Ovacion
Lunes 19 de Octubre de 2015

La World Rugby admitió el error de Craig Joubert

La federación reconoció que el sudafricano Craig Joubert sancionó un penal de manera errónea; la acción le dio el triunfo a a Australia ante Escocia. La selección de Oceanía será rival de Los Pumas en semifinal.

Tras una revisión completa de las actuaciones de los árbitros, el Comité de Selección de Árbitros de World Rugby aclaró la decisión de Craig Joubert de conceder un penal a Australia por offside de Escocia en el minuto 78 del partido de cuartos de final el domingo en Twickenham. El comité de selección confirmó que Joubert aplicó la Ley del juego 11.7 al penalizar al escocés Jon Welsh por jugar una pelota por delante de un knock on de un compañero y resultando en offside.
Tras la revisión de todas las filmaciones disponibles, es claro que tras el knock on, la pelota toca en el jugador de Australia Nick Phipps y sería la Ley 11.3(c) la que se debería aplicar: tras un knock on, si un rival toca la pelota intencionadamente, el jugador previamente en offside vuelve a estar en juego.
Es importante aclarar que bajo los protocolos establecidos el árbitro no puede pedir TMO en este caso y por consiguiente tiene que confiar en lo que vio en tiempo real. En este caso la Ley 11.3(c) debería haberse aplicado colocando a Welsh en juego. La decisión apropiada, entonces, hubiera sido conceder scrum a Australia por el knock on previo.
En general, se reconoce que el estándar de arbitraje de los 44 partidos de la Copa del Mundo 2015 hasta el momento fue muy alto y competitivo. El oficial de alto rendimiento de los árbitros explicó que “aparte de este incidente, Craig fue y es un árbitro de clase mundial y un miembro importante de nuestro equipo”.
Todas las actuaciones de los árbitros son revisadas por el Comité de Selección de Árbitros de la Rugby World Cup que está compuesto por John Jeffrey (presidente), Lyndon Bray (SANZAR), Andrew Cole (SANZAR), Donal Courtney (EPCR), Clayton Thomas (Seis Naciones) y el oficial de alto rendimiento para los árbitros, Joël Jutge.

Comentarios