Jueves 18.12.2014

Parcialmente soleado y agradable

Min.: 19% | Máx.: 32 °C

La Provincia Domingo, 06 de enero de 2013 | 07:27

Se triplicaron las denuncias en Defensoría por multas truchas

Son por supuestas faltas cometidas en otras jurisdicciones. En Entre Ríos son frecuentes los errores de procedimiento con las fotomultas. Hay pasos a seguir donde se sugiere no pagarlas

Pablo Felizia/ De la Redacción de UNO

En la Defensoría del Pueblo se registra a lo largo del año una denuncia diaria por multas truchas, fotomultas mal realizadas o pedidos de asesoramientos por temas similares. En las últimas semanas de diciembre y en lo que va de este 2013 se triplicaron. En su mayoría son por infracciones de vecinos de Paraná que supuestamente se cometieron en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los que ahora también se suman por los menos 50 de Diamante, tal como señaló UNO en su edición de ayer.

Esta situación, más allá de sus particularidades, se repiten con frecuencia: llegan a los domicilios avisos de pagos por hechos que nunca se cometieron o dónde fallaron los procedimientos correspondientes en las rutas.


Entre ellas, la más común es la aplicación de fotomultas; un tema que genera polémicas en el ámbito provincial desde el inicio de su implementación.
En Entre Ríos hay detectados cruces y tramos peligrosos donde están instalados los equipos móviles con radares que son reubicados según las estadísticas de accidentes lo indican. Estos son cinco y le permiten a la Policía direccionarlos hacia esas zonas. Pero el movimiento del tránsito crece durante el verano y con él, las supuestas infracciones registradas por una cámara.


La situación generó el rechazo, en su momento, de numerosos sectores del turismo ante la llegada a la provincia de visitantes de otros lugares que se vieron perjudicados.

De todos modos, no solo se afecta al que viene de visita, sino también a los propios entrerrianos. Esto no significa que siempre esté mal hecha la multa: hay veces que se aplica en forma correcta, pero hay otras en que las faltas no fueron cometidas o hay errores en los procedimientos que no permiten una defensa concreta del que las cometió.

Para estos casos hay dos procedimientos diferentes que se realizan en la Defensoría del Pueblo. Uno es para aquellas fotomultas que llegan por supuestas infracciones en territorio entrerriano y otras para cuando ocurre en rutas por fuera de la provincia y permiten resolver de forma favorable la situación, la mayoría de las veces, para el damnificado.

Cuando se dan en la provincia
Cuando una multa llega a un domicilio meses después y el que la cometió o supuestamente lo hizo, no fue notificado en la misma ruta, debe dirigirse a la Defensoría del Pueblo. Es la encargada de asesorar y ayudar en estas situaciones.


Para estos casos hay pasos que se deben cumplir. En primer lugar el organismo sugiere como alternativa no abonar el monto exigido y realizar un descargo.
“Estamos hablando de una multa donde no se firma el acta. Donde hay un funcionario que labra el acta en la ruta es otra situación. Cuando no es así y la notificación llega meses después, lo que vemos es que el derecho es vulnerado”, dijo a UNO María Nazarena Rau, delegada del Defensor del Pueblo de la Nación en Entre Ríos.


Según detalló, lo que se hace ante esa primera notificación es plantear un descargo. “Se le facilita al vecino un modelo sencillo de completar con campos en amarillo y se envía como carta documento o carta certificada con acuse de recibo. Se trata en primer lugar que se ejerza el derecho de defensa. De no hacerlo continúa el tramite administrativo sin la intervención del ciudadano”, dijo Rau.


El descargo se envía a la dirección de Prevención y Seguridad Vial de la Policía de entre Ríos y la decisión de realizar estos pasos corren por cuenta del damnificado.


Cuando esta medida se decide y se lleva adelante, se le da trámite. “En muchos casos advierten en la Policía, al momento de recibir el descargo, que hubo un error de procedimiento. Se tiene la obligación de responderle al ciudadano y la multa se deja sin efecto. En los casos contrarios, cuando no se da de baja, llega otra notificación donde se plantea que la resolución queda firme. Ante esto nuevamente se hace una revocatoria con apelación. Desde la Defensoría tenemos el modelo que también se completa y se envía de la misma forma que la anterior”, explicó Rau.


Desde el primer descargo realizado se hace un pedido de informe que lo acompaña. “En un gran número, gracias a la colaboración de la Policía dan lugar al reclamo y hay una predisposición de advertir el error”.

Procedimiento correcto
Cuando el equipo de radar y de fotografía se dispara en la ruta y registra una supuesta infracción se tiene que dar a viso al puesto caminero siguiente. Este enseguida recibe la imagen.
Entre las faltas más comunes se encuentra el exceso de velocidad, adelantarse en una curva, no tener las luces correspondientes encendidas, hablar por celular mientras se maneja o no tener puesto el cinturón de seguridad.


Según la explicación de Rau, la ley tiene previsto fijar la multa en el lugar de la infracción, por eso el procedimiento es detener al conductor en el puesto siguiente.
El funcionario tiene siempre que identificarse y dar a conocer por qué se labra la multa.


