A Fondo
Lunes 14 de Diciembre de 2015

Las cooperativas, en un libro de Ricardo Bazán y Raúl Erhardt

Descubriendo Entre Ríos. Las entidades asociativas, con un siglo y medio de experiencia en la provincia, constituyen un eje principal de la vida económica, reflejado en la historia de La Ganadera, una entidad señera en General Ramírez

Tirso Fiorotto / De la Redacción de UNO
tfiorotto@uno.com.ar 


“Para mí, el cooperativismo es lo más noble que como sentimiento y como ideología puede albergar el corazón del ser humano. Promueve la unión, la práctica del ahorro, impulsa el trabajo mancomunado, le da sentido a la vida”, decía Guillermo Bender, fundador y primer presidente de la Cooperativa La Ganadera General Ramírez Limitada.

La definición puede leerse en la obra Gente de La Ganadera, publicada este mes por Ricardo César Bazán y Raúl Norberto Erhardt.

Se trata de un documento notable de 240 páginas con textos y fotografías que resumen la historia de una de las cooperativas más destacadas de la actividad agropecuaria y comercial e industrial en la Argentina.

“Recuerdo mis primeros pasos en el mundo cooperativo: ingresé como cadete en la cooperativa vecina CAUR; en ese momento era estudiante de Contabilidad en un curso que se dictaba en la Iglesia Congregacional local, nuestro maestro era don Santiago Steimbrecher, pionero del cooperativismo en la zona; el puesto no tenía emolumento, había que darle una mano a la cooperativa y de tal forma el trabajo no era retribuido. Dos años trabajé ad honorem. Esa fue sin dudas una experiencia inolvidable”, comentaba el fallecido Bender, recordado por muchos como alma mater del emprendimiento. “Puedo decirle que estas cooperativas, las dos han sido y son mi segundo hogar”.

Los sacrificios

Bender fue testigo y protagonista principal de una entidad cooperativa fundada hace más de seis décadas. Bazán cuenta que La Ganadera llegó un siglo después de la primera cooperativa urbana del cono sur, La Panadería del Pueblo, fundada en Paraná en 1857, y el siglo XXI la encuentra en plena expansión.

“La Ganadera es una muestra de lo que son capaces los seres humanos cuando se unen para lograr lo que individualmente sería imposible”, comenta en el prólogo el decano del cooperativismo, Pedro Aguer.

En el libro están los testimonios “tratados con la delicadeza de una mirada respetuosa de los sacrificios”, agrega el estudioso y docente de Paraná.

Un testimonio importante brinda Gonzalo Álvarez Maldonado, conocido en la región como dirigente del sector agropecuario y cooperativo, que ejerció distintos cargos en La Ganadera y fue presidente en varios períodos. “No todo es un lecho de rosas, hay muchas espinas”, reconoce, y llama a la juventud a involucrarse. “El compromiso a futuro para los dirigentes es buscar la unidad de las entidades, dejando de lado el individualismo”, aconseja.

Hay páginas dedicadas a la actividad de las mujeres y la juventud agraria, amplias referencias a los servicios actuales de la cooperativa y a la educación, mapas con la distribución de las casas representativas de la entidad, y testimonios de dirigentes centrales que han dado gran parte de su vida a la organización solidaria.

La obra de Bazán y Erhardt, publicado por Ediciones del Cle, concentra una porción vital de la vida social y económica de Ramírez.

Mirada regional

Y no solo de esa pujante ciudad del Departamento Diamante, porque La Ganadera extiende su influencia a Esquina, Corrientes, Hasenkamp, La Paz, María Grande, Pueblo Brugo, Viale, Echagüe y numerosas localidades incluso a través de otros grupos con los cuales la cooperativa mantiene relaciones recíprocas.

No faltan anécdotas imprevistas, como las que cuenta María Elena Moreira de Cagnani sobre las corridas de toros, y fotografías históricas con personas en encuentros cooperativistas o en plena faena rural, y edificios que han sido clave en el desarrollo cooperativo. 

La historia y el presente de La Ganadera han sido una buena excusa para contar el cooperativismo regional, las leyes, y la vida en el trabajo y la organización solidaria. “Según datos solicitados al Instituto Provincial de Cooperativas y Mutuales de Entre Ríos –Ipcymer- en la provincia funcionan 691 cooperativas, de las cuales 42 son agropecuarias”, se lee.
 

Comentarios