Entre Rios| Viernes 18.04.2014 clima T 15°C H 82%
Uno Entre Rios

La Provincia

Miércoles, 16 de enero de 2013

Tropilleros y jinetes desmienten maltrato a caballos en festivales

Tras la muerte de dos yeguas en Jesús María, se desató la polémica. Proteccionistas denunciaron penalmente a organizadores y afirman que los animales son torturados antes de a salir a la doma

La muerte de las yeguas desnucadas conmocionaron al país. (Foto UNO/Ilustrativa) La muerte de las yeguas desnucadas conmocionaron al país. (Foto UNO/Ilustrativa)

Lo ocurrido en la 48º edición del festival de Doma y Folclore de Jesús María generó una fuerte conmoción: dos yeguas murieron en el lapso de una semana, tras golpearse en el predio donde se desarrolla año tras año uno de los espectáculos más importantes del país.


La primera fatalidad sucedió el sábado 5, cuando La Roseta, de Santa Fe, pereció desnucada cuando salió del Palo. Tras este hecho se encendió la polémica y se realizó un escrache en las puertas del anfiteatro de la doma de la ciudad cordobesa.


El segundo caso sobrevino el sábado, cuando La Pampeana, proveniente de la provincia de Río Negro salió de su Palo y golpeó con su cabeza el poste.
En el maco de estos hechos agrupaciones proteccionistas aseguraron que “los animales son torturados”. La presidenta de la Fundación en Defensa y Protección de Animales, Laura Baggio, había señalado que “son sometidos a maltrato antes de ser atados al palenque y hostigados en pos de lograr un buen espectáculo”.


Sin embargo, tropilleros y jinetes desmientes esta afirmación. El joven oriundo de Crespo Simón Kloster Decoud, quien fue campeón nacional en la categoría Crina Limpia en la doma de Jesús María en 2010 y campeón internacional en 2011, participó de esta edición en una ronda de Campeones, en la que fueron convocados los ganadores de los últimos seis años. Con una amplia experiencia, opinó que “se trató de un accidente, como puede ocurrir en cualquier lado” y recordó que en el mismo festival en 2010 falleció un jinete misionero, cuando fue aplastado por el caballo que le había tocado montar.

Defensa
“No es cierto que se los fustigue antes de salir a la doma. Hasta se controlan las espuelas para que no se los lastime”, recalcó el jinete, quien aseveró que “estos animales tienen mejor vida que los caballos de carrera, que viven encerrados”.


Por su parte, el exjinete y animador de este tipo de espectáculos, Carlos Espíndola, coincidió en que “el caballo de la jineteada vive suelto, no recibe inyecciones como pasa con los caballos de carrera y además no tiene tanta exigencia deportiva, ya que pasa todo el año en el campo hasta el momento de la doma o la jineteada, donde la competencia dura entre ocho y 12 segundos por noche, según la categoría. Además están correctamente desparasitados, no llevan herradura y si no es rescatado por el tropillero para esta instancia, tiene como destino seguro el frigorífico”.


Espíndola explicó que hay reservados (que es como se le llama en la jerga a los caballos destinados a doma o jineteada) que tienen una mayor longevidad que los animales que se utilizan para carreras o para trabajo.


“Llegan a vivir hasta 30 años, debido a los cuidados que le brindan los tropilleros”, afirmó el animador y exjinete.
“Es entendible el enojo de las proteccionistas, pero se trata de accidentes que pueden ocurrir en cualquier parte. Lamentablemente esto pasó en Jesús María, donde además de los presentes son miles los que lo ven por televisión en todo el país. Estas muertes nos conmocionaron a todos, porque quienes estamos en el tema queremos a los animales”, dijo a modo de conclusión.

Las cifras
*10 Animales fueron los que murieron en total en esta edición de Jesús María y se avivó al polémica.
*8 Caballos murieron ayer tras volcar el camión en que eran transportados. Dos yeguas perecieron antes al desnucarse en el predio del festival.
*14.346 Es la Ley vigente desde 1954 que busca proteger a los animales del maltrato y los actos de crueldad.

 

Una tradición popular que despierta opiniones disímiles
El festival de Doma y Folclore de Jesús María cumplió 48 años y se estima que en esta edición pasaron más de 150.000 espectadores.
En la región, el festival de Jineteada y Folclore de Diamante vivió hace poco su 42º edición, también con una importante convocatoria.


Ambas fiestas tradicionales mantienen el mismo espíritu y se apunta a una competencia en que el jinete debe aguantar sobre el lomo del animal sin amansar durante determinado período de tiempo, según la categoría. Las más populares son la de en crines o crina limpia, el que el jinete debe sostenerse sólo del pelo del bagual durante ocho segundos; y basto y encimera, donde tiene que permanecer 14 segundos y quien monta el animal cuenta con estribos y otros elementos que lo ayudan a sujetarse.


Pero lo cierto es que este espectáculo muchas veces despierta voces encontradas, entre quienes entienden que se trata de un espectáculo donde se maltrata de alguna forma a los animales y quienes mantienen la pasión por esta disciplina.


“Nunca se maltrata al caballo. Lo que ocurrió en Jesús María no había pasado antes. A ese infortunio se sumó el accidente en el que volcó el camión que trasladaba a otros ocho caballos de la tropilla de Humberto Cavalieri, que también murieron. Son cosas que lamentablemente suceden”, dijo a UNO Alcides Chaparro, encargado de la delegación entrerriana que participó en Jesús María, integrada por cuatro representantes: “Hernán Gonzalo Retamar en categoría Crinas, oriundo de Basavilbaso, al igual que Mariano Azcurrain, quien compitió en Gurupa; y en Bastos y Encimera fue Leandro Mohr;en tanto, el jinete suplente fue Elías Cambuyo, de San Salvador”.


“Este año no tuvimos suerte pero estamos contentos”, recalcó Chaparro, quien hizo hincapié en que “este es uno de los deportes más sanos”.



Joven de Basavilbaso, recibido en caravana

Mariano Azcurrain, un jinete oriundo de Basavilbaso que participó de la última edición del Festival de Doma y Folclore de Jesús María, fue recibido con júbilo al regresar a su ciudad por familiares, amigos e integrantes de agrupaciones tradicionalistas.


Desde el Acceso Oeste, Mariano fue escoltado por la gente en una larga caravana que recorrió las principales calles de la ciudad del Departamento Uruguay.
Azcurrain participó en el festival de festivales de destrezas criollas, que como todos los años reunió a los mejores jinetes del país y países limítrofes.


Cumplió uno de sus sueños más anhelados, e hizo emocionar a cientos de vecinos de su ciudad y localidades vecinas donde lo conocen, gracias a la emisión televisiva del espectáculo, publicó FM Riel.
Azcurrain integró la delegación entrerriana en el festival que se desarrolla en territorio cordobés (ver nota Una tradición popular...).


El joven jinete hizo una gran experiencia, no obstante sufrir una lesión que le impidió seguir en la competencia.
 

unoentrerios.com.ar