A Fondo
Lunes 30 de Mayo de 2016

¿Le terminará pidiendo perdón a Mauricio Macri?

Martín Macor / De la Redacción de UNO
mmacor@uno.com.ar


Estar junto al papa Francisco para hablarle “a favor” o “en contra” de la Argentina parece ser la nueva modalidad de hacer política exterior para acercarle la realidad de nuestro país, como si el sumo pontífice la desconociera. Por una parte venimos observando cómo la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, reconoció el viernes que le dijo al papa Francisco que se “equivocó” con sus primeros juicios sobre él. También reveló que durante la entrevista que mantuvo en la residencia de Santa Marta le pidió que visite Argentina “porque lo necesitamos”. “Le dije que nos equivocamos con él como nos equivocamos con Néstor ( Kirchner). Uno tiene que pedir perdón cuando se equivoca, y las madres lo hacemos”, aseguró Bonafini. “Dejalo ahí, todos nos equivocamos”, fue la respuesta del Papa al pedido de disculpas, según relató la dirigente. “Le dije que traía una misión muy difícil, que nuestra patria necesitaba de su palabra, que en cinco meses este Gobierno destruyó lo que hicimos en 12 años. Vine a hablar de la angustia y el dolor de un pueblo que vivía feliz”, aseguró la dirigente sobre la reunión, en la que también le dijo al obispo de Roma que en el país hay “violencia institucional y de la otra”. A todo esto, ayer Pedro Peter Robledo, presidente de los jóvenes PRO a nivel nacional, se entrevistó en el Vaticano con el papa Francisco y a la salida del encuentro manifestó que, en realidad, “no es cierto” que el pontífice crea que “en la Argentina vivamos un clima como el de 1955”, como salió a decir Hebe de Bonafini la semana pasada, aludiendo al año en que fue desplazado de su cargo el expresidente Juan Perón. “Me acerqué (a Francisco) y le conversé al oído para decirle que confiara en nuestro gobierno -contó Robledo-, que estábamos trabajando para los que menos tienen y que no crea en los que dicen lo contrario”. Bueno sería, a todo esto, que el presidente Mauricio Macri encause el drama de la inflación, la economía (que ya viene de años anteriores) y la grieta para sacar el barco a flote. Si lo logra, a lo mejor Hebe de Bonafini  le termina pidiendo disculpas como ya lo hizo con Kirchner y el papa Francisco. 
 

Comentarios