La Provincia
Domingo 09 de Agosto de 2015

Las primarias de hoy definen los candidatos para el 25 de octubre

Debutan las primarias obligatorias en la provincia y por un amplio criterio de pegado de boletas en algunas ciudades habrá  30 o 40. Las principales pujas se dan por las intendencias. También se eligen candidatos nacionales, excepto senadores

Carlos Matteoda / De la Redacción de UNO
cmatteoda@uno.com.ar



La de hoy será una experiencia electoral novedosa para los entrerrianos, especialmente para los que concurran a votar. La reforma electoral aprobada hace un par de meses, que transformó en obligatorio el voto en las primarias, habilitó un amplio criterio de pegado de boletas que determina una multiplicación de las alternativas electorales combinadas en los diferentes frentes. A ello hay que sumarle que en la elección de hoy se puede configurar el voto con candidatos de cualquiera de las opciones electorales, por lo que las variantes son muy numerosas.

Para no dar nada por sentado, hay que señalar que en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias de hoy se eligen los candidatos que representarán a los partidos políticos en las generales del 25 de octubre. En Entre Ríos se vota por cargos nacionales, provinciales y municipales; y el voto es obligatorio. Si bien hoy el cuarto oscuro puede resultar confuso para algunos (en Paraná habrá 30 boletas, por ejemplo; o en Gualeguay 40), la buena noticia es que en octubre las alternativas provinciales serán a lo sumo cinco, y en algunos municipios, como máximo, seis.

El mecanismo de las PASO es confuso y cuestionable, pero es el que está vigente. En los 78 municipios de la provincia se vota por nueve categorías electorales: presidente de la Nación, parlamentarios del Mercosur por distrito nacional, diputados nacionales, parlamentarios del Mercosur por distrito regional, gobernador, senador provincial, diputados provinciales, presidente municipal y concejales. En la zona rural, las categorías son ocho, ya que en vez de intendentes y concejales se elige a los vocales de la junta de gobierno.

El voto

Lo importante es saber que se puede votar la boleta completa de una fuerza o combinar el voto con diferentes cuerpos de diferentes partidos; lo importante es que no se repitan las categorías electorales, ya que en ese caso se considerará repetición y el  voto será nulo.

Dicho esto, hay que señalar que el corte de boleta es un protagonista presunto de la elección, sobre todo en las ciudades más pobladas, donde las alternativas electorales son numerosas. Las encuestas dejaron entrever esta posibilidad, pero las experiencias recientes dejan en claro que  entre la presunción del corte de acuerdo a las encuestas y a la verificación efectiva en las urnas, hay una distancia y generalmente el corte es menor a lo que se supone previamente.

Si bien hay cinco fuerzas políticas provinciales, y cada una lleva un solo candidato a gobernador, las alternativas se ramifican en las candidaturas municipales y para senador provincial.

Por ejemplo, en toda la provincia hay 109 candidatos a senadores, a un promedio de 6,3 por Departamento. Si hubiera un solo candidato por cada fuerza provincial serían 85. En los departamentos Gualeguay y Federal las opciones para candidatos a senador son 10. En el primero  hay cuatro de Cambiemos y tres del FPV, mientras que en el segundo, al revés: cuatro del FPV y tres de Cambiemos. Completan el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), Alternativa Progresista Popular-Partido Socialista (APP) y la Unión Provincial (UP), que es el partido que a nivel nacional se vincula al frente Una Nueva Alternativa (UNA) . 

Gualeguaychú, Tala y Concordia tienen siete candidatos a senador; Diamante, Federación, Feliciano, Paraná, San Salvador, La Paz, Victoria y Villaguay tienen seis. Y Colón, Islas, Uruguay y Nogoyá cinco.

Para las intendencias

En lo que tiene que ver con los aspirantes a la candidatura a intendente también hay variedad de situaciones. Distinto es lo que le pase a un elector de Gilbert, Herrera, 1° de Mayo, San Justo o Santa Ana, que son municipios donde hay un solo aspirante a la Intendencia del total de partidos. De no votar en blanco, los gilbertinos lo harán por José Aizaga (FPV), los de Herrera por Carlos Curuchet (FPV), los de 1° de Mayo por Aníbal Rottoli (Cambiemos), los sanjustinos por Leonardo Cergneux (FPV) y los de Santa Ana por Mario Toler (Unión por el Futuro de Santa Ana). Estos candidatos durmieron tranquilos anoche, ya que solo podría dejarlos fuera de carrera la situación de no alcanzar el 1% de los votos emitidos. La ley no contempla especialmente esa hipótesis, que dejaría a la ciudad sin candidatos para la elección general. Igualmente, está claro que es una posibilidad, pero remota.

