Pais
Sábado 20 de Agosto de 2016

Las cuentas del banco podrán tener un nombre

"Carlosperez" es un ejemplo de la palabra que podrá identificar las cuentas para hacer pagos y transferencias desde la computadora y el celular, según dispuso.

Hace tiempo que las transferencias bancarias pueden realizarse en la computadora o el celular, pero todavía son complicadas. Principalmente, porque quien envía el dinero debe pedirle al receptor que le pase ese número extensísimo, intrincado de dictar y casi imposible de memorizar, conocido como Clave Bancaria Uniforme (CBU).

La novedad es que, próximamente, para mandar plata sólo habrá que solicitarle a la otra persona una palabra corta y sencilla como las que se usan para identificar las cuentas de Twitter o las direcciones de correo electrónico. Así, las cuentas bancarias, además de CBU, ahora podrán tener un nombre de usuario.


"El emisor de la transferencia o el generador del pago deberá ingresar el alias de la cuenta receptora para su realización, sin necesidad de indicar la CBU", explicaron. La idea, indicaron, es agilizar y simplificar las transferencias gratuitas para "fomentar su utilización".


Los llamados "alias CBU", detalló la entidad monetaria, podrán estar conformados por un máximo de 14 cifras, entre letras y números. Una diferencia abismal frente a la compleja CBU de 22 cifras, que seguirá existiendo, pero "por detrás" del nombre.


La comunicación A-6044 del Banco Central estableció que los bancos tienen hasta el 15 de diciembre para permitir que las personas y empresas, si lo desean, identifiquen sus cajas de ahorro y cuentas corrientes con un alias CBU que "deberá ser único e irrepetible para todo el Sistema Financiero Nacional".


¿Cómo "bautizarán" las cuentas?


Las opciones de cargar los alias y actualizarlos se incluirán en las secciones de "administración de cuentas de transferencias" de los sistemas de home banking y banca móvil, disponibles las 24 horas.


La chance de enviar dinero ingresando el alias del receptor, por su parte, será obligatoria en esos mismos canales, a los que se les suman las nuevas "plataformas de pagos móviles".


Es decir, que podrán usarse los nombres de cuenta en los pagos que se hagan con las novedosas billeteras virtuales, los botones de pago y los lectores de tarjetas para smartphones que prometen salir al mercado en lo que queda del año.


Lo que dispuso el Central, para todas las operaciones con alias, es que los sistemas, previo al movimiento de fondos, muestren un cuadro de confirmación que le permita al cliente asegurarse de haber ingresado el nombre de cuenta correcto. Entre otros datos, deberán mostrar el nombre real del destinatario, su DNI o CUIT/CUIL y el banco de destino.


En el país existen 39,2 millones de cajas de ahorro y más de 5 millones de cuentas corrientes. Los alias CBU, sin embargo, sólo estarán disponibles para los clientes que operan desde la PC o el smartphone.

A diferencia de la Clave Bancaria Uniforme (CBU), los nombres de cuenta podrán llevarse de un banco a otro. Sólo habrá que hacer un trámite para desvincular el alias CBU de la cuenta vieja y unirlo a una nueva.


La ventaja es que el cliente puede así pasarse a un banco que le cobre menos comisiones sin tener que pedirle a sus contactos que actualicen sus datos: cuando quieran enviarle plata, el alias ya agendado mandará el dinero al CBU nuevo.


Esta medida facilita lo que se conoce como "portabilidad bancaria". También para estimular la competencia entre bancos, hace días el Central ordenó que desde noviembre los asalariados puedan elegir en qué entidad tener su cuenta sueldo y dar de baja cuentas y tarjetas a distancia por medio del home banking.


Asimismo, el Central ya habilitó los pagos móviles, que tendrán tres formas:


1. Billetera electrónica. Para hacer pagos en comercio y enviar dinero en segundos.

2. POS móvil. Para hacer cobros con tarjeta en el smartphone.

3. Botón de pago. Para comprar por Internet con débito directo de la cuenta bancaria.


Las empresas, sin importar su tamaño, podrán recibir plata por estas vías "sin costos" hasta que superen, en un mismo mes calendario, "el importe que represente la duodécima parte de las ventas máximas anuales" de las microempresas del sector Servicios. Esto es, en la actualidad, $208.300 por mes.



Comentarios