La Provincia
Domingo 13 de Marzo de 2016

Las postales del cierre de listas

Misceláneas.  La épica peronista nunca dejará de sorprendernos. Razones de Bordet para encabezar la lista de autoridades del PJ

Carlos Matteoda / De la Redacción de UNO
cmatteoda@uno.com.ar


Para que el partido siga promoviendo el debate sobre las acciones de gobierno, continúe formulando señalamientos con basamento ideológico, y persista objetando y proponiendo correcciones a aquello que no se considera apropiado, es menester que tenga una conducción independiente del titular del Poder Ejecutivo. Hasta ahora ha ocurrido así y no habría razones para que el justicialismo noruego cambie de postura, ya que se trata del principal partido político de uno de los países con mejor calidad del mundo.

Mientras tanto en Entre Ríos, en el marco de una expectativa generalizada, cerró el viernes a la noche el plazo para presentar las listas para elegir las autoridades del PJ entrerriano. Pese a que era casi una certeza la presentación de listas de unidad, desde muy temprano una multitud de obreros y mujeres -incluso con niños en brazos-  aguardaron el plazo del cierre para conocer quien custodiará los principios esenciales del pensamiento peronista. Ni siquiera el ardid del varisquismo de regalar entradas para ver al folclorista dulzón Jorge Rojas, que se presentaba a la misma hora, pudo menguar el interés ciudadano por estas definiciones.

La épica peronista nunca dejará de sorprendernos. Horas antes de expirar el plazo de las definiciones, Sergio Paz y Hugo Berthet habían utilizado una carretilla para ingresar a la vieja casona de calle 9 de julio un cargamento de más de 11.000 afiliaciones que descargaron de un destartalado Bedford 350 con el que habían salido al amanecer desde San Salvador. Rencorosos que nunca faltan en la patria, deslizaron que tamaña cosecha de noveles peronistas tuvo el financiamiento del indisimulado aspirante a la Gobernación Rogelio Frigerio; especialmente en el sector de los nuevos afiliados vivos. “Si no hubiera que hacer la ficha por cuadruplicado, hubiéramos traído más”, explicaron desde el Grupo de los 15.

La jugada parece pensada a futuro. Cuando Mauricio vaya por la reelección a la Presidencia, con la lista 2 del PJ, estos peronistas harán valer el aporte de hoy. “A la fórmula Macri – Macedo”, no hay con que darle, se entusiasman.

El gobernador Bordet, en tanto, no paraba de comerse las uñas pensando en el efecto que tendrían los dichos de su antecesor Mario Moine, afirmando que no debía ser él quien conduzca al PJ. Desde la terraza de su hotel santafesino Moine comenzó una jugada de final incierto. Por lo pronto se decidió en el gobierno que ninguno de los funcionarios haga compras, o al menos se deje ver, en los locales de Carrefour, nieto de Los Hermanitos. 

Los memoriosos temen que la aparición de Moine tienda a resquebrajar la monolítica unidad peronista y sembrar semillas de anarquía. Muchos todavía recuerdan los dos congresos peronistas que hubo cuando Moine era gobernador y trataba de conducir al peronismo. Cómo olvidarse del discurso del entrañable Chiche Vivanco en el congreso moinista del excine Avenida y del que tiró la cadena en los cables y dejó sin luz el local donde se iba a realizarse el congreso bustista en Villaguay. Pero eran otros tiempos.

Aggiornada, la nueva conducción justicialista planteará reemplazar esas convocatorias por un grupo de Whats App, al menos para definir los temas menos trascendentes. Se rumorea también que el ala nostálgica del próximo Consejo Provincial del PJ creará una Fiscalía para investigar las responsabilidades de la falta de movilización que creen advertir en el partido. El cuerpo, encabezado por el fiscal Mario Rovira, iniciaría su trabajo enfocándose en el congreso express de Villaguay de abril de 2009, uno de los antecedentes más claros de debate comprimido a la mínima expresión. Incluso piensan peritar el velocímetro del camión de Antonio Alizegui, quien no alcanzó a llegar a esa convocatoria por su brevedad, cuando encabezaba una columna de disidentes.

Todo está por verse

En fin, todo está por verse. La araña que habita la cerradura del salón de reuniones del PJ entrerriano vio con sorpresa en los últimos días que se iba generando un movimiento importante; que la incomodaba bastante por cierto después de varios años sin visitantes molestos.

Esta pudo haber sido una columna (más o menos cesuda) sobre las razones que llevaron a Gustavo Bordet a encabezar la lista de autoridades partidarias, oscilando entre suponer que lo hizo porque en el PJ siempre se tiende a unificar la conducciones o para que otro no se tiente y le desbalancee el equilibrio que debe mantener en su relación con el gobierno de Macri; entre otras varias posibilidades. 

Pero ese análisis, interesante si sirve para entender las relaciones de poder dentro del PJ, observando  el entramado del reparto de las distintas representaciones; parece interesarle poco a la sociedad. Y más allá de que ese no es un motivo válido para no abordar periodísticamente el tema, debería generar una discusión sobre el rol del partido y la percepción que la sociedad tiene de ese rol.

Estas peripecias no son exclusivas del justicialismo,claro. Si llama la atención del ciudadano de a pie que haya gran debate pare ver quien tendrá la llave de la puerta de un partido casi siempre cerrado; también, por ejemplo, llama la atención lo de los radicales, que van a reunir a su congreso el sábado que viene para analizar qué rol les toca en el gobierno de la Alianza (Cambiemos) cuando el Presidente ya lleva tres meses realizando cirugía mayor sin anestesia en la Argentina. Ni más ni menos que las postales que dejó el cierre de listas del Partido Justicialista y su protagonistas contemporáneos.

Comentarios