La Provincia
Viernes 02 de Enero de 2015

Las ocho ciudades entrerrianas más preparadas para la pesca

Atracción turística y deportiva: Las condiciones naturales de la provincia propician una de las actividades más buscadas por los turistas en esta región

Pescar es una de las actividades que en Entre Ríos logra la llegada de turistas durante todo el año. Hay ocho ciudades costeras que se destacan por los servicios que prestan y no solo para profesionales, sino también para principiantes o para que la familia disfrute de la actividad.


El río Paraná y Uruguay, tienen en su naturaleza y sus costas, decenas de pesqueros, espacios donde con solo tirar una línea se pueden pasar buenos momentos. Pero algunas ciudades entrerrianas, además están preparadas en cuanto a los servicios que prestan y no solo en la capacidad de alojamientos, sino también de guías autorizados, con medidas de seguridad, baqueanos listos para llevar a los mejores lugares a profesionales, principiantes y a las familias según lo que se busque.


El director de Turismo Alternativo de la provincia, Mario D’ Andrea, destacó en el corredor del Paraná a La Paz, Santa Elena, Diamante y Gualeguay; y en el corredor del Río Uruguay a Concordia, Concepción del Uruguay, Colón y a Villa Paranacito. Explicó que lo mejor, cuando alguien no conoce, es llegar a las ciudades y consultar en sus secretarías de Turismo donde ya están preparados con listas de guías de pesca autorizados.


“El turismo que llegar para desarrollar la actividad, lo hace durante todo el año, es de las principales ofertas, a Entre Ríos es permanente. Nos preocupamos en hacer un desarrollo extensivo. Años antes, los pesqueros conocidos eran La Paz y Concordia, ahora pudimos despertar nuevas localidades”, aclaró.


Hay otras ciudades muy importantes para la pesca, pero D’Andrea explicó que las ocho nombradas tienen que ver con la cantidad de prestadores con las que cuentan y todas las demás aún deben continuar con el desarrollo de la actividad. “No solo se sustenta el lugar con el pesquero, tenés que tener prestadores de servicios. Empezamos a considerar un lugar con buen nivel, cuando tiene más de 10 guías como mínimo. Cada uno de ellos tienen además tres o cuatro embarcaciones y hablamos de la posibilidad de abarcar grupos de entre 50 y 60 pescadores”, agregó.


En la provincia, no solo las ciudades mencionadas se caracterizan por la buena pesca, no podría dejarse afuera a Piedras Blancas, Hernandarias o Victoria, por nombrar solo a tres. Según Turismo de Entre Ríos, la pelea es que nuevas localidades sumen los servicios necesarios para estar en condiciones de ofrecer posibilidades para todo tipo de pescadores.  

 

 


Precios


Contratar un guía para ir de pesca en Entre Ríos tiene un precio que va desde los 1.500 pesos la jornada hasta los 3.000. La diferencia está en el tipo de prestación que se ofrece: no es lo mismo con almuerzo incluido, con combustible limitado o ilimitado, con carnadas vivas o con lanchas que tienen determinado equipamiento o plataformas. Cada embarcación habilitada, por lo general, tiene un límite para cuatro personas.


Una de las ventaja, es que con guías, se reduce el margen de azar y la posibilidad de pesca es mayor. Además estos están preparados, no solo para llevar a profesionales, sino también a gente con ánimo de aprender y por eso también, la habilitación es garantía de las medidas de seguridad y de cómo manejarse en el ambiente característicos de ríos, brazos y riachos.

 

 


Recomendaciones para su práctica

 

El Ministerio de Turismo de la Provincia aportó una guía de buenas prácticas para la pesca deportiva. Recomendaron a los aficionados a ser responsables con la legislación vigente con el fin de preservación del recurso. Y no pescar especies vedadas ni dentro de áreas prohibidas; generalmente estas áreas son criaderos y refugios importantes para los peces de interés.


De contratar servicios de un guía hay que asegúrese de que esté homologado por la provincia, que respete las normas vigentes y que cuide a las personas que lleva y al medio ambiente.


No contaminar, no dejar basura en la costa aunque no sea propia y mantener en optimas condiciones la embarcación por seguridad y por el medio ambiente, también son parte de las recomendaciones.


También piden evitar la aglomeración en la zona de pesca donde se encuentran otros pescadores.


Desde una embarcación, recomiendan reducir el riesgo de accidentes; no navegar cerca de las playas ni a altas velocidades.

