Espectaculos
Jueves 05 de Noviembre de 2015

Las primeras imágenes de Matías Alé durante su internación y detención

Fue grabado en la sala de enfermería. Se lo ve esposado y pedía que lo dejen parar. Las imágenes son impactantes. 

Delirio místico o ataque psicótico, esos son los dos diagnósticos que se instalaron en todos los medios de comunicación a partir del momento que PrimiciasYa.com dio la exclusiva de la detención e internación de Matías Alé, el pasado martes a las 8.30.
Dos días después aparecieron las primeras imágenes que fueron tomadas en una sala de enfermería y que son del momento en el que Matías era atendido. En la secuencia que emitió América en exclusivo se lo ve esposado y pidiendo que lo dejen parar.

Recordemos que Matías Alé se encuentra en la clínica Avril donde lleva adelante un tratamiento psiquiátrico después del episodio que protagonizó durante la madrugada del martes.
María del Mar Cuello, la mujer de Matías Alé, rompió el silencio esta mañana en Radio La Red AM 910 y se refirió a lo que le pasó al actor en los últimos meses en lo anímico. Confirmó el costado místico del actor y la mala relación que tenía con su madre.
"Rezaba mucho. Empezó en septiembre, yo le creía. Me decía que tenga cuidado porque había mucha gente mala y que nos querían separar. Que la gente era envidiosa de la felicidad", expresó la mujer del actor.
"Me pedía por favor que no lo deje que se vuelva loco, que lo acompañe. Esas palabras la venía diciendo con normalidad. Se empezó a agravar cada vez más", agregó.
"Dice que está luchando con el mal que le hicieron. Entonces él para luchar con el mal rezaba todo el tiempo. Lleva colgando una cruz que era de su padre, estaba muya ferrado a todo", dijo sobre el presente de su marido.
Sobre la relación de Alé con su madre, explicó: "Aparentemente por lo que él decía la mamá le había hecho cosas malas. Hace meses que están distanciados por otros problemas personales de ellos económicos. En su delirio, Mati no la quiere a la madre".

Y señaló: "Los amigos de toda la vida de él me están acompañando a mí. Hace tres días que no como ni duermo, me descompensé ayer en la clínica. El que empieza a ver cosas acá es Mati. Nos pasábamos de hotel en hotel porque no le gustaba la casa".
"No hay ninguna secta, lo acompaño a Mati en todo. Cuando entró la policía nos tenía abrazadas a las dos. Decía que no se las iban a sacar. Nos tenía agarradas, teníamos la cabeza apoyadas en sus hombros", dijo sobre el último episodio.
"Cuando anunció que nos casamos, Mati empezó a estar mal. Cuando Matías dijo en Intrusos que yo estaba embarazada, estaba en un delirio. Necesita ahora estar tranquilo", cerró. 

Comentarios