Pais
Jueves 03 de Diciembre de 2015

Las ONG piden más controles ante los aumentos de precios

Desde las entidades de defensa del consumidor recomiendan acortar la cadena de compra para escapar de los abusos

Desde hace más de diez días los incrementos en los productos de consumo masivo, así como la falta de mercadería incluida en el programa de Precios Cuidados, son aspectos que no escapan a la mirada de los consumidores. En sintonía con lo que sucede a nivel nacional, la tendencia de incrementos desmedidos y faltantes se siente en Santa Fe. 

En la actualidad realizar una compra en los supermercados se convierte en una situación cada vez más costosa. Cadenas de mails, mensajería o convocatorias a través de las redes sociales son solo algunas de las estrategias a las que recurren los usuarios para manifestar su disconformidad ante los excesos en los costos sin llegar a una solución de fondo.
 
 
Diario UNO consultó respecto de esta situación a dos representantes de entidades locales abocadas a la defensa de los derechos de los consumidores. En ese sentido, Laura Mayoraz, titular de Unión Usuarios y Consumidores Filial Santa Fe, confirmó que la entidad que encabeza aún no recepcionó ningún tipo de denuncia al respecto. Sin embargo, recalcó que esto no es habitual en contextos como el que se atraviesa actualmente.
 
“El problema está en que hay un desfasaje muy grande entre las dos puntas de la cadena. La primera es el productor, el último el consumidor y los aumentos reales y concretos que afectan al consumidor se dan en los intermediarios, en el flete, en la fábrica, en los comercios de ventas al por menor”, explicó la referente de la Unión de Usuarios y Consumidores.
 
 
Siguiendo esa línea recalcó que estas problemáticas deben ser abordadas como políticas reales y concretas de Estado en las que se controle a todos los intermediarios.
 
Sobre la faltante de los productos que se incluyen en el programa de Precios Cuidados sostuvo que este tampoco recibió control por parte de los organismos pertinentes. En ese caso, Mayoraz recomendó a los usuarios realizar la denuncia correspondiente ante la Dirección de Comercio Interior. 
 
“En esta situación política del país nadie hizo más nada, nadie controla nada ni le importa. Nos dejaron a la deriva y todavía no hay noticias sobre si el próximo gobierno va a tomar medidas o no”, sentenció la abogada, al mismo tiempo que reiteró que es la gestión actual la que aún tiene la obligación de controlar que las medidas se cumplan. En este contexto, las grandes cadenas de supermercados justifican los incrementos de los productos sobre la base de los aumentos que sufren los proveedores. Si bien Mayoraz no desestimó esto como uno de los posibles factores, sostuvo que en la mayoría de los casos las cadenas remarcan la mercadería hasta en un 800% los productos, mientras tienen los depósitos llenos. “Son ellos los que están especulando con los aumentos”, reiteró la referente de UUC.
 
 
Estrategias frente al abuso
“Siempre pasa lo mismo en el país, acá todos quieren salvarse. Y en estos temas de los productos de consumo, en definitiva los platos rotos los paga el consumidor”, agregó Mayoraz.
 
 Para que el cliente no se convierta en presa ni víctima de la especulación y ante la imposibilidad de recorrer varios supermercados a la búsqueda de ofertas, aconsejó acortar la cadena de compra y acudir (en la medida de lo posible) a hipermercados mayoristas, donde se pueden obtener precios más económicos. Otra de las recomendaciones que brindaron desde UUC fue adquirir productos de estación directamente de los productores. Con lo cual los costos son mucho más bajos que los que uno puede encontrar en un supermercado. “A todos los consumidores le pegás en el bolillo y automáticamente se achican, dejan de comprar los productos o compran menos, se vuelcan a segundas marcas”.
 
En torno a la política de Precios Cuidados, sostuvo que se implementó a modo de parche, dejando de lado el verdadero problema de fondo: los intermediarios que remarcaban desproporcionalmente. “Eso no se hizo. Siempre se dijo que cuando los Precios Cuidados no se siguieran sosteniendo, esto iba estallar. Es lo que está pasando ahora”, aclaró la abogada.
 
En tanto desde la Defensoría del Pueblo de Santa Fe confirmaron que aún no se presentó ningún reclamo en torno al incremento de costos. 
 
Sin embargo aseguraron que en caso de comprobarse esta situación, así como alguna violación al programa de Precios Cuidados, en lo que hace al abastecimiento como al precio, los usuarios deberán dirigirse a la Dirección de Comercio Interior de la provincia, ubicada en San Jerónimo al 2625. “En todo caso consideraremos la posibilidad de comunicarnos con la dirección para que controlen ante el incremento de precios tan grande que se está dando”, adelantó el defensor del Pueblo adjunto, Luciano Leiva.
 
 
En esa línea, Leiva advirtió que hay una importante cantidad de productos que forman parte de la canasta familiar y que están incluidos en el programa de Precios Cuidados.
 
“Por lo tanto debería haber un registro de parte de la población y del Estado sobre ese programa, que es lo que permitiría algún control sobre la escala de precios”, sostuvo Leiva, quien agregó que los consumidores deben actuar y defender sus derechos reclamando sobre esto, ya que el programa Precios Cuidados está aceptado por una importante cantidad de comerciantes que han adherido y tienen obligación de mantenerlo.
 
“Esto es una gran preocupación porque el aumento de los precios supone la caída del poder de compra de los salarios y esto habitualmente afecta a los que menos tienen”, finalizó Leiva, sin dejar de remarcar que es el consumidor quien debe hacer valer sus derechos.

Comentarios