 

 

Datos

 

 

* El dorado en Entre Ríos tiene época de veda que va desde octubre a enero y los meses de temporada alta son desde junio a setiembre en el río Paraná y febrero, marzo y abril sobre el río Uruguay.  


* La boga no tiene veda y la temporada alta en los dos ríos es desde enero hasta abril y desde octubre a diciembre.


* La tararira es similar, pero la temporada alta es de setiembre a marzo.


* El pejerrey tampoco tiene veda y la temporada alta va desde abril a setiembre. 

 

 

 


* La Paz:

 

Por la ruta 12, en el noroeste de Entre Ríos. 


Se obtienen dorados con mosca, carnada viva o señuelos. La exigencia es la devolución de las piezas y la temporada es del 15 de enero al 15 de octubre. Al surubí se lo encuentra en la zona hasta otoño, cuando emigra a aguas arriba. La pesca variada se disfruta durante todo el año.


Especies: Dorado, surubí, tararira, armado y patí, entre otros.

 

 

 

* Santa Elena:


Por la ruta 12, en el noroeste de Entre Ríos, de sur a norte antes de llegar a La Paz. 


Es factible la pesca de costa, aunque mucho más importantes resultan las jornadas embarcadas y desde las islas. Destacan la pesca con carnada viva.


Especies: el dorado entre los meses de octubre y marzo. Sin embargo, a lo largo del año, la captura de armado, piraña negra, palometa, surubí, entre otros siempre tienen buen pique.

 

 

* Concordia:


Ubicación: Sobre la autovía 14


Datos: Bordeada por el Lago Salto Grande, el Salto Chico y el río Uruguay, se convirtió en uno de los pesqueros más elegidos y tradicionales. Se practica la pesca de costa y embarcados.   


Especies: La boga constituye una de las más codiciada la carnada recomenzada es maíz y lombriz; la temporada alta es hasta fines de marzo. El dorado es otra de las especies y se lo encuentra contra el murallón de la represa. También destacan a la tararira y al surubí.

 

 

* Colón:


Ubicación: por ruta nacional Nº 14 y luego hay que empalmar por la ruta nacional Nº 135. 


Datos: la zona de pesca trasciende los límites de la ciudad y se explaya entre el arroyo De La Leche y el arroyo Perucho Verna, entre Colón y Pueblo Liebig. Ofrecen circuitos para recorrer numerosas islas sobre el río Uruguay.


Especies: Dorado, surubí, patí, boga, bagre, raya y mojarras. También es posible capturar truchas, y como excepción, dientudos.

 

 

* Concepción del Uruguay:


Ubicación: sobre la ruta 14 entre Gualeguaychú y Colón


Datos: la pesca de costa es reducida porque existen pocas zonas de acceso público. No obstante, la pesca de embarcado tiene resultados que hacen que el turista siempre vuelva a la ciudad. Para la boga recomiendan encarnar con maíz remojado, caracol y tocino. 


Especies: grandes bogas y dorados, en los arroyos y lagunas aparecen tarariras. También destacan al bagre, al patí y al pejerrey. amarillo, anguila, tararira y armado.

 

 

* Gualeguay:


La ciudad está bordeada por el río Gualeguay, cruzada por el arroyo Clé, mojada por el arroyo Nogoyá, alimentada por el río Victoria y tocada por los ríos Ibicuy y Paraná Pavón. A menos de 10 kilómetros de la ciudad se encuentra Puerto Ruiz y entre sus muelles, destacan el pique de grandes dorados.


Especies: amarillo, moncholo, manduvá, patí, surubí y también importantes ejemplares de dorados, bogas, palometas y tarariras.

 

 

* Diamante:


Las modalidades de pesca factibles dependen de la especie y el pesquero donde se la busque. Destacan la pesca de dorado y surubí con señuelos. La tararira pica en días templados a cálidos en lagunas y bañados y es uno de los mayores desafíos de la zona. La actividad está entre los principales atractivos turísticos. 


Especies: Sábalo, boga, dorado, pejerrey, surubí, patí, moncholo, bagre, amarillo, anguila, tararira y armado.

 

 

* Villa Paranacito:


Hay que conectar en dirección sureste con la ruta provincial Nº 46.


Datos: paraíso pesquero por su ambiente natural y silencioso en el Delta del Paraná.


El río no presenta allí grandes correntadas, recomiendan plomadas livianas. Es especial para entrenados y profesionales, como para principiantes. 


Especies: Si bien el dorado es el principal, hay gran variedad y cantidad de pejerrey, surubí, bagre blanco y amarillo, sábalo, tararira, patí y dientudos entre otros.

 

 

Comentarios