Ovacion
Domingo 24 de Enero de 2016

La Selfie: Rubén Darío Forestello

—¿De qué equipo sos hincha? 
—De River.
—¿Un equipo que integraste?
—Como jugador, Atlético Rafaela campeón 2002/03.
—¿Y cómo técnico?
—El de San Martín de San Juan que ascendió. 
—¿Un triunfo?
—Como jugador el 2 a 1 en la final Banfield-Quilmes cuando ascendimos. Me tocó hacer el segundo gol. Y como técnico el 6 a 1 de San Martín de San Juan a Boca. 
—¿Un jugador con el que compartiste vestuario?
—José Luis Sánchez, Garrafa. Jugamos en el El Porvenir y en Banfield, excelente persona. 
—¿Un técnico?
—En mi carrera como jugador, Oscar Blanco. Me dio mucha seguridad. Y como entrenador Osvaldo Piazza. 
—¿Un dirigente?
—Enrique Merelas, una persona muy importante en mi carrera. 
—¿Una cancha?
—La cancha de Boca es impresionante, las sensaciones son únicas. 
—¿Un Mundial de fútbol?
—El de 1986. Era chico, pero lo viví. 
—¿Un ídolo?
—Mario Alberto Kempes. Una persona muy buena gente y un grande. Fue uno de los mejores jugadores que vi. 
—¿Recordás cuál fue tu primer sueldo y en qué lo gastaste?
—Tuve un viático en San Lorenzo, pero cuando fui a préstamo a Almirante Brown cobré 1.400 pesos y recuerdo que viajé a mi casa y le di 1.000 pesos a mi vieja.   
—¿Cuál fue el gol que más gritaste?
—Como jugador el que más grité fue en la cancha de Almagro para Rafaela. Había poca gente, pero fue a los 46 del segundo tiempo y logramos el empate y seguimos manteniendo la punta. Era inesperado el resultado por cómo se había dado el partido. Y se jugaba la continuidad de Oscar Blanco. 
—¿Y como entrenador?
—Cuando mantuvimos la categoría con Atlético Rafaela en cancha de Godoy Cruz. El gol del Flaco Castro, el 3 a 1. 
—¿Cuál es tu top five de futbolistas argentinos?
—Messi, Maradona, Kempes, Daniel Pasarella y Oscar Ruggeri, un ganador. 
—¿Y tres del mundo?
—Pelé, Maradona y Messi. 
POPURRÍ
—¿Qué es lo que mejor te sale?
—Dirigir me parece natural. Como jugador me costó mucho sacrificio porque no tuve la jerarquía necesaria como para poder disfrutar de la Primera División. 
—¿Qué te gusta hacer en los momentos libres?
—Estar con mi familia. 
—¿Qué cosas te sacan?
—Las injusticias. 
—¿Qué cosas te hacen reír?
—La forma de manejarse de mis dos hijos. Hacen todo lo contrario a lo que pensamos con mi esposa. Para ellos las cosas no tienen nada de valor.    
—¿Cuál fue tu peor compra?
—Con mi primer sueldo cuando trabajaba en la estación de servicio salí convencido a comprarme un par de zapatillas. Me compré unas celestitas con dos rayas, jamás tuvo la tercera. Llegué al centro y fui la carcajada de todos mis amigos. Me dio tanta vergüenza que se las regalé a mi vieja. Mi mamá se fue, laburaba en una guardería, y las regaló.
—¿Trabajaste en una estación de servicio?
—Sí, en las vacaciones de invierno y de verano. Uno de mis tíos era el encargado de una estación de servicio y el otro tenía camiones. Y siempre reemplazaba a los empleados en vacaciones e iba rotando.  Me tocaba de 16 a 24 y 0 a 8. Esto fue de los 13 a los 15. Cuando salía volvía a las 6 y entraba a las 8, pero mi tío me bancaba.   
—¿Cocinás?
—Sí, me encanta hacer asados. Después cocino de todo porque me crié solo. A los 16 años me fui a la pensión de San Lorenzo y después viví solo en un departamento cuatro años.  Así que las cosas de las casa me parecen algo normal porque me crié así, más allá de que después me casé y hace 22 años que vivo con mi señora. 
—¿Una comida favorita?
—El asado. Cuando estoy sin trabajo lo hacemos los viernes a la noche. Mi señora trabaja toda la semana porque es docente y vienen mis hijos y lo disfruto muchísimo. Es el día de la familia, porque es el día en el cual escucho a mi familia. Siempre andamos enroscados y podés estar presente, pero en realidad, no. Entonces ese día estamos todos.   
—¿Una bebida? 
—El Luigi Bosca malbec. Lo comparto con mi esposa esos viernes. Es el gustito porque antes no se podía. 
—¿Un dibujo animado?
—El Zorro y el Chavo. Son de toda época. 
—¿Qué música escuchás?
—Rod Stewart o Soda y algo que tenga que ver con el rock nacional. 
—¿Una banda?
—Los Rolling, como banda. Pero me copan más los que mencioné antes. 
—¿Una película?
—Philadelphia, te tiemblan las patitas. Te lleva a un replanteo en general. Sería muy importante hacérsela ver a los pibes a cada rato por el significado que tiene. Salí temblando del cine y eso fue hace 20 años atrás.  La vi con mi señora y consideramos que tal vez todo lo que habíamos hecho había sido sin cuidado. Fue una película fuerte y bien hecha en ese momento. 
—¿Un viaje?
—Este que hice a fin de año con mi familia. Es complicado porque arruino todo por la época en las que me las puedo tomar. Mi señora tiene que pedir licencia sin goce de sueldo y mi hija se llevó dos a febrero porque no las pudo rendir en diciembre. Pero son fundamentales.  
—¿Una ciudad?
—Rafaela, la hemos tomado como una opción de vida. Hace ocho años estamos radicados. Siempre nos sentimos muy bien. Es hermosa y tiene ciudad y pueblo, lo que te permite estar tranquilo. 
—¿Qué lugar te gustaría conocer?
—Barcelona, no he ido. Alguna vez iré porque me han dicho que es maravillosa y me gustaría ver los entrenamientos. 
—¿Qué cosas te seducen?
—Con respecto a mi esposa, todo. Es una mujer muy agradable y con mucho humor. Como tiene mucho humor saca cosas inesperadas de mi personalidad. Me ha acompañado siempre y me enseñó a que la vida se la puede mirar desde otro lugar,  no solo de la parte profesional.  Ha sido una compañera ideal.  
—¿Cuál es contacto más groso del celular?
—El de mis dos hijos. Con respecto al fútbol, le doy poca bola. Es todo una fantasía. He compartido momentos con un montón de gente, pero no me desespera lo otro. Solo que sea valorado por mi trabajo.
—¿De quién te gustaría tener el número de teléfono? 
—Hoy, el de Marcelo Bielsa. Charlar con él sería muy gratificante. Uno lo ve tan pasional y tan profesional, tan sobre el ensayo-error. Esto de fundamentar pequeñas cosas para que después se vean en un campo es excepcional. Se ve que es un Loco al trabajo y con respeto lo digo. He tenido el teléfono a mano, pero no me animé nunca a llamarlo. Ya se va a dar.      

Comentarios