Hoy por Hoy
Jueves 29 de Septiembre de 2016

Leguízamo nos deja con los ¡Huevos al plato!

"Tengo los huevos al plato de las notas de Pampita, los novios de Milita y de la Amalia Granata, aparecen como hormonas más hijos de Maradona y le juro que no es broma que los huevos se me achatan".

Una exquisita sátira sobre la actualidad en el mundo de los portales digitales puso en circulación el humorista entrerriano Ricardo Leguízamo. El video me llegó ayer por las redes y juro que me sentí identificado; como muchos supongo.

"Tengo los huevos al plato con los tweet de Wanda Nara, el amor de Ailén Bechara, de la Barby y Fede Bal, tengo los huevos al plato porque salió hace un rato que la Candelaria Tinelli se tatuó el intercostal".

Leguízamo sintetiza en el puñado de segundos que dura el tema los sucesos que dominan la escena noticiosa en la web. Títulos de impacto, lolas, escándalo y lo que sea que dé un click adicional.

"Tengo los huevos al plato que sea una gran noticia que otra vez se hizo las lolas una tal Charlotte Caniggia; la noticia más leída es que Luli desvestida se enredó con el Redrado y salió por Instagram. Tengo los huevos al plato cuando abro los portales y la noticia que sale es que Messi se tiñó y se sabe de Jelinek mucho más que el Conicet a pesar que ella confunde a Van Gogh con Jaques Cousteau".

Vale la pena oírlo para reírnos de nosotros mismos; de lo que elegimos en Internet como usuarios; porque hay que decirlo, si tanto se publican estas cuestiones ridículas e intrascendentes extraordinariamente descriptas por Leguízamo es porque miles de personas las consumen y lo hacen todos los días. Habla entonces de lo que ofrecemos los medios de comunicación a los lectores y del poder de elegir del que hacen uso. Dura poco y sirve para, además de ablandar los músculos de la cara y el estómago de tantas carcajadas, entender que la web puede ser tanto un almácigo de grandes ideas como también gran tacho de basura.

"Tengo los huevos al plato porque del libro de la Griega los portales me refriegan que cuesta más que un libro de Borges, Cortázar o el libro de Petete. Tengo los huevos al plato que sea más noticia un gato y cobre una botinera más que un maestro rural. Tengo los huevos al plato, disculpen que sea berreta pero quiero decirlo de la forma más concreta".

También dedica algunos versos para explicar que ni él mismo parece conocer cuál es la mejor salida a la encrucijada que propone el consumo de portales web.

"Tengo los huevos al plato entre el morbo y lo amarillo y no parece sencillo encontrar ahora el camino; que contradicción tan grande tenemos los argentinos que nos gusta el amarillo pero odiamos a los chinos". Y claro está, también abordó la política.

"Cada vez que habla Ottavis se me estrujan por demás, no comprendo que lo voten y que cobre y que además aparezca debutando en Carlos Paz. Tengo los huevos al plato y por eso canto yo, es que hoy canta cualquiera, canta la abogada hot".

Leguízamo va al hueso, lastima, motiva y conmueve. Puede gustar o molestar lo que dice en clave de humor. En definitiva el artista encara una agria descripción que vale la pena tener en cuenta.


Comentarios