A Fondo
Sábado 11 de Abril de 2015

Llegan los meses para nadar

Centenares de personas, desde temprano y hasta altas horas de la noche, asisten a los diferentes cursos en el agua.

Hacer deportes es sinónimo de salud. Pero, sin lugar a dudas, la natación es el que reúne las mejores referencias. Es que cuando las personas nadan, todo el cuerpo está en constante movimiento sobre el agua. Hombros, brazos, espalda, piernas. No cabe duda de que cada brazada es un ejercicio físico que fortalece los músculos y quema la grasa acumulada en cualquier parte del cuerpo.
En la capital entrerriana se ven muchos adeptos al deporte que crece año tras año. El fenómeno se ve realmente mucho, especialmente en los meses de abril a diciembre. Es que muchos aprovechan las piletas climatizadas para pagar el derecho y tomar un curso para así mejorar o aprender a nadar.
La ciudad de Paraná cuanta con algunas piscinas climatizadas en clubes. Tales son los ejemplos del Club Atlético Estudiantes, el Paraná Rowing Club, el Atlético Echagüe Club y el club Paracao, que es el más reciente con piletas con temperatura ideal. Además hay varios gimnasios privados con natatorios preparados, aunque de menor dimensión, para albergar a personas de todas las edades. En estos ámbitos se ofrecen clases de todo tipo como natación o el popular aquaerobic, el preferido de las mujeres.
Las entidades antes nombradas cuentan con centenares de personas que desde temprano y hasta altas horas de la noche asisten a los diferentes curso en el agua. Más allá de las edades, algunos esperan a abril, tras el verano, para volver a nadar más tranquilos y tener nuevamente ese contacto único con el agua. También la Municipalidad de Paraná cuenta con un programa para personas que quieran vincularse e ir a nadar en algunos de estos clubes de la capital entrerriana.
En este deporte lo primero que se percibe, tras unos días de práctica, es el aumento en la tonicidad muscular y a las pocas semanas ya se nota cómo la capacidad física mejora constantemente: subir escaleras o dar una pequeña carrera ya no ocasiona el ahogo de antes, especialmente si es fumador.
El contacto con el agua da una forma física única para los que la experimentan. Relaja y deja el estrés diario de lado. Netamente es un cable a tierra, sobre todo para las personas que trabajan muchas horas o quienes corren de una ocupación a la otra.
La natación es ideal para los que tienen problemas de peso y al situarse de forma horizontal, mejora la circulación sanguínea. Es que la actividad es perfecta para perder peso, ya que casi todo el mundo, con unas semanas de práctica, puede hacer un entrenamiento de una hora de duración.
Lo importante y recomendable es empezar siempre con un profesor. Nadar es muy saludable si se hace bien, pero podemos hacer movimientos o llevar posturas incorrectas que con el tiempo pueden provocar dolores en la columna.
En la ciudad de Paraná hay muy buenos profesores. Cada uno sabe bien a qué apuntar en cada caso y siempre teniendo en cuenta la edad de la persona.
La natación no solo es un deporte muy completo para adultos, sino que también es una práctica muy recomendada para los niños desde edad muy temprana –se recomienda que sea mayor a 2 años aunque hay bebés que asisten a cursos de iniciación–.
Por todos estos claros ejemplos es bueno hacer natación. Y para los que gustan de la tranquilidad, entre abril y diciembre es el período ideal para encontrarse con el deporte de los andariveles.
Llegó la hora tirarse a la pileta.

 

Sebastián Benítez/De la Redacción de UNO
sbenitez@uno.com.ar

Comentarios