Miércoles 17 de Agosto de 2016

La vida después de Génesis

En una nota realizada en LT39, de victoria, la pareja que hace algunos años fue noticia mundial, habló de su actualiad, la vida en pareja, la educación de su hija, su inserción social, y la posibilidad de agrandar la familia.

Aquel mayo del 2013 fue la noticia que sacudió la modorra de la sociedad de Victoria, y puso en los espacios de debate de todos los medios nacionales e internacionales el concepto de género y el paradigma de familia. Ella nació varón, y después de una larga lucha consiguió ser reconocida como mujer. Él nació mujer, y luego de una extensa pelea pudo ser reconocido como varón. Karen Bruselario y Alexis Taborda formaron una pareja, se casaron y de esa relación nació Génesis. Su nombre es metáfora de esperanza, y un mensaje de los nuevos tiempos.

Luego de la pantalla , la vida

Hace tres años atrás su vida pasó a ser de gran interés: participaron en una documental de Nat Geo, los entrevistaron periodistas de toda la Argentina, estuvieron en programas de televisión, viajaron hasta Chile, y hasta la misma Susana Giménez quiso tenerlos en su living mediático. ¿Pero qué fue de sus vidas cuando los micrófonos fueron desapareciendo uno a uno, y las luces de la televisión se apagaron?...."Nunca terminó del todo el interés de los medios. Hasta hoy nos llaman, aunque después del nacimiento de Génesis decidimos no dar más notas, hasta hoy", explica Karen, que aceptó la invitación de La Semana, ya que fue el primer medio que dio a conocer la particularidad de su historia.

¿Hicieron dinero?

Según comentaron, la entrevistas, y notas en los medios les permitieron hacer "un colchoncito" de dinero que alcanzó para sobrevivir un par de meses. Sin trabajo fijo, el dinero que rápido llegó, rápido se fue. Hoy Alexis logró insertarse laboralmente y haciendo trabajos particulares, mientras que Karen se encuentra abocada plenamente a la crianza de su hija.

Un tiempo doloroso

Durante estos años ambos sufrieron la pérdida de familiares y seres queridos. En un lapso de meses Karen perdió a su padre y hace poco más de un mes a su madre, el gran apoyo de su vida. Como si el destino hubiera esperado la llegada de su hija para que pudieran superar la soledad.

Lo bueno y lo malo

La gran exposición tuvo lados buenos y malos. "Antes no me permitían entrar a algunas lugares, pero desde que se conoció nuestra historia nunca nadie nos dijo nada, mientras que amigos trans todavía encuentras excusas para no dejarlos entrar a algunos sitios", cuenta Karen. Alexis, salvo una persona que lo fastidia cada tanto enviándole mensajes recordándole su nombre anterior, y algún confundido que lo trata de gay (le divierte), la mayoría de la gente lo respeta. Tal vez, el no ocultar su historia, contrarrestó los rumores.

Karen reconoce que más hombres se acercaron a ella "buscando el fetiche", y lo mismo le sucedió a Alexis aunque a través de las redes sociales. "Hasta alguien nos proponía tener algo con los dos", menciona Alexis algo molesto. Una situación curiosa se presentó con otra pareja transexual ecuatoriana que se comunicó con ellos, "para que le contara su experiencia". La situación de esta pareja era igual a la de Karen y Alexis, con la diferencia que era una relación forzada que tenía como único objetivo engendrar un hijo. "Lo nuestro no fue planeado, simplemente sucedió", explica Karen

La educación de Génesis
Génesis tiene dos años y ocho meses. Sus ojos grandes y marrones indagan al entrevistador mientras se acurruca en la falta del padre. "Le hemos explicado como somos y lo vive con naturalidad. "Ahora pensamos en ella y nos preocupa su futuro". La pregunta decanta en la conversación: ¿Tendrá un hermanito?..."No queremos que este sola en la vida y coincidimos que ya es hora de que tenga un hermanito ", dice Karen y Alexis acompaña con sus gestos. Pero nada será fácil para esta familia, y si bien hoy tienen un ingreso estable y obra social, le ganan las dudas sobre lo que generaría su decisión. Sin antecedentes, habrá que analizar qué licencia le corresponde, ya que la de paternidad es insuficientes para afrontar el embarazo y parto. Si esto sucede, la historia no será la misma .No será sencilla, pero ya no habrá sorpresa, ni escándalo, ni comentarios incómodos. Solo una familia, y como en cada casa "...un mundo".


Fuente: LT39

Comentarios