Pais
Miércoles 07 de Enero de 2015

Liberaron a los cuatro detenidos por el crimen de Lola Chomnalez

La Justicia Uruguaya sigue buscando al principal sospechoso del hecho

Los cuatro hombres que estaban detenidos en el marco de la investigación por el crimen de la adolescente argentina Lola Chomnalez, hallada asesinada hace una semana en el balneario uruguayo Barra de Valizas, fueron liberados ayer tras ser indagados ante la Justicia, mientras continúa la búsqueda del principal sospechoso.


El vocero de la Suprema Corte de Justicia de Uruguay, Raúl Oxandabarat, informó que los cuatro detenidos declararon durante la tarde ante la jueza letrada de turno del Departamento de Rocha, Marcela López, ante quien coincidieron en asegurar que conocen al principal sospechoso, pero que no saben dónde está.


Según el funcionario judicial, durante la tarde también declaró ante la magistrada la madre del sospechoso aún prófugo, que fue identificado a través de un dictado de rostro que se difundió el lunes a través del sitio web del Ministerio del Interior de Uruguay. El vocero judicial añadió que la jueza López ordenó a la Policía no solo localizar a ese hombre sino también al hijo de una mujer que tiene un almacén en Valizas y en el que trabaja la madre del sindicado homicida.


Es que la magistrada procura que ese hombre sea llevado a declarar y aporte datos sobre la localización del principal sospechoso, respecto de quien los declarantes dijeron que tiene un estilo de vida “irregular”, sin un domicilio fijo. De acuerdo a los pesquisas, el hombre del identikit estuvo en Valizas el 27 y 28 de diciembre de 2014 cuando realizó tareas de albañilería en una vivienda situada frente a la playa.


En tanto, la jueza López aguardaba para las próximas horas el informe con los resultados de los allanamientos realizados por la Policía en distintos domicilios de las localidad de Castillos, donde residen la mayoría de los detenidos que ayer recuperaron la libertad.

 

El pote de crema


En ese sentido, el diario uruguayo El País señaló que en uno de los procedimientos, ordenados por la Justicia de Castillos, los efectivos policiales secuestraron una crema argentina de uso femenino en la casa de uno de los indagados, y que el dueño de la vivienda no supo explicar su procedencia.


Por su parte, Mariano, uno de los cuatro detenidos que recuperó la libertad, dijo al retirarse del Juzgado que él es “una persona inocente” y que no estuvo en Valizas cuando se cometió el crimen de la adolescente argentina. “Estoy recontento, retranquilo. Igual, estaba tranquilo porque sé que no tengo nada que ver y soy una persona inocente, como lo fue la víctima, a la que le ocurrió un hecho espantoso”, dijo el joven, vestido con la remera del club de fútbol Peñarol de Montevideo, y quien antes de ser indagado había manifestado que él también era “una víctima”.


Por otra parte, Jorge Tuzinkevich, padre de Hernán Tuzinkevich, el esposo de Claudia Fernández, la madrina de Lola, dijo ayer que a raíz de lo ocurrido la “situación anímica y psicológica” de su hijo y de su nuera es un “desastre” y reiteró que en el expediente “no existe nada que los vincule” con el crimen de la adolescente. Tuzinkevich padre también indicó que su nuera viajó a Uruguay para entregar a la Justicia una cámara fotográfica que contiene imágenes que comprueban que Lola estaba con vida el domingo por la mañana, lo que corroboraría que la muerte se produjo la tarde de ese día.


Es que tanto la madrina de Lola como su esposo estuvieron detenidos en los primeros días de la investigación cuando se puso en duda que la desaparición de Lola hubiese ocurrido el domingo después de las 14, tal como la pareja denunció ante la Policía y la Justicia. Mientras que el intendente de Rocha, Artigas Barrios Fernández, pidió disculpas por el contenido de un comunicado publicado el lunes en la página de la comuna y que se refirió al crimen de Lola a un caso de “violencia familiar en familias argentinas”.


El intendente explicó que ese comunicado fue elaborado por el director de Comunicación, Mario Barceló, y que “no representa, por varias razones, la opinión del Gobierno Departamental”.


Lola Chomnalez de 15 años fue encontrada asesinada la tarde del martes pasado semienterrada en unos médanos cercanos a la playa de Valizas y de acuerdo a los forenses la adolescente murió por asfixia por sofocación y presentaba algunos cortes en distintas partes del cuerpo.


En la jornada del lunes, Oxandabarat confirmó que la jueza López recibió un informe preliminar en el que los peritos que realizaron la autopsia señalaron que no se logró elaborar ningún ADN del agresor para poder comparar con quien sea detenido como sospechoso.


La magistrada aún pretende saber si es que los restos encontrados no fueron aptos para la elaboración del ADN o si no se halló ningún elemento orgánico debajo de las uñas de la víctima. Para los pesquisas, este dato es de vital importancia ya que pretenden establecer si la adolescente argentina pudo defenderse de su agresor mientras era atacada.


Anoche se conoció que la magistrada que interviene en la causa, dispuso la detención de dos personas más que habrían tenido contacto con el hombre del identikit, de iniciales A.C.J. (quien sigue prófugo y es  considerado el más sospechoso del crimen). Su madre se presentó ayer a la tarde para declarar en forma voluntaria ante la jueza y la fiscal Soledad Barriola. Allí prometió que su hijo se va poner a derecho en los próximos días.

 

 

Comentarios