La Provincia
Viernes 14 de Agosto de 2015

Las acciones del municipio tras el deslizamiento de barrancas en el Parque Urquiza

Cayeron cinco metros de calle Etchevehere de Paraná. Las obras en marcha apuntan a estabilizar toda la barranca

Era previsible que las lluvias, que fueron casi nulas y tardaron en llegar en las últimas semanas en la región, iban a impactar en el estado de las barrancas del Parque Urquiza que han sufrido desmoronamientos en las últimas semanas. Por eso no causó sorpresa, aunque sí impresiona, el deslizamiento producido nuevamente en la zona alta de las barrancas, en inmediaciones a la residencia del Arzobispado.

El sector que estaba siendo intervenido desde el gran desmoronamiento hacia la bajada Del Acuerdo de San Nicolás producido en mayo, volvió a ceder esta semana y dejó a la vista una gran grieta por la que se derrumbó parte del cordón cuneta y parte de la calle Etchevehere. Unos cinco metros de largo cayeron y arrastraron un poco más de barranca hacia el pie, dejando totalmente cubierta en su ancho calle Del Acuerdo de San Nicolás.

Desde hace varios meses, todo el tramo de Costanera Media del Parque Urquiza permanece cerrado al tránsito vehicular y para la circulación de peatones; mientras que en la Costanera Alta, en calle Luis Etchevehere entre San Martín y Vélez Sársfield, está reducida la calzada de circulación. 

Desde la Municipalidad de Paraná se consideró que lo ocurrido “era esperable” y se habló de “deslizamiento” en lugar de “desbarrancamiento”. 

“Era un sector pequeño que estaba comprometido, y con lluvias era esperable que terminara de caerse, ya que había quedado frente a un talud de tierra vertical de 90 grados”, planteó el subsecretario de Infraestructura de la Municipalidad de Paraná, Abelardo Llosa.

En ese sentido, el funcionario aclaró que no se trata de una deficiencia de obras, ya que en realidad la intervención en el lugar se ejecuta en una extensión de casi 200 metros, con el propósito de proteger barranca y calle. “Se realizó una doble hilera de pilotes de 14 metros de profundidad, a lo largo de 120 metros de extensión, con lo que se busca garantizar la estabilidad de toda la barranca. A un metro quedaron las cabezas de los pilotes, que ahora están siendo unidas por vigas para que toda esa estructura trabaje en conjunto”. 

Con posterioridad a ello, se hará la reconstrucción vial, nueva barranca con césped y luminarias.

Acciones

La intendenta, Blanca Osuna, acompañada por el ministro de Desarrollo Social, Carlos Ramos, y autoridades provinciales y de Prefectura y Ejército, brindó una conferencia para informar la situación en la capital provincial. Por un lado, informó que el Sistema SAV 147 tendrá una atención prioritaria para casos de emergencia derivados de las lluvias.

Además, Osuna informó que “si bien las lluvias han sido importantes, la distribución y atenuación de la fuerza contribuyó a que no haya señales de riesgo”.

Remarcó también distintas acciones realizadas por el Estado municipal que son paliativos en caso de intensificación de lluvias. “Las intervenciones que hicimos sobre el arroyo Antoñico totalizan cinco, y traen como consecuencia una prevención efectiva de viviendas cerca del arroyo”, dijo para agregar: “Otra acción es el sistema de contenerización en la ciudad, además de las obras de desagües en la cuenca de la calle Cervantes  que son la solución definitiva a este problema”.

Así las cosas, se solicitó a los vecinos que toda bolsa de residuos familiares o comerciales sea puesta en los contenedores con que la mayoría de los barrios hoy cuentan para evitar tapar desagües. Otro de los puntos comunicados es que el Sistema de Atención al Vecino 147 tendrá una atención especial y prioritaria en caso de que llamen familias que están afectadas por las lluvias.
 

Comentarios