La Provincia
Viernes 26 de Febrero de 2016

Las ciudades crecen y se agrava el acceso a los servicios de agua

En Colonia Avellaneda aumentaron los reclamos: el suministro es deficiente y de mala calidad. Una situación similar padecen en Oro Verde y en San Benito. Tiene expectativas en obras que resuelvan el problema 

El crecimiento de ciudades como Colonia Avellaneda, San Benito y Oro Verde, provocó diversos inconvenientes. Uno de ellos es la falta de un servicio de agua de calidad y de un suministro que por decirlo en palabras sencillas: frente a tanta población se quedó corto.  
La tormenta del viernes dejó sin luz a las bombas de agua de Colonia Avellaneda y en muy poco tiempo, una parte de la ciudad  se quedó sin suministro. Pero la situación también la sufren los vecinos los días sin temporal, sobre todo en verano. Contaron a UNO que el agua sale con olor y tiene mucho sarro. 
Sergio Brehm pertenece a la Vecinal del barrio Las Acacias de Colonia Avellaneda y dijo: “El agua es escasa para una ciudad que ahora es más grande”. En la localidad prestan el servicio tanto la Municipalidad en las viviendas sociales, como una cooperativa en el resto; se trata de una extensión que creció en los últimos años. “Como habitante, puedo decir que el agua es un grave problema más allá la dureza, del olor a podrido y de que a veces sale turbia”, agregó. Hoy una boleta mensual tiene un costo de entre 120 y 150 pesos, poco más del doble que en algunas zonas de Paraná. En San Benito y en Oro Verde, hay distintos precios, pero los problemas son similares: la mayoría compra bidones de agua potabilizada para tomar y cocinar. 
Frente a esta situación, Gladys Pretto, coordinadora de la Federación de Cooperativas de agua de la provincia, dijo a UNO: “En Colonia Avellaneda están sumamente exigidos y con la necesidad de hacer una perforación. De hecho presentaron un proyecto, pero es una tarea muy difícil para encararla y cuesta más de 300.000 pesos. El problema de Colonia es que tienen una red inmensa porque la ciudad se extendió, con mucha distancia entre las viviendas, con una red muy amplia para mantenerla, con roturas de caños y conexiones clandestinas; es muy difícil mantener el servicio. Pero además hay muy poca oferta de agua porque los pozos que tienen no alcanzan”. 
Desde la Federación no sabían si  hoy iba a comenzar una perforación de Obras Sanitarias de la provincia en esa ciudad o los plazos iban a extenderse, aunque mantenían la expectativas de que el problema comenzara a solucionarse.

Apuestan a alcanzar acuerdos para una solución de fondo
En el último tiempo hubo una serie de reuniones entre las diferentes ciudades del área metropolitana: Paraná, Colonia Avellaneda,San Benito y Oro Verde. Hubo varios temas que fueron tratados como los residuos urbanos, el transporte, los accesos a las localidades y también está planteada la necesidad de abordar el problema del agua potable. 
José Luis Dumé, intendente de Oro Verde, dijo a UNO que si bien aún el tema del agua potable no ha sido tratado en profundidad en esta nueva etapa, sí hubo manifestaciones de parte de Paraná y de la provincia para la posibilidad de hacer una nueva toma de agua, o modificar lo existente, para abastecer las ciudades. “También el gobernador en su discurso de apertura mencionó el hecho de que la planta potabilizadora de Paraná esté capacitada para abastecer a Colonia Avellaneda, San Benito y Oro Verde. Empezamos a ver que sería muy bienvenido tener agua dulce y estamos dispuestos impulsar esta iniciativa como también a continuarla porque hoy nos solucionaría un gran problema”, señaló Dumé. 
En Oro Verde prestan el servicio tanto una cooperativa como el municipio y los costos rondan entre los 50 y los 70 pesos mensuales “Pero el problema es que el agua es dura y la mayoría no la toma, aunque sea potable”, remató Dumé. 

Comentarios