Entre Rios| Miércoles 23.04.2014 clima T 21°C H 59%
Uno Entre Rios

La Provincia

Martes, 31 de agosto de 2010

En bicicleta llegó hasta Ushuaia en 28 días

Alfredo Sandiano unió los más de 3.600 kilómetros entre Concordia y Ushuaia en bicicleta. Logró realizar la extenuante travesía en apenas 28 días. Vivencias y pasajes de una experiencia de vida.

Fueron 28 días de aventuras que dejaron marcas en su vida, por el grado de emociones que recibió a lo largo de los más de 3.600 kilómetros, que recorrió en su bicicleta. Marcados porque desde que partió aquella fría mañana del 26 de julio desde Concordia, hasta su llegada a Ushuaia el 24, recogió su máxima experiencia de vida, a tal punto que en el camino y vía mensaje de texto, Alfredo Sandiano se enteró de que su hijo mayor será papá, por lo que este aventurero de 49 años se convertirá por primera vez en abuelo. Además, se transformó y para su sorpresa, en ser el primer ciclista en llegar a la ciudad más austral del mundo en época de invierno.

Muy lejos del confort, porque claro está que de eso se trató su travesía, hubo noches en las que debió dormir al costado de la ruta, en los cuarteles de los bomberos, en algunos gimnasios, estaciones de servicios. “Fueron tantos los lugares que paré, pero lo importante era descansar”, comentó a UNO.

Amante de los desafíos fuertes, la iniciativa de querer unir las dos ciudades y en esta época del año, nació hace muchos años. “Me robaron mi bicicleta, mis hijos me regalan una igual para mi cumpleaños en octubre y ahí tomé la decisión, claro que después de convencer a la familia”, contó Alfredo que también quiso resaltar la preparación que tuvo por parte de su entrenador Héctor Amengual.

Kilómetros

Con un promedio de 130 kilómetros diarios fue lo recorrido por Alfredo a lo largo de su travesía. “Tuve dos guías, Ernesto y Lalo, quienes me hicieron antes de salir la hoja de ruta con los kilómetros pautados. Nos comunicábamos vía mensajes de texto sobre los destinos que tenía”, dijo. El navegador que llevaba en su bicicleta también sufrió los avatares, ya que como consecuencia de las bajas temperaturas se congeló, a tal punto de que si no se lo guarda en un lugar cerrado puede quebrarse. “De eso me terminé enterando en Río Gallegos”, dijo el aventurero que arribó el sábado a Concordia.

Junto a su novia Patricia fue repasando su experiencia a este medio en su local comercial, en el que muchos conocidos pasan y lo saludan preguntándole cómo le fue. Justamente, quienes lo esperaban en su regreso, comentaron de lo fuerte que fue esperar los mensajes de texto. “Nosotros sufrimos muchísimo”, relató Patricia.

Sus 28 días a puro pedal también trajo consecuencias, como por ejemplo la pérdida de 8,5 kilogramos de peso, pero valoró que la energía mental es fundamental en momentos hasta casi extremos. “Primero hay que estar bien entrenado y después lo vas viendo en la medida que pasan los días. Cuando ya estaba en la zona de Río Gallegos, veía que la fuerza no era la misma.

Era una lucha constante. Pero esos mensajes de texto, que revisaba por la noche, eran una cena de lujo”, explicó. Dentro de sus ganas por sacar fuerzas en pasajes adversos, también hizo gala de querer llegar con la bandera de Entre Ríos a su destino. “Me empecé a sentir agrandado porque Entre Ríos estaba presente. Y con el poder de los medios de prensa,también había gente que me conocía como Alfredito el entrerriano”, comentó. Con su destino marcado en la localidad fueguina, Alfredo también tuvo el ofrecimiento de continuar hasta Base Marambio. “Me ofrecieron ir hasta otro punto más austral, pero no quise romper el cristal, porque el objetivo fue: Entre Ríos-Ushuaia”, expresó.

Entrerrianos en el camino
A lo largo de su camino, Alfredo también recibió el calor de muchos entrerrianos que se encontraban en algunas de las ciudades. “Detrás de mi bicicleta, llevaba el rótulo de Entre Ríos y en Río Grande encontré a muchos entrerrianos, que se encuentran trabajando. Me paraban y me sentí súper protegido”, dijo. Para el final y al momento de plantearse un próximo desafío, dijo: “Te lo hago a modo de película, en bicicleta no…”.

Recibimiento
Sus lágrimas le ganaron al momento de contarle a este cronista el recibimiento, que tuvo por parte de la Base de Infantería Marina en Ushuaia. “Me hicieron una formación en la que me enorgulleció. La bandera de Entre Ríos que llevaba quedó en el Museo de la Base Infantería”, precisó.

Las cifras
3.600 Kilómetros fue el total del recorrido que hizo Sandiano desde Concordia hasta Ushuaia.
130 Kilómetros diarios hizo el ciclista durante su travesía descansando en distintos parajes.
28 Días duró la travesía de Sandiano a lo largo de los cuales el ciclista perdió más de 8 kilogramos de peso corporal.

Corriendo un “cordero atleta”
Entre algunas de las tantas anécdotas que guardará para contar en algún asado con amigos o en alguna de las futuras reuniones familiares, cuenta que “quería comer algo distinto a la polenta, la sopa, el fideo de carbohidratos. Venía en la ruta desolada y miraba a los costados, que había esos bichitos que todos conocemos con mucha lana.

Llevaba un cuchillo de unos 30 centímetros, que de hecho no lo usé nunca porque no comí carne. Paré y dije ‘hoy como cordero a la parrilla’, pero no sé en qué parrilla porque no tenía. Comencé a correrlo, pero parece que este era atleta y nunca lo agarré durante 15 minutos. Seguí comiendo polenta y sopa”.

unoentrerios.com.ar