La Provincia
Miércoles 24 de Junio de 2015

Las puertas que se abrieron después de #NiUnaMenos

Se conocieron reflexiones muy valiosas para pensar el drama. Entrenar es una oportunidad  

Después de la marcha nacional que pidió #NiUnaMenos aparecieron opiniones y producciones que buscan soluciones. La revista MU presentó “Apuntes para pensar qué nos pasa: La autoconvocatoria a poner el cuerpo para decirle basta a la violencia contra las mujeres representa un cambio. ¿Por qué? ¿Cómo se expresa? ¿Qué significa? El rol de la condena social en la batalla contra la impunidad, la experiencia de Hijos, la relación de los medios y las oenegés son algunos de los interrogantes que nos hicieron reflexionar y que compartimos con la esperanza de construir juntas, juntos, nuevas respuestas”(en www.lavaca.org/mu/mu-89-niunamenos/ se puede leer la edición entera y en forma gratuita).

Una de las notas que intentó buscar soluciones fue la que le hicieron al profesor Salvador Oliva, que enseña una técnica creada para situaciones de ataque callejero. 

Su historia personal lo llevó a compartir lo que aprendió con mujeres abusadas. El título fue Contra golpes: Autodefensa. 

El texto comienza así: “Un grupo de  mujeres se reúne para aprender a pararse en posición de pelea, cubrirse la cara con los puños y tirar golpes. Se visten con cascos, pechera, rodilleras y guantes de box y se disponen a desarmar a un hombre dispuesto a atacarlas con un cuchillo, un palo o un arma de fuego”.   El profesor Oliva respondió a todas las preguntas y habló de técnicas que se pueden utilizar  en la calle para zafar de situaciones violentas. 

En otra interesante  visión sobre  esa violencia, el domingo en Página 12, Marcela Lagarde “la gran maestra feminista de América latina” respondió a la pregunta periodística que deslizó –pareciera que las mujeres, que son tradicionalmente las cuidadoras, no saben cuidarse a sí mismas– Lagarde, contestó: “Esa es una de las más graves estructuras patriarcales. No es que no se nos dé cuidarnos, es que lo perverso del orden patriarcal es tener millones de especialistas en cuidar a los otros. Millones enseñadas a descuidarnos en parte. O a cuidar mucho ciertos aspectos de nosotras, de nuestra vida, que no necesariamente son los prioritarios, con el descuido de otra parte de nuestras vidas. Y el amor como lo conocemos tiene una gran parte de cuidado. Y en el modelo más tradicional es cuidado absoluto, cuidado del cuerpo, de la sexualidad del otro, del placer del otro, de la casa del otro. O sea, lo totalitario patriarcal es un cuidado absoluto, pero al mismo tiempo con cierto descuido en tu salud, o en tu formación, o en tu espiritualidad. Y también mientras más nos descuidemos, más está el deseo profundo, inconsciente de ser cuidadas, entonces las mujeres cuidamos por carencia, no por convencimiento y necesitamos cambiar eso si queremos cambiar la forma de amar a la pareja”.

Teniendo en cuenta esta contundente definición, UNO se contactó con Karina Wassermann  que es profesora de Taekwon-do para saber si es posible replicar el trabajo que realiza el profesor Oliva en MU Punto de Encuentro que funciona en la Ciudad de Buenos Aires.  

Wassermann, que representó al país en el mundial de Taekwon-do, tiene un salón en el sur de la ciudad en donde enseña a más de un centenar de alumnos. En su mayoría niños y niñas que practican en diferentes horarios. 

Vía telefónica confirmó a UNO que mantuvo conversaciones con algunas madres (de sus alumnos) que tienen la intención de tomar un taller de defensa personal después que pasen las vacaciones de invierno. 

Combinación 

El instructor de la MU armó su propio  estilo de entrenamiento que mezcla: “Yoga, reiki, la actuación y las más variadas artes marciales”. Así busca   cambiar la personalidad de las mujeres que llegan a su taller, muchas de ellas sufrieron situación de abusos y violencia. 

La idea es pasar a la acción para salir del “cautiverio” que habla Lagarde en www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-275373-2015-06-21.html

Opinión   

Consultada por UNO Sandra Míguez, que integra la Red internacional de periodistas con visión de género, escribió: “Me parece bueno acercarse a estas técnicas cuando lo hago para aprender una filosofía de vida,  en la búsqueda de sentirme mejor, de tener un mejor entrenamiento físico, pero no para tener que aprender cómo defenderme. Si solo voy para aprender a defenderme, esto hace que se sostenga el problema de fondo que es la violencia de género sin que se ponga en discusión ni reflexionemos respecto de las prácticas que hacen que las mujeres seamos objeto de la violencia, sino que por el contrario se nos ofrece un servicio bajo la forma de  ‘defensa personal’ como método alternativo sin ir a la raíz del problema. El tema de la violencia  requiere además la intervención de varias disciplinas y sus múltiples dispositivos que permitan la contención de quienes han sufrido este problema social. Si aprender una técnica milenaria le permite a una mujer reconocer su poder vital, su energía, su fuerza para empoderarse y salir de los estereotipos que la sujetan a determinados roles, bienvenida sea, pero me permito poner en discusión que las mujeres tengamos que aprender a defendernos de la violencia de género, en lugar de debatir sobre las prácticas patriarcales de esta sociedad”.  

Cambiar el tratamiento de las noticias 

Mañana a las 17 se realizará, en el Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación, un taller de capacitación pensado para “equipos de trabajo de medios periodísticos, realizador@s publicitari@s y audiovisuales, productor@s de contenidos de medios de comunicación y estudiantes”.

“Es una iniciativa de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual que tiene como objetivo impulsar una comunicación con equidad de género a partir de los principios de la Ley Nº 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual y la Ley N° 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales”, adelantaron. 

Detalles de la noticia

* Marcela Lagarde definió:”El feminismo constituye una afirmación intelectual, teórica y jurídica de concepciones del mundo, modificaciones de hechos, relaciones e instituciones”.

* 17 - Es la hora señalada para el taller que facilitará María Soledad Ceballos de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, en  Nogoyá 120 de Paraná. 

* La marcha que se organizó bajo el grito de #NiUnaMenos logró movilizar a cientos de miles de argentinas y argentinos que tomaron la calle para visualizar los femicidios en el país. 
 

Comentarios