La Provincia
Miércoles 22 de Julio de 2015

Las artes ganaron la calle para que los chicos jueguen

Estudiantes de Uader visitaron Paraná XIV para que los niños se vinculen a través de una propuesta lúdica

Un grupo de estudiantes de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader) realizó un proyecto para que los contenidos que aprenden en el contexto del aula puedan compartirse con la comunidad. El objetivo fue vincular a la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales, con la gente que vive en Paraná. Para eso, realizaron una propuesta lúdica que contemple diversos temas y la llevaron a uno de los barrios de la ciudad, para compartirla con los más chicos.

El lugar elegido fue Paraná XIV, ya que en ese espacio hay un polideportivo que congrega a una cantidad importante de niños durante los fines de semanas. Paola Díaz, egresada del Profesorado en Artes Visuales, y Cristian Férnández, estudiante de misma carrera, fueron los mentores de esta iniciativa, con el apoyo de la docente Alicia Márquez. Se denominó Taller comunitario de Artes Visuales; duró siete meses y que el fin de semana llegó a fin. “Veíamos que en este barrio había muchos chicos, pero todos jugaban dispersos. Así que propusimos una serie de actividades para que se puedan conocer entre sí, a través del juego”, contó a UNO Fernández, y agregó: “En esta actividad comunitaria que hicimos los fines de semana se fue sumando más gente, y pasaron alrededor de 15 alumnos voluntarios de distintas carreras, que aportaron sus propuestas también”.

En este marco, destacó que pudieron cumplir una meta que se plantearon, que fue la de devolverle a la comunidad algo de los que ellos aprenden en el aula, y afianzar los conocimientos teóricos a través de la práctica, contando con esta herramienta para captar la atención de los niños, y así lograron establecer un marco de confianza y cariño con quienes participaron en cada encuentro, celebrado semana por medio. 

Fernández recordó que la actividad surgió a partir de un proyecto de extensión de la Facultad. “Tratamos de enseñarles arte. Para eso trabajamos con pinturas, papeles, juegos. Los participantes eran niños de entre 3 y 14 años, que estuvieron presentes de 13 a 18 los sábados, cada 15 días”. Asimismo, señaló que a los materiales los fueron consiguiendo a través de donaciones o aportes de los padres o propios.

Para culminar las acciones, como parte del trabajo final, pintaron en las instalaciones del polideportivo distintas figuras que les sirven a los niños de base para distintos juegos. “Terminamos este fin de semana con una actividad de cierre, con merienda para los chicos y juegos. Pintamos en el polideportivo diferentes juegos en el piso, como la rayuela, el tiro al blanco, entre otros que quedaran ahí para que los niños puedan utilizarlos y disfrutarlos”, concluyó.
 

Comentarios