Mundo
Sábado 08 de Octubre de 2016

Le regaló un pase libre para que vaya al gimnasio a un indigente

Chelcie Cookson, la protagonista de esta historia, es una personal trainer australiana que con una acción solidaria generó polémica: "El ejercicio es la respuesta a muchas cosas".

La buena intención estuvo, y más teniendo en cuenta que la persona trabaja de forma cercana con la gente sin techo.


Hace algunos días, ella estaba en una recorrida solidaria cuando se encontró con un hombre que llamó su atención. Después de hablar con él, Chelcie supo que el hombre lleva tanto tiempo en la calle que no recuerda cuándo fue la última vez que tuvo casa.


Conmovida por su historia, Chelcie contó en un video en Facebook lo que decidió: le regaló un abono para que el indigente vaya al gimnasio.


La reacción de los usuarios fue la de cuestionar el gesto de la personal ya que el hombre no tiene ni casa, ni trabajo. A lo que Chelcie respondió: "Me quedé pensando en esto y, mientras meditaba, me di cuenta que la respuesta era el ejercicio. Era lo que podría transformarlo y hacerlo cambiar y ayudarlo a convertirse en una nueva persona. El ejercicio es la respuesta a muchas cosas".


Si bien el hombre no quería ir al gimnasio, la mujer le insistió tanto (al menos cinco veces) hasta que lo convenció. Pero la polémica siguió y ella respondió via Instagram:

"Hola @calvinbarker_ sí un abono de gimnasio es más importante. Si bien una cama donde dormir le permitirá descansar eso es lo mismo que hace todo los días y es algo que puede hacer en cualquier lugar, incluso si no es en una cama (hasta ahora no ha tenido problemas para dormir).

Le estoy dando una membresia para el gimnasio, algo que él NUNCA se molestaría en conseguir y algo en lo que no invertiría su dinero si lo tuviera. Estoy haciendo que invierta su propio tiempo en el gimnasio en vez de estar sentado en la calle.

El ejercicio es la base del crecimiento mental y físico, puede reducir la depresión y combatir muchas enfermedades psicológicas.


No estoy tratando de darle una solución total, NO, le estoy enseñando la forma en la que él puede esforzarse y mejorar SU propia vida. Así es como se hace. Él podrá agradecerse a sí mismo y no tendrá que darle las gracias a nadie más. El lunes lo llevaré y los inscribiré y yo seré quien lo lleve todos los días y semanas si es que tengo que hacerlo".




Comentarios