Gerontología
Domingo 21 de Agosto de 2016

La sociedad debe prepararse para la invasión de cabellos blancos

Gerontología. Según el Indec, entre 1970 y 2010 el porcentaje de personas mayores de 65 años pasó del 7% al 10,23%; proyecciones de Naciones Unidas indican que hacia 2050 el 25% de la población argentina tendrá más de 60 años

Para 2050 un cuarto de la población argentina tendrá más de 60 años y la sociedad, el Estado y los sectores privados deben plantearse cómo van a responder a esta "revolución de la longevidad", aseguran especialistas de cara al XIII Congreso Argentino de Gerontologí­a y Geriatría, que se desarrollará entre el 25 y el 27 de agosto. "Desde la gerontología bromeamos siempre que 'debemos prepararnos para la invasión de los cabellos blancos', y esto implica algo cierto y es que desde la sociedad, el Estado, el sistema previsional, el sector privado, la salud, es decir desde todos los ámbitos debemos pensar cómo vamos a enfrentar estas sociedades longevas", describió a Télam Moisés Schapira.
Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) entre 1970 y 2010, el porcentaje de personas mayores de 65 años pasó del 7% al 10,23%, en tanto, proyecciones del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) indican que hacia 2050 el 25% de la población argentina tendrá 60 años o más.
"Tenemos que pensar cómo acompañar a esas personas mayores porque no es lo mismo pensar en una persona de 70 años frágil y dependiente, que una persona activa, con proyectos, y desde la gerontología tenemos que estar a la altura no solo en la parte médica, sino es su aspecto humano y social", dijo Schapira, presidente del congreso que este año tiene como lema Desafí­os del envejecimiento actual: vejez activa y con derechos. En este contexto, un congreso que hasta hace 10 años tenía un enfoque exclusivamente médico, hoy incluye temáticas que dan cuenta del abordaje comunitario y social de la persona mayor como "envejecimiento saludable", "erotismo y vejez", "envejecimiento de gays, lesbianas y travestis", "educación, tecnología y recursos humanos", entre otras.
"Desde la gerontología hace años que venimos acompañando a estas nuevas vejeces, que son cada vez más sanas, más participativas y más numerosas y que se van convirtiendo en un grupo con peso económico, social y político", indicó por su parte José Jáuregui, presidente de la Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatrí­a. Y añadió: "Cuando decimos que una persona mayor está sana no estamos diciendo que no tenga enfermedades, de hecho, después de los 80, solo el 10% de las personas no las tienen, sino que estamos hablando de personas socialmente integradas, sanas mentalmente y capaces de sobrellevar actividades adaptadas a las transformaciones físicas que requiere por su edad". Jáuregui entendió: "Las temáticas como el envejecimiento de gays, lesbianas y travestis, o el impacto del VIH son temas que no podemos hoy dejar afuera porque hay que contemplar la mayor cantidad de realidades posibles". "También -continuó- la sexualidad en las personas mayores suele ser un tema tabú porque existe el prejuicio de que las personas mayores no tienen sexo o no desarrollan facetas de erotismo y sensualidad, lo cual es completamente falso".
El desarrollo de ciudades amigables para las personas mayores y de tecnología aplicada serán otros de los ejes, además que se expondrá acerca de la necesidad de una mayor formación específica. "Solo una universidad nacional tiene geriatría como materia de grado; esto implica que la mayoría de los médicos sale de la universidad sin conocer el cuerpo y la complejidad de una persona mayor cuando, a menos que se dedique a pediatría u obstetricia, en cualquier otra especialidad lo que más atenderá son mayores", describió Jáuregui. De los temas estrictamente médicos, el congreso hará hincapié en dos temáticas que son la sarcopenia, o debilidad muscular como consecuencia de la edad, y ligado a esto la alimentación. "Se estima que el 8% de las personas mayores tienen problemas de malnutrición. En general comen pocas proteínas, primero porque les cuesta masticar y luego por una cuestión económica, lo que a su vez debilita su musculatura", sostuvo Jáuregui.
El Congreso, al que asistirán especialistas internacionales, reunirá por tres días en la Universidad Católica Argentina (UCA) a médicos, enfermeras, terapistas fí­sicos, kinesiólogos, terapistas ocupacionales, fonoaudiólogos, psicólogos, gerontólogos, trabajadores sociales, dirigentes de la seguridad social, profesionales y dueños de residencias y empresas de atención domiciliaria. "El objetivo es generar un encuentro interdisciplinario donde se presenten todas las voces y sean escuchadas de la mejor manera posible", concluyó Schapira.

Premiarán propuestas amigables
Iniciativas que promuevan la integración de las personas mayores desde un enfoque de intercambio intergeneracional serán premiadas por el Centro Internacional de Longevidad
"Los premios forman parte de una campaña a nivel de ILC mundial de reconocer las Age Friendly Business, o propuestas amigables para personas mayores, que son aquellas iniciativas que de manera novedosa buscan generar mejores condiciones para esta franja etaria, pero involucrando a las generaciones más jóvenes", explicó a Télam la médica gerontóloga Lía Daichman, presidenta de ILC en Argentina.
La idea surgió a partir de la experiencia de las 'ciudades amigables' propuesta por la OMS, que son "aquellas que alientan un envejecimiento activo mediante la optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad a fin de mejorar la calidad de vida de las personas que envejecen".
Concretamente, las ciudades amigables se traducen en rampas en las veredas, capacitación a choferes de colectivos de línea para sensibilizarlos frente a las dificultades de ascenso de las personas mayores, colocación de letras más grandes en los carteles, sistemas más ágiles de cobranza en bancos, y un sinfín de transformaciones en todos los ámbitos.
"Así como hoy existen miles de ciudades en todo el mundo que están pensando en esto, consideramos que sería bueno incentivar propuestas individuales, que pueden darse tanto en el ámbito público como privado", describió Daichman. Y a modo de ejemplo, relató al experiencia implementada en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, coordinada por Carmen de Grado, que capacitó a personas mayores como guías para el Museo de Bellas Artes.
"Existen otras muchas iniciativas, uno de los más destacados en estas ideas ha sido el ingeniero Rafael Kohanoff, quien ha desarrollado una increíble labor desde el Instituto Nacional de Tecnología Industrial con el desarrollo de tecnología para personas mayores por parte de las escuelas técnicas", describió Daichman.

Comentarios