Accidente vial
Martes 28 de Junio de 2016

Lanzan campaña para recolectar pañales y medias para los niños

Anuncian temperaturas muy bajas para los próximos días y desde Cáritas de la parroquia Guadalupe invitan a sumarse para que los más pequeños no pasen frío este invierno. También piden frazadas y zapatillas nuevas o en buen estado

Para que los niños de los barrios más vulnerables no pasen frío durante este invierno, los integrantes de Cáritas de la parroquia Guadalupe lanzaron la Gran campaña de medias y pañales. A través de esta iniciativa, procuran recolectar aquellos elementos que más se necesitan en estos días de muy bajas temperaturas y que las familias no pueden comprar por sus propios medios.


Lo donado será entregado a vecinos carenciados de barrios Alloati, Mosconi y Mosconi Viejo, Los Hornos, Balbi, La Floresta, Humito, San Martín, Barranquitas, Antártida Argentina y zonas aledañas. "Vemos que hay más necesidades hoy en día y por eso apelamos a la solidaridad de la gente, para que nos ayude con pañales y medias para los nenes. Además de estos barrios, se acercan familias de pescadores con criaturas que nos piden ayuda", contó a UNO Juana Rosa Goró, una de las organizadoras de la campaña.


Asimismo, señaló: "Precisamos pañales para niños, desde los más chiquitos hasta 2 años, pero también para adultos, ya que en estos barrios hay personas con discapacidad o ancianos que no tienen medios para comprarlos".


Asimismo, recordó que también llevan adelante la Campaña del Abrigo, para juntar frazadas, acolchados, pulóveres, camperas, bufandas, guantes. "Todo lo que sirva para ayudar a quienes más lo necesitan es bienvenido. Hemos recibido cosas ya, sobre todo ropa de invierno, pero con la necesidad que hay en dos o tres días nos quedamos sin nada, ya que colaboramos con mucha gente de distintos barrios de la zona que viene a pedirnos ayuda y hay momentos que no damos abasto. Zapatillas y calzado nuevo o en buen estado también hacen falta", sostuvo Goró, y agregó: "Las frazadas son otra cosa que se precisa, porque tratamos de darle una a cada integrante de las familias, y son varias las que tienen muchos chicos. En lo posible pedimos que sean nuevas o estén en buen estado. De todas maneras, cualquier colaboración es bienvenida y si llega alguna a la que hay que hacerle algún remiendo, se arregla".


Por otra parte, indicó que en Cáritas de la parroquia Guadalupe reciben también alimentos no perecederos, que son entregados al comedor que se ocupa de entregarle una vianda a unas 200 familias por día. "De lo que nos donan, nosotros nos dejamos la leche y el azúcar para prepararle la merienda a los chicos y lo demás va al comedor. Muchas mujeres nos vienen a pedir harina para hacer tortas fritas o pan, que cocinan con leña en sus hornos de barro para dar de comer a sus hijos, y estamos averiguando en empresas para conseguir bolsas de harina grandes, de 50 kilos. Vamos a preguntar en el Parque Industrial si alguna nos puede ayudar. La idea es poder ayudar a todos, aunque sea con lo poco que tenemos", aseguró.


Goró, quien hace décadas se dedica a ayudar a la gente que más lo necesita con su trabajo en Cáritas, comentó que las donaciones se reciben en la parroquia Guadalupe, en República de Siria 494, de lunes a sábado de 9 a 11 y de 16.30 a 18.30. También se puede llamar a los teléfonos (0343)154535622, 4374721, 4374048 o 4372064.


Iniciativas que reconfortan

En las viviendas precarias de los barrios vulnerables de Paraná el frío suele colarse impunemente por cualquier parte. Los techos de chapa, el nailon o el cartón que tapan agujeros o sirven de cortina y muchas veces incluso de pared, no logran proteger a los más chicos de las bajas temperaturas y por eso es importante que tengan a mano una campera o un pulóver con qué protegerse, una frazada que los cobije en el descanso, y medias y zapatillas secas y abrigadas.


En épocas donde en muchas casas apenas alcanza lo que ingresa para parar la olla, pensar en comprar una prenda que dé calor suele ser ya un lujo. Afortunadamente, frente a las necesidades que el invierno trae, nacen las iniciativas solidarias para dar respuesta y brindar una ayuda a quienes lo precisan.


Juan Rosa Goró contó a UNO que los voluntarios de Cáritas de la parroquia Guadalupe, como ocurre también en otras iglesias que hacen campañas similares, brindan su tiempo de manera desinteresada para ayudar al prójimo y son muchos los que brindan una mano cuando de ayudar se trata para que nadie tenga que sufrir las inclemencias del frío.

Comentarios