En el otro extremo de la variedad están municipios como Bovril, donde se presentan nueve aspirantes a la Intendencia, y siete de ellos son del FPV, por lo que en esa fuerza política seis quedarán fuera de carrera tras estos comicios. En la elección general habrá tres opciones, porque los otros dos candidatos en las primarias son de partidos distintos, de la Alianza Cambiemos (AC) y de UP.

Pese a los intentos de unificación de la propuesta electoral realizados por el gobernador, Sergio Urribarri, el oficialismo es el más prolífico en aspirantes a la candidatura a presidente municipal. Solo en siete ciudades suma 30 aspirantes: Ibicuy y Concordia con cinco cada una, y Crespo, Federal, Gualeguay, La Paz y Colonia Avellaneda con cuatro en cada caso. Cambiemos lleva cuatro candidatos en Gualeguay, al igual que el FPV. En total en esa ciudad los postulantes son nueve, como en Brovril.

Hay ciudades donde el nuevo dispositivo electoral no cambió la impronta bipartidista peronista- radical. Por ejemplo Hasenkamp, donde las opciones son dos, el intendente peronista Juan Carlos Kloss o el dirigente radical Claudio Ruiz Moreno. O Tabossi, donde el intendente peronista Néstor Landra enfrenta a su pariente  radical Uriel Fercher.

Sin candidatos

Si se piensa en la importancia de una boleta completa, o en la tracción que ejercen determinadas candidaturas, tal vez el dato más importante sea en cuántas ciudades no tienen candidatos a intendente las tres fuerzas de mayor representación territorial en esta elección. 

El FPV no tiene postulantes a la candidatura para presidente municipal en 1º de Mayo y en Santa Ana, como se señaló más arriba; y tampoco en la linda Urdinarrain, donde ninguna de estas tres fuerzas está representada y los que se presentan son los candidatos de la Intransigencia Popular  y del Frente para Todos por Urdinarrain. Se enfrentarán en octubre, porque ambos son candidatos únicos de sus partidos.

Pese al despliegue territorial del radicalismo, la Alianza Cambiemos no tiene candidatos en ocho municipios: Ceibas, General Campos, La Criolla, Los Charrúas, Ubajay, Urdinarrain, Villa Domínguez y Libertador San Martín.

Por su parte, sobre un total de 78 municipios, UP no presentó en 31: Aldea San Antonio, Valle María, Caseros, Colonia Ayuí, Colonia Elía, Larroque, Los Charrúas, Los Conquistadores, Lucas González, Maciá, Oro Verde, Piedras Blancas, Pronunciamiento, Puerto Yeruá, Ibicuy, Rosario del Tala, Sauce de Luna, Seguí, Urdinarrain, Villa Clara, Villa del Rosario, Villa Mantero, Paranacito, Conscripto Bernardi, Crespo, Enrique Carbó, General Campos, Gilbert, Hasenkamp, Hernandarias, y Herrera. 

En las juntas de gobierno, 152 en total, el FPV tiene listas en prácticamente todas, el porcentaje de ausencia de Cambiemos es similar al de los municipios, y UP tiene candidatos en pocas.

La elección nacional

En la elección nacional hay 15 fórmulas para presidente y vicepresidente. Son encabezas por Daniel Scioli, del FPV; Mauricio Macri, Elisa Carrió y Ernesto Sanz, de Cambiemos; Sergio Massa y José De La Sota, de Una Nueva Alternativa (UNA); Adolfo Rodríguez Saá, de Compromiso Federal; Jorge Altamira y Nicolás del Caño, por el Frente de Izquierda; Margarita Stolbizer, por Progresistas; Alejandro Bodart, de Nueva Izquierda; Víctor De Gennaro, de Protagonismo y Participación; Manuela Castañeira, del Movimiento Al Socialismo; Humberto Albarracín, de Compromiso Vecinal; y Mauricio Yattah, del Movimiento Solidario Popular. 

Para cargos nacionales habrá también 13 listas de parlamentarios del Mercosur por distrito único,  y seis de diputados nacionales.

