La Provincia
Martes 17 de Noviembre de 2015

Llega el calor y se agudiza el problema de la falta de presión de agua en el kilómetro 5 ½

Los vecinos de la zona guardan el elemento vital en bidones y hasta en piletines. Esperan reunirse con el intendente electo para discutir soluciones.

Es noviembre, aún los calores acuciantes no se hicieron sentir y las familias de la comisión vecinal Las Américas deben ensayar diferentes alternativas para no quedarse sin agua potable, por la falta de presión. 
Los vecinos almacenan agua en las piletines, en bidones, en termos; se mandan mensajes mediante las redes sociales para advertir la escasa o nula presión, cuidan al máximo las reservas de los tanques (quienes lo tienen) y se preocupan pensando en cómo pasarán el próximo verano.
No es novedad. Desde que se extendió el servicio de agua potable (hace cinco años) hacia la zona del Kilómetro 5 ½ y el barrio dejó de abastecerse mediante agua de pozo, la presión de agua es un problema recurrente.
La zona más afectada es el Kilómetro 5 ½, por ser la más alejada.
“Funcionarios municipales nos explicaron que se extendió la red de agua y no se colocaron reguladores de presión, entonces, si le daría a nuestra zona la presión suficiente, reventarían las cañerías cercanas a la planta de distribución”, detalló a UNO Marcelo Ruggeri, presidente de la comisión vecinal Las Américas.
El vecinalista insistió en que la falta de presión no se nota tanto en épocas de menor consumo, pero en meses de verano “es terrible”.

Las necesidades y las expectativas ante el cambio de gestión
Tienen problemas puntuales, de los cuales la falta de presión y los cortes de agua recurrentes es el más difícil de solucionar. Pero los vecinos también piden la ampliación de la ruta y con la normalización de servicios básicos como mejoras en la iluminación, reparación de las garitas y un buen servicio público de pasajeros, ya que, hasta el momento, las unidades pasan en horarios reducidos, con grandes demoras.
“Vivimos en una zona de quintas y campos. Recién ahora se están realizando loteos y se puede ver el crecimiento demográfico, por eso hemos sido postergados”, consideró Ruggeri.
Finalmente señaló que, durante la actual gestión, siempre fueron recibidos por funcionarios de segunda línea, porque la intendenta Blanca Osuna nunca los convocó. “Somos un grupo de vecinales, la Santa Lucía, Paracao, Parque del Lago, Newbery y la nuestra, que trabajamos juntas porque tenemos problemáticas similares. Queremos que Sergio Varisco nos reciba, una vez asumida la Intendencia, para contarle de nuestras necesidades”, indicó.

Comentarios