Pais
Miércoles 06 de Abril de 2016

Lázaro Báez explicó el destino del dinero del video

El empresario santacruceño afirmó que el dinero que se contó en la exfinanciera SGI era para un emprendimiento inmobiliario, en un escrito presentado ante el juez federal Sebastián Casanello y se negó a responder preguntas. Quedó detenido.


Tras la declaración indagatoria, el magistrado dispuso que, tanto él como su contador Daniel Pérez Gadín, queden detenidos y sean trasladados a la cárcel bonaerense de Ezeiza, informaron a Télam fuentes judiciales.

Báez sostuvo que ese dinero, calculado en unos cinco millones de dólares, estaba destinado a la compra de un campo en una localidad bonaerense, informaron fuentes judiciales.

Báez y su hijo Martín presentaron sendos escritos en el juzgado pero se negaron a responder preguntas, al igual que el contador Daniel Pérez Gadín.

Además, en los escritos, se cuestionó la validez legal, como prueba, del video filmado por una cámara de seguridad en la financiera ex SGI, conocida como La Rosadita, en Puerto Madero.

Lázaro Báez afirmó en el escrito que el dinero que contó su hijo y otros imputados en la causa por "lavado de activos" estaba destinado "a la compra de un campo", explicaron fuentes del caso.

Más temprano, le tocó el turno a Martín Baez, quien le entregó al juez otro escrito en el que cuestionó la validez legal de video como prueba. Y agregó que el dinero "podría ser ganancia de la actividad como importante empresario" de su padre, explicaron las fuentes.

Luego del trámite de indagatoria, tanto Lázaro Báez como su contador Daniel Pérez Gadín fueron trasladados esposados a la alcaidía de los tribunales federales de Retiro a la espera de ser trasladados al penal de Ezeiza.

En tanto Martín Báez tuvo que fijar un domicilio de residencia en Capital Federal e informó que vivirá en un departamento de un barrio del norte porteño.

El presidente de la empresa de aviones privados Top Air, Walter Zanzot, también se negó a responder preguntas y en un escrito dijo que "solía acompañar a Martín Báez a distintas oficinas de Capital Federal", en un proceder que era su costumbre también con otros clientes de la empresa "que requerían sus servicios", según las fuentes.

El ex titular de SGI, tras la salida de la financiera de Federico Elaskar, César Fernández, se negó a prestar declaración indagatoria.

Por su parte, Elaskar, concurrió a los tribunales federales de Retiro para ampliar su indagatoria ante Casanello, trámite que cumplió al responder algunas preguntas y entregar un escrito.

Para este jueves está prevista la indagatoria del hijo del contador de Báez, Ariel Pérez Gadín y para el viernes las de Leonardo Fariña y Fabián Rossi.

Este último es uno de quienes aparece en el video al igual que Ariel Perez Gadín, junto a Martín Báez, Zanzot y Fernández.

Lázaro Báez y Pérez Gadín fueron detenidos ayer por Casanello cuando arribaron desde Santa Cruz al aeródromo de San Fernando.

Ambos pasaron la noche en una dependencia de la Policía Federal y a las 7 fueron trasladados a Comodoro Py 2002.

Báez pudo reunirse con su hijo Martín en la alcaidía antes del inicio de las indagatorias y recibió un bolso con ropa por parte de este.

Poco después de las 10, Martín Báez inició su indagatoria con el juez en el cuarto piso, luego fue el turno de Pérez Gadín, de su padre Lázaro Báez, Zanzot, Fernández y Elaskar.

 

Comentarios