En la elección local se disputarán además las candidaturas a gobernador y vicegobernador, diputados provinciales y parlamentarios del Mercosur por distrito regional (por cada provincia). Para gobernador y diputados hay cinco listas. Gustavo Bordet (FPV), Alfredo De Ángeli (AC), Adrián Fuertes (UP), Lisandro Viale (Alternativa Progresista Popular – PS) y Gabriel Geist (Nueva Izquierda) son, cada uno en su fuerza, candidatos únicos a gobernador. 

Las listas de diputados provinciales también son cinco, encabezadas por Sergio Urribarri (FPV), Fuad Sosa (AC), Gustavo Zavallo (UP), Hugo Brazola (APP) y Luis Meiners de Nueva Izquierda (NI). Las listas de parlamentarios del Mercosur que se eligen en el distrito provincial son seis porque a las de los cinco partidos o frentes se agrega la del partido GEN.

La campaña

La parte más intensa de la campaña electoral comenzó hace cosa de un mes, aunque desde hace bastante tiempo antes se conocía cuáles serían los principales nombres en disputa. En este contexto hubo un par de hechos determinantes. 

Por un lado, la decisión del gobernador Urribarri de unificar, al menos a nivel provincial, la oferta del oficialismo. El 5 de junio el mandatario anunció que Bordet y Adán Bahl integrarían la fórmula oficial. La lista de unidad no pudo concretarse a nivel municipal en muchas ciudades, siendo los casos más notorios Paraná y Concordia.

Urribarri había dado el banderazo de largada para la interna del oficialismo durante un acto realizado frente a Casa de Gobierno el 15 de febrero,  y la idea de una interna con dos o tres candidatos a gobernador se mantuvo en el oficialismo mientras el gobernador fue aspirante a la candidatura presidencial.

Tras el discurso de la presidenta Cristina Fernández en Chaco reclamando que se acotara el menú de oferta de los presidenciables del FPV (el de la recordada expresión “baño de humildad), Urribarri fue el primero en deponer su candidatura, y luego replicó ese modelo a nivel provincial.

El segundo hecho fue la fractura de la Alianza Cambiemos, que se produjo entre el 18 y el 20 de junio. Días antes se había anunciado la integración de la fórmula Atilio Benedetti-Fuertes, pero ante la negativa del PRO del autorizar el pegado con el candidato presidencial Mauricio Macri, en rechazo a la postulación de Fuertes, Benedetti se bajó de la pelea, no sin antes ubicar a dirigentes de su sector en los mejores lugares de la lista de candidatos a diputados.

Fuertes, en tanto, armó una fórmula fuera de Cambiemos con  el exgobernador Jorge Busti como candidato a vicegobernador. De este modo, el binomio De Ángeli-Juan Carlos Godoy quedó como único en la alianza del PRO y la UCR.

Por lo demás, el desarrollo de la campaña no mostró muchas ideas en debate. Tanto por el lado del FPV como de Cambiemos, buena parte de las noticias se originaron en la Justicia Electoral, y también en la ordinaria, en el marco de la puja por el pegado de boletas, que ambos sectores manejaron con criterio restrictivo. 

Esa situación, no prevista en la ley electoral provincial pero avalada por la práctica, generó reclamos ante la señora de los ojos vendados. Hubo fallos a favor y en contra, pero finalmente se oficializaron las boletas de acuerdo al criterio tradicional, que indica que los apoderados legales de cada partido autorizan o no el pegado de boletas.

Así, por ejemplo, de los cuatro candidatos que compiten en Paraná por la candidatura a intendente del FPV, solamente Blanca Osuna puede pegar su boleta con la de Bordet y Scioli.

En la Paz, por ejemplo, sucede lo contrario y solo uno de los cuatro candidatos no fue autorizado a pegar con la lista oficial provincial.

En Cambiemos el criterio restrictivo se dio fundamentalmente con el candidato presidencial Mauricio Macri, que en Paraná -por ejemplo- solo pega con el candidato a intendente Sergio Varisco.

También hubo reclamos entre Cambiemos y la Alternativa Progresista Popular  por el pegado con la candidata presidencial Margarita Stolbizer, ya que los integrantes del GEN que integran la alianza con el PRO y la UCR disputaban esa situación a los socialistas.

Sin debates y mucha publicidad

El candidato oficialista Bordet reclamó en vano en los medios un debate con De Ángeli, quien se apegó a la estrategia publicitaria diseñada por el PRO desde Buenos Aires, e incluso pasó por varios actos de campaña hablando poco o nada. Fuertes también reclamó debatir, sin haberlo conseguido.

