Policiales
Viernes 24 de Abril de 2015

Lencina abrió una cuenta de Facebook

Insólito. El condenado por homicidios, alojado en Coronda, podría ser sancionado por tener y utilizar un celular en el penal.

Claudio Lencina siempre se las arregla para ser noticia. Está preso desde hace 13 años por dos asesinatos y en el transcurso de su condena tuvo varios episodios en los que su nombre volvió a trascender públicamente. Ahora sucedió uno más, acorde a los tiempos que corren: el hombre de 45 años abrió una cuenta en la red social Facebook.

Lencina está alojado en la cárcel de Coronda, adonde fue trasladado en 2014 luego de varios ilícitos en los que se vio involucrado en el penal de Paraná. Supuestamente la unidad penitenciaria santafesina es de máxima seguridad, pero Lencina se pudo hacer fácilmente de un celular de alta tecnología, con acceso a Internet.

El hecho trascendió hace un par de meses y llegó a conocimiento de autoridades judiciales entrerrianas, que dispusieron arbitrar las medidas necesarias para que el condenado no tenga un smartphone en su poder, así como investigar cómo pudo obtenerlo y si existieron complicidades de parte de funcionarios de la cárcel para ello.

Además, se tramita en la Justicia una posible sanción a Lencina, dado que sabe muy bien que no puede tener ningún aparato tecnológico durante el tiempo que dure su encierro.

Según informaron fuentes judiciales a UNO, Lencina abrió la cuenta de Facebook con un pseudónimo y subió fotos a su muro que se había sacado en el interior de la unidad penal corondina.

Lencina fue trasladado a la vecina provincia luego de que le imputaran el intento de homicidio de un interno en la cárcel de Paraná, por haberle suministrado veneno en un vaso de fernet. Sin embargo, la causa en la que estaba acusado junto a Gustavo Petaco Barrientos, no reunió mayores pruebas y le dictaron la falta de mérito a ambos.

Esta no es la primera vez que Lencina es acusado de tener Facebook. Tiempo atrás apareció una cuenta con otro pseudónimo y una foto suya de perfil. En aquella oportunidad el condenado se desligó del asunto, y afirmó que la foto se la había sacado un agente penitenciario mientras cortaba el pasto en la cárcel de Paraná.

Según se informó, Lencina estaría en condiciones de comenzar a obtener las salidas socio laborales y socio familiares, para luego quedar con libertad condicional. Fue condenado a 23 años de prisión por dos homicidios (el de su cuñado, Víctor Hugo Ré, cometido en 1998, y el de Alberto Koltunoff, en 2002), y está próximo a cumplir los dos tercios de la pena, momento en que puede pedir su egreso de la cárcel, al menos de manera progresiva.

Además, contaría con una buena calificación a su conducta por su comportamiento en el penal, pese a las acusaciones de los últimos tiempos. De todos modos, de confirmarse que incursionó de manera ilícita en el mundo de las redes sociales, esto le restaría puntos. Aunque no se supo cuántos “me gusta” tuvieron sus publicaciones.

Tener celular en la cárcel es una falta grave

El caso de Claudio Lencina es uno más de los tantos que llegaron a la Justicia de presos que aparecieron en Facebook, lo que motivó las acciones legales y administrativas correspondientes en el Servicio Penitenciario de Entre Ríos. El uso de celulares por parte de los privados de la libertad ha sido motivo de polémica. La ley de Ejecución de Penas incluye como “falta grave” tener elementos electrónicos no autorizados, entre ellos el celular. El fin de semana encontraron en el pabellón de presos federales en Paraná 20 celulares, además de droga.

En Paraná abrió hace poco el pabellón de pre-egreso, donde están los internos con salidas socio laborales y familiares. Salen a la mañana y vuelven al atardecer. A veces están en la vereda del penal tomando mate y se los puede observar con sus celulares, porque a ellos sí les está permitido tenerlos, debido tanto a su buen comportamiento como a la cercanía con la libertad y la resocialización.

 

Comentarios