La Provincia
Martes 20 de Septiembre de 2016

"La unidad partidaria es hoy un valor estratégico"

Fabián Rogel entiende que unificar la posición del radicalismo frente al PRO es una cuestión de supervivencia dentro de Cambiemos. Y asegura que la interna partidaria atenta contra ese objetivo

El exdiputado nacional Fabián Rogel, principal referente de la Alternativa Radical Entrerriana (ARE) , consideró ayer que la actual conducción del radicalismo entrerriano tiene que hacer un esfuerzo para lograr un candidato de consenso para la renovación de autoridades. "Si de lo que se trata (la interna) es de sacarle la birome a los que hoy conducen el partido, para que después la tengan otros, y esos se sienten a negociar los cargos de la minoría con el PRO, evidentemente no entendimos lo que nos pasó (en 2015)", señaló Rogel.

El dirigente paranaense consideró que la UCR entrerriana vive una etapa de definición respecto de su estructura orgánica y que este momento es oportuno para "repasar cada uno de los procesos políticos y eleccionarios y para, de esa lectura, extraer elementos para mejorar y cambiar", señaló.

Igualmente recordó: "Venimos de un proceso político en la provincia donde por primera vez en 100 años no pudimos llevar adelante una candidatura a gobernador ni a vicegobernador. Es un proceso que merece una atenta reflexión", recomendó.

En ese sentido, señaló que a los sectores que pugnan por presentar una oferta electoral en la interna les asiste todo el derecho. "Tengo diálogo con todos y creo que, de los nombres que he escuchado como posibles candidatos, todos tienen derecho. No opino en terminos personales", aclaró. "Pero pienso que frente a los problemas que tiene la sociedad argentina, no me parece que éticamente corresponda a ir a plantearle al afiliado radical la interna partidaria como solución del problema".

Para Rogel la unidad partidaria es un valor estratégico. "Es fundamental si no queremos seguir retrocediendo. La interna favorece a quien está en el Gobierno, y el Gobierno tiene todavía muchas deudas pendientes. Y en todo caso, para quienes se preocuparon después del Congreso de Gualeguaychú, y no antes; hay que decir que la interna también juega a favor del debilitamiento del radicalismo y, en todo caso, del fortalecimiento del PRO", enfatizó.

En ese sentido, el exdiputado provincial aseguró que no hay una coalición política que pretenda gobernar con éxito si una de las fuerzas que la integran se va debilitando con el paso del tiempo. "Y sobre todo si una fuerza -que es el radicalismo- no logra consolidar orgánicamente su interlocución", indicó.

Para Rogel, "todo partido tiene derecho a resolver sus diferencias en la interna, pero lo que no tiene es derecho a no buscar una manera de entendimiento para que la opinión orgánica del partido sea una sola. Cuanto más voces y dirigentes vayan por su cuenta a hablar con el PRO, con Rogelio Frigerio, o con quien sea, es cuanto más se debilita el partido".


***
El candidato


El actual funcionario del Ministerio de Defensa de la Nación cree que la actual conducción del radicalismo entrerriano -encabezada por el diputado provincial Fuad Sosa y con mayoría del benedettismo- debería hacer un gesto a la hora de buscar un presidente que debe surgir del consenso.

"Creo que hay que apostar a dirigentes jóvenes, no porque la juventud sea una virtud, sino porque la UCR en Entre Ríos tiene que dar un salto generacional y el presidente del partido podría ser alguno de los jóvenes intendentes para demostrarle a la sociedad que analizamos nuestros errores y producimos los procesos de renovación política y generacional que los partidos necesitan", concluyó.


***
"La interna no resolverá la postura radical en Cambiemos"


La Alternativa Radical Entrerriana se reunirá el sábado en Villaguay para definir una propuesta de integración de todos los grupos para que el 30 de octubre haya solo una lista en el cuarto oscuro.

"De los cuatro sectores, no hay hoy ninguno que tenga preponderancia y no hay ningún dirigente que concite la atención del afiliado como para que después de la interna se logre encolumnar el partido detrás suyo".

"Si de lo que se trata es de sacarle la birome a los que hoy conducen el partido, para que después la tengan otros, y esos otros dirigentes se sienten a negociar los cargos de la minoría con el PRO, evidentemente n entendimos lo que nos pasó; y peor aún, no entendimos la situación económica y política que tiene el país, ni la razón de ser del radicalismo", explicó.

Rogel recordó que su sector fue el más perjudicado en el proceso que desembocó en la candidatura de Alfredo De Ángelis a gobernador en 2015. "Después que se nos negó pegar con la boleta de (Ernesto) Sanz por escrito, y la mayoría de los sectores del radicalismo terminaron aceptando cargos en la lista del PRO, nosotros no tuvimos ninguna posibilidad de competir (...) . Sin embargo no hicimos ninguna acusación a nadie. Como decía Mario Benedetti, el escritor, no se trata de salir con nuestras culpitas bien lavadas, sino de saber que frente al afiliado estamos en deuda".

Y agregó: "Insisto, la interna en nada va a resolver la representación del radicalismo en la coalición Cambiemos. Cuando veo a actores políticos que acompañaron las listas del pasado y hoy son críticos, creo que no ayudan".

"Debe haber un equilibrio armónico, con todos representados, y una personería unificada frente al PRO como una cuestión de supervivencia. Unificar al radicalismo frente al PRO es cuestión de supervivencia y la interna atenta contra eso", definió.

Según Rogel, el radicalismo podrá tener intervención para modificar las cosas que está haciendo mal el gobierno nacional "en tanto y en cuanto seamos capaces de pararnos en la coalición con una fortaleza que hoy no se tiene. Nadie presta atención a un partido que hace de la interna su tarea central, y en un todos contra todos apuesta a un proceso de disolución", indicó.

Comentarios