Es posible que se plantee al conductor pagar el valor en el momento. Esto también está previsto. Muchas veces se toma como si fuera un pedido de coima pero es posible y legal realizarlo ya que se cuentan con cupones y recibos legales que deben estar numerados y autorizados. En estos casos hay una reducción del valor de la multa de hasta un 25%.
En situaciones donde no se detenga al conductor en el puesto siguiente y tiempo después llegue la domicilio una multa, sea en las rutas que sea, es posible ejercer como se ha descripto más arriba, el derecho de defensa.

Qué hay que hacer cuando llega al domicilio una fotomulta
*Hay que dirigirse a Defensoría del Pueblo en calle Monte Caseros 159.
*Se realiza un descargo bajo el asesoramiento de la Defensoría. Hay un modelo que se debe completar y es enviado a la Dirección de Prevención y Seguridad Vial de la Policía de Entre Ríos.
*Para que el procedimiento sea correcto se debe notificar al infractor en la misma ruta. Si es a través del sistema de fotomultas, en el puesto caminero siguiente.
*En el caso de que el supuesto infractor no haya sido notificado en el momento, se sugiere no pagar.
*En muchos casos advierten que al recibir el descargo, hubo errores de procedimiento y la infracción queda sin efecto. Caso contrario, si queda firme, se hace una revocatoria con apelación.
*En la Defensoría del Pueblo de Paraná se recibieron 1.159 actuaciones en todo 2012. Más de la mitad corresponde a denuncias por multas.



El 55% de las actuaciones son por infracciones
La llegada a los domicilios de aviso de una deuda por una infracción cometida en Ciudad Autónoma de Buenos Aires por vecinos de Paraná y Diamante provocó un gran malestar sobretodo porque en la mayoría de los casos ni siquiera estuvieron de viaje. A pesar de esto, más de la mitad de los reclamos que ingresaron en todo 2012 a la Defensoría, son por multas mal realizadas.
A la mayoría les figura la fecha, la hora y el tipo de infracción supuestamente cometida.


Según se puedo conocer, en uno de los casos, una de las personas damnificadas había supuestamente estacionado mal entre las calles Callao y Santa Fe pero nunca había estado en Buenos Aires. “El problema es que en esa multa solo figura el dominio y no el modelo del auto”, señaló Rau.


“Vamos a armar una actuación por ciudadano y lo vamos a mandar a Buenos Aires. Tenemos casos en los que se ha tomado mal hasta la patente”, añadió.
El titular de la Defensoría del Consumidor diamantina, Carlos Dreher, dispuso una reunión para el próximo jueves con los afectados de esa localidad a fin de tratar el tema.
Ante esta situación, el mismo había declarado que la maniobra del gobierno porteño tenía como afán, recaudar.


“Sin vacaciones recibimos en promedio cinco consultas semanales y en esta época nos llegan tres por día”, señaló Rau y agregó que en las estadísticas de 2012, de 1.159 actuaciones realizadas por Defensoría en año, el 55% son multas. “Muchos plantean que fueron notificados, pero muchos otros son por fotomultas”, destacó.

Los corredores viales con más denuncias

Aquel que viaja a Córdoba con más regularidad ya conoce que es muy probable que luego le llegue una notificación por una infracción de tránsito que nunca cometió. También es muy común que se la encuentren aquellos que viajan a Corrientes o a Misiones. A veces solo hace falta estar de paso por algunos tramos de esas provincias. Ahora se le suma lo antes dicho en Buenos Aires.
Para los paranaenses también es muy común recibir intimaciones de pago por multas que llegan desde Santa Fe, sobre todo de aquellos que cometen una infracción en la capital provincial vecina sobre la avenida bulevar.


Ocurre que en cada provincia hay diferentes adhesiones a la Ley de Tránsito. Según explicó Rau, en la provincia de Entre Ríos, es la Policía quien tiene las facultades de controlar las rutas y realizar multas en ellas. En Santa Fe, por el contrario, son los Municipios.


Cuando una infracción trucha, o fotomulta con faltas de procedimiento llega a un vecino de Entre Ríos, lo que se hace desde la Defensoría es pedir intervención al organismo de la provincia de donde llega la infracción.


“Por ejemplo en Santa Fe, el mimo Defensor del Pueblo ha hecho un pedido expreso de eliminar el sistema de fotomultas y han avanzado en ese camino, entonces nosotros les pedimos y asesoramos a los vecinos que se contacten con las Defensorías de otras provincias. Cuando se dan multas con grandes distancias como ha ocurrido en Jujuy, Misiones o Corrientes se forma un expediente y el mismo va a la Defensoría del Pueblo de la Nación”, dijo Rau.


En ese caso se acompaña con documentación que testifica que la persona a la que se le quiere cobrar una multa nunca pasó por esa zona en el caso de que así sea, tal cual se hará, uno por uno, con los hechos denunciados en Paraná y Diamante.

Dejanos tu comentario