Espectaculos
Lunes 09 de Noviembre de 2015

La quinta edición del Prix de Baron B

Lo mejor de las carreras de caballos europeas, 800 invitados VIP, moda y un fin solidario se unieron en la mejor fiesta de Buenos Aires

Por quinto año consecutivo, celebrities, empresarios y personalidades de la "société" argentina fueron invitados a disfrutar de la fiesta más glamorosa e imperdible de la noche porteña, junto a lo mejor de las carreras de caballos europeas del siglo XII, en el Prix de Baron B. Bajo un espectacular cielo de primavera, el Hipódromo de Palermo se vistió de fiesta para recibir a 800 invitados VIP que se divirtieron lookeándose con el dess code de siempre: fascinators para ellas y black tie o jacquet para ellos.
Hace unos años nos pusimos a pensar qué le faltaba a la noche de Buenos Aires y nos dimos cuenta que no había ningún evento como este. Nos inspiramos en las grandes carreras de caballos como el Prix de Diane en Chantilly o el Royal Ascot en Berkshire porque consideramos que representan todo lo que es Baron B: sofisticación, lujo europeo, el enaltecernos y, de alguna manera, darnos un gusto. Cada edición nos mejoramos y tratamos de darle un twist especial al evento para sorprender”, resumió Ramiro Otaño, director general de Moët Hennessy Argentina, antes de dar por comenzada la fiesta más top del año.
El ambientador más sofisticado, Javier Iturrioz, fue el encargado de decorar este emblemático predio hípico inaugurado en 1876: “Siempre busco sorprender con una estética distinta. En esta ocasión, me inspiré en los laberintos y jardines europeos, como los escenarios que eligió Baron B para hacer su última campaña. Mandé a diseñar especialmene caballos de topiario, los típicos gacebos de jardines forrados en verde con almohadones y los estampados haciendo juego, muebles victorianos de hierro y una pista de baile color bronce. Todas las flores son blancas, amarillas y verdes recreando una fiesta sofisticada en algún jardín de Francia o Inglaterra”, explicó Iturrioz.
Una de las grandes atracciones fue el kiosco de fascinators de Laura Noetinger. La diseñadora de tocados más exitosa del país expuso 20 sombreros que estuvieron disponibles para conocer un poco más sobre esta moda que continua siendo un boom dentro de la aristocracia del viejo continente. “Sin embargo, la mayoría de mis trabajos estuvieron exhibidos en las cabezas de las invitadas. Yo creé los tocados de Valeria Mazza, Jimena Buttigliengo, Cristina Pérez, Concepción Blaquier, Julieta Kemble, entre otras… Para los que no están familiarizados con la palabra, un fascinator es un tocado decorado, ya sea con plumas, flores, hojas o con diferentes tipos de apliques”, enfatizó la diseñadora que elegida por la reina Máxima Zorreguieta para vestir su cabeza.
Tres autos antiguos de Mercedes Benz estuvieron exhibidos en el Hipódromo y aportaron glamour e historia a la velada. El más llamativo -y con el que todos quisieron sacarse una foto- fue un Mercedes Benz Coupe negro modelo 300 S del año 1995 del que sólo se fabricaron 560 copias, propiedad del mismísimo Juan Manuel Fangio. También se exihibieron un Mercedes Benz 300 SL Coupe Roadster celeste y un 250 blanco del año 1966.
Cada detalle del Hipódromo estