Inflación
Viernes 21 de Octubre de 2016

Las ventas en supermercados en Entre Ríos se derrumbaron casi un 25% respecto del año pasado

el peor mes del año. En una realidad que se repite en todo el país, en la provincia el aumento de la facturación durante agosto creció el 18,7% según el Indec, muy por debajo de la inflación, estimada en alrededor del 42% anual

Las estadísticas ya no mienten, o se sinceró la realidad, según el gobierno nacional, aunque la lectura de los datos puede ofrecer distintas miradas interesadas.
De acuerdo con la medición del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) la facturación de los supermercados –un rubro básico de consumo familiar indispensable–creció el 21,2%, en comparación con agosto de 2015.
Sin embargo, es el menor aumento en lo que va de 2016 y se ubica muy por debajo de la inflación, que tanto organismos oficiales –el Índice Congreso– o mediciones privadas establecieron en un 42% anual.
La facturación en los supermercados relevada en todo el país alcanzó 24.232,7 millones de pesos, incluso por debajo del piso de incremento que se había dado en mayo (24,5%).
Dentro de las provincias relevadas, Entre Ríos es una de las que muestran una mayor caída del consumo. La facturación total en supermercados en jurisdicción provincial fue de 438 millones de pesos, lo que significó una variación porcentual del 18,7% respecto del mismo mes de 2015. La retracción del consumo, comparada con la inflación, fue entonces de alrededor del 25%.
En otras jurisdicciones, las facturaciones mayores se dieron en Neuquén (26,7%), Ciudad Autónoma de Buenos Aires (25,5%) y Chubut (24,4%). En tanto, por debajo de Entre Ríos estuvieron Tucumán (15,9%) y Salta (17,6%).

Por artículos
Desglosada por grupos de artículos, los supermercados en Entre Ríos comercializaron en Bebidas por un monto de 39.316.000 pesos; en Almacén 109 millones de pesos; en Panadería 11.193.000 pesos; en Lácteos 51 millones de pesos; en Verdulería y Frutería 11.849.000 pesos; en Carnes 22,87 millones de pesos; en Alimentos preparados y rotisería 4,92 millones de pesos; en Artículos de Limpieza y Perfumería 71.678.000 pesos; en Indumentaria, calzado y textiles para el hogar 13.376.000 millones de pesos; en Electrónicos y artículos para el Hogar 36,6 millones de pesos, y en otros, 64,8 millones de pesos. En total, la facturación durante agosto en unas 43 bocas de expendio de supermercados en la provincia fue de 438.282.000 pesos, pertenecientes a cadenas grandes y medianas.
La variación de facturación de agosto fue la más baja del año, lo que aleja las promesas de reactivación económica que realiza el oficialismo.
El consumo de supermercados es un sector clave para entender la realidad, ya que constituyen las compras de productos básicos para las familias. En ese sentido, demuestra la estrepitosa caída del poder adquisitivo, lo que abre el interrogante acerca de si un bono de 1.000 pesos –para el sector estatal– u otro de 2.000 pesos para el sector privado –que las cámaras empresarias niegan a abonar– representa realmente una recuperación de los haberes.
Por grupo de artículos, el incremento fue del 24,3% en Alimentos y Bebidas; el 23,3% en Panadería; el 19,3% en Carnes y el 28,3% en Verdulería y Frutería.
Por otro lado, cayó el personal ocupado en la actividad mercantil de las grandes y medianas cadenas de supermercados: la retracción del empleo fue del -6,5% en los gerentes, supervisores y otro personal jerárquico; y del -2,1% en cajeros, administrativos, repositores y otros.
Números
*21,2% La suba de la facturación en supermercados en todo el país en agosto respecto del mismo mes de 2015.
*2,1% La retracción del empleo de cajeros, administrativos y repositores en cadenas grandes y medianas del país.

*438 Millones de pesos se facturaron en la provincia en 43 bocas relevadas.


Comentarios