Por lo demás, la campaña se centró en un impresionante despliegue de cartelería callejera, que fácilmente se advierte, tuvo un costo millonario. El oficialismo fue a la cabeza en esta costosa práctica, pero varias de las fuerzas de la oposición, a la par de que se quejaban, también destinaron grandes recursos a este fin.

Con estas característica, la campaña parece no haber entusiasmado demasiado a los ciudadanos de  a pie, y se detectaban hasta el viernes altos niveles de desconocimiento de la modalidad de estas elecciones. No resultaría extraño que tras pasar por la experiencia estresante del cuarto oscuro, muchos entrerrianos reclamen cambios a la ley electoral.  Y tampoco resultaría extraño que en campaña, algunos dirigentes tomen esa bandera. Como se dijo al principio de esta nota, ya en octubre el panorama será mucho más ordenado, y eso alcanzará tal vez para aplacar esos ánimos reformistas. 

Difícilmente se escuche alguna autocrítica, pero es de esperar que una vez despejado el panorama de las candidaturas municipales, los protagonistas profundicen sus ideas y prioricen el debate, especialmente para ilustrar a los entrerrianos sobre su propuesta de gobierno. Para votar con más datos y menos influenciados por la publicidad.

La primera experiencia de PASO obligatorias


La experiencia más cercana a lo que se vivirá hoy fueron las elecciones primarias para cargos provinciales de 2011, que se hicieron en coincidencia con las primarias nacionales. Mientras el voto nacional era obligatorio, el provincial era optativo, pero la simultaneidad de los comicios tuvo incidencia en el resultado.

A diferencia de la actual, en aquella elección cada una de las 10 fuerzas nacionales que participaron llevó un solo candidato: el Frente Para la Victoria a Cristina Fernández; la Unión Popular ay Eduardo Duhalde;  la Unión para el Desarrollo Social a Ricardo Alfonsín; el Frente Amplio Progresista a Hermes Binner, y así en todos los casos. En 2015, en cambio, algunos frentes tienen internas.

Igualmente las mayores diferencias estuvieron en lo provincial. En aquella oportunidad los entrerrianos que quisieron participar optaron entre Sergio Urribarri y Gerardo González, los dos candidatos del FPV. No tuvieron internas el Frente Entrerriano Federal, que postuló a Jorge Busti; ni el Frente Progresista Cívico y Social,  que llevó a Atilio Benedetti; ni el PRO, que postuló  a Armando Saliva; ni el  Proyecto Sur,  con Darío Olivera; ni el Frente Amplio Progresista,con  Ana D’ Angelo.

Además el FPV tuvo internas en 2o ciudades, en 25 juntas de gobierno. El Frente Progresista (alianza de la UCR y el Socialismo)  tuvo, internas en 14 ciudades.

El dato principal de esa  elección en la provincia fue  que al haber sido  simultáneas la primaria nacional y la provincial, y haber autorizado la Justicia Electoral a votar en las dos elecciones utilizando la misma urna (y con un solo sobre), la participación para cargos provinciales fue mayor a la que hubiera sido en otras circunstancias. El más favorecido fue el FPV ya que el entonces candidato a gobernador Sergio Urribarri pudo pegar su boleta con la de Cristina Fernández, imponiéndose en su interna 97,5% a 2,5% y superando los 330.000 votos. Participaron de la interna justicialista casi la mitad de los votantes que concurrieron a sufragar en las primarias nacionales; mientras los otros partidos no estaban en el cuarto oscuro. Eso no ocurrirá hoy, ya que estarán todos, y con varias boletas.

Esta circunstancia desvirtúa la posibilidad de que las PASO de hoy se constituyan en una especie de gran encuesta electoral, como sucedió en 2011. 


Datos

* En el país están habilitados para votar 32.037.323 electores, y en la provincia 1.030519.

* En la Cámara de Diputados de la Nación se renueva la mitad  de sus miembros. Solamente ocho provincias eligen senadores nacionales, ya que esa Cámara se renueva por tercios. Ambas, cada dos años.

* Casi 1 millón de jóvenes que el 25 de octubre tendrán entre 16 y 17 años podrán votar hoy. Para ellos, el sufragio es optativo.

* Solo en Catamarca, Córdoba, Santa Fe, Corrientes y Santa Cruz deberán elegir el tramo nacional de la boleta.

* La provincia de Buenos Aires agrupa a un 37% de los electores . Tierra del Fuego es la más pequeña, con  126.232 electores, el 0,34 % del total.
 

Comentarios