La Provincia
Jueves 13 de Octubre de 2016

La Uader honró a Víctor Heredia con el título de Doctor Honoris Causa

En la escuela Normal de Paraná el reconocido cantautor recibió la máxima distinción que otorga la Universidad. Se debe a que este año se cumplen 30 años de la edición de Taki Ongoy. "Es un honor, quizás exagerado", dijo el músico.

El recuerdo de un acto escolar compartido con su hermana en conmemoración del 12 de octubre quedó grabado a fuego en su memoria. Quien por entonces era un niño, sintió que había sido parte de una puesta en escena que no correspondía, por la condición de su piel y de sus raíces originarias. De tal forma había sido interpelado el infante Víctor Heredia, que rescató la esencia de aquel ejemplo para condensarlo en una obra cumbre que está cumpliendo 30 años de su edición: Taki Ongoy. "Estábamos conmemorando el último día de nuestra libertad", reflexionó el reconocido cantautor en un material audiovisual elaborado por la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader). Ayer la casa de estudios le otorgó el título de Doctor Honoris Causa por su compromiso en favor de la memoria, en defensa de los derechos humanos y por el valor emblemático del trabajo editado en 1986. Se trata de la máxima distinción que puede entregar una universidad argentina, en esta ocasión impulsada por las autoridades de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales, y avalada en forma unánime por el Consejo Directivo Superior.

Pelo color plateado, camisa negra con vivos color blanco, la figura de Víctor Heredia irrumpió en el salón de actos de la escuela Normal José María Torres como el hijo pródigo que regresa a sus pagos. De sonrisa amplia, el trovador recibió agradecido un nueva distinción en su fructífera carrera artística. "Es un honor, quizás exagerado, este título Honoris Causa. Uno siente que hay que seguir trabajando, y cuando miro hacia atrás entiendo que hay una enorme cantidad de cuestiones que uno pasó por alto, que no terminó adecuadamente. Esa es parte de la esencia que me identifica como músico, como artista, nunca estoy conforme con lo que hice. Siempre pienso que podría haberlo hecho mejor", dijo el compositor tras recibir el reconocimiento honorífico.



***
"Es una obra que nos interpela"


Taki Ongoy (La enfermedad del canto en quechua) es un trabajo de investigación y musical que interpeló a varias generaciones, según la mirada crítica de su autor. "Taki Ongoy es una obra que siento se ha reconstruido a sí misma en cada una de las personas que la pudo escuchar, porque interpela. Y los argentinos estamos absolutamente acostumbrados a las interpelaciones de la realidad. Una realidad que nos interpela desde las pérdidas, el avasallamiento, desde nuestros deseos de más libertad y más derechos cuando los perdemos. Y también desde la muerte, y quizás esa sea la interpelación más dura, más terrible, a la que uno se enfrenta como ser humano, como hombre y como ciudadano", reflexionó.

Heredia aseguró que estamos ante una realidad que nos invita a minimizar lo que le sucede a la humanidad, transformándola en meros números. Bajo ese razonamiento condenó la denominada colonización encabezada por Francisco Pizarro en el Perú que dejó un etnocidio de millones de personas. "Me pregunté al igual que Alberto Rex González qué había sucedido, qué había pasado, cuántas historias había detrás de ese número. Y esa fue una interpelación terrible, que como les decía antes estamos absolutamente acostumbrados, sobre todo los argentinos, porque se plantean números y se minimizan las personas que están muertas", se lamentó.

Asesorado por Rex González, arqueólogo y antropólogo, el músico estuvo al frente de una inmensa obra musical refrendada por una sólida investigación documental. Valiéndose de ese conocimiento afirmó que en el continente se perdieron 50 millones de vidas "en esa supuesta hazaña descubridora, la de la conquista y la de posterior colonización. Recuerdo una frase de Don Alberto como esencial: 'Me duelen las historias perdidas. Porque esas historias están perdidas porque alguien las escondió. Porque alguien evitó que esas historias llegaran a conocimiento de los demás, por conveniencia, por políticas, por intereses económicos'. Me propuse desenterrar esa parte de la historia, porque sentí que era esencial para resolver un pedazo mío".



***
Homenajes


La decana de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales, Rosario Badano, pronunció un discurso en el que reivindicó el rol de Heredia en el campo de la cultura, pero también como activo militante político.

"Los niños y jóvenes junto a sus docentes produjeron en base a la obra de Taki Ongoy. Conocieron, produjeron y reflexionaron sobre ella: textos, collage, cerámica y música. Habitaste las aulas por semanas para llegar a disfrutar el día de hoy", destacó la directiva.

"Muchos años nos hemos considerado descendiente de los barcos, demasiado tiempo hemos reconocido en el invasor al agente civilizador. Tanto que la potencia de una obra como la de Víctor continúa interpelando nuestro sentido identitario. Te abrazamos Víctor", cerró.



***
"Uader quiere hacer memoria"


El rector de la Universidad Autónoma de Entre Ríos, Aníbal Sattler, también le dedicó unas palabras al autor de Sobreviviendo. "Esta Universidad pública quiere rendir homenaje a la resistencia, a la opresión de los pueblos originarios. Uader quiere hacer memoria, recuperar la historia, promover el rescate de nuestra identidad más profunda y junto con eso hacer justicia, y reconocer que en la Argentina para que esto sea posible tuvimos allí a mano una obra inmensa como lo es Taki Ongoy", dijo el bioingeniero.

"Agradecemos al autor por haber creado un recurso invalorable, poderoso, de divulgación en el aula, en los medios y también en la escucha compartida. Porque hay un mensaje insoslayable que debe circular para plasmar el ejercicio de la memoria", valoró.

Comentarios