Accidente vial
Sábado 13 de Agosto de 2016

La vieja política , la nueva y Gainza

Durante los últimos días circuló en algunos portales de noticias una información sobre presuntas irregularidades en los contratos que otorgó al inicio de la gestión el joven edil macrista Emanuel Gainza en el Concejo Deliberante de Paraná.

Gainza no ha dicho nada, todavía. Está en Estados Unidos, donde la Universidad de Georgetown lo premió por su trabajo legislativo en Paraná. (No deja de ser una rareza que la citada casa de altos estudios otorgue un premio a un concejal que lleva ocho meses de gestión). Lo acusan de tener contratados de obra por 30.000 pesos a los cuales les pagaría solo 5.000 o 6.000 y el resto quedaría para "la política", en el mejor de los casos.

Incluso el portal de Ricardo David publicó uno de estos recibos de sueldo y la supuesta confirmación de la denuncia, lo que constituye una práctica repudiable pero para nada novedosa en la política local.

Ayer el interventor del PRO -el diputado bonaerense, profesor de tenis y mano derecha del ministro Rogelio Frigerio- Marcelo Sorgente habló del tema; es decir que le dio entidad, y advirtió sobre la necesidad de investigarlo. También le apuntó a la presidenta del cuerpo legislativo, la abogada Josefina Etienot, quien no puede desconocer lo ocurrido porque aprueba los contratos, dijo Sorgente. Etienot había intentado una defensa de Gainza, criticando a los que publicaron las noticias... lo que no ayudó mucho.

A Gainza le cabe el beneficio de la duda. Puede ser que cuando vuelva del gran país del norte, explique lo ocurrido. O lo no ocurrido. Algunos de sus laderos aseguran que lo atacan porque es distinto a los dirigentes tradicionales. O que lo quieren ensuciar para bajarlo de la eventual lista de diputados nacionales para 2017.

Algunos de sus compañeros del Concejo se retuercen de risa recordando que los puso en un aprieto al principio de la gestión publicando su patrimonio y otras rarezas que no estilan por estos pagos.

Lo que está bastante claro es que la nueva política se parece bastante a la vieja, al menos en este caso. Ya sea que se trate de la clásica maniobra fraudulenta con los contratos, ya sea una campaña para desgastar la imagen del concejal candidateable, o simplemente de la actividad de las usinas de rumores de Cambiemos; no es nada nuevo.

Comentarios