cáncer de mama en 2007, pero en 2014 se le detecta una metástasis, teniendo que intensificar su tratamiento ante el avance de la patología. Todo el tiempo que perdió en trámites y acciones judiciales hicieron que la carrera por recuperase se viera demorada: “El médico me dijo que este problema hace que tenga que empezar todo de cero”, remarcó. De acuerdo a lo informado por la afiliada el combo de drogas tendría un costo de 115.000 pesos, un monto inaccesible para ella y su familia. Ante cada petición para que los remedios sean aprobados, el Directorio Central del Iosper contestaba en forma negativa, golpeando en el ánimo de Ivana que pese a ello nunca bajó los brazos ni tampoco la esperanza.

 

En todo esto tiempo solo rescató la buena predisposición de los empleados de la delegación Concordia de Iosper, pero cargó contra las máximas autoridades por la falta “de sentido común”.

 

 

Promesa cumplida

 

El director por el sector docente en el Iosper, Marcelo Pagani, fue la única autoridad que respondió a la requisitoria de este medio por el caso de Ivana. El funcionario dijo desconocer la situación puntual de la mujer, más allá de que estaba al tanto de las demoras en las entregas de medicamentos oncológicos. “Mañana -por el lunes- tendría que estar todo normalizado”, prometió. Y así fue. La medicación llegó a Concordia, lo que provocó el lógico alivio de Ivana y de sus seres queridos, cumpliendo con una prestación que le corresponde por el solo hecho de los aportes que vienen realizando.

 

Ivana solo espera que no tengan que pasar seis meses para obtener sus remedios, sabiendo que aún tiene que completar cuatro sesiones, cada 21 días, hasta finalizar el tratamiento en su principal pelea: la que tiene contra el cáncer.

 

 

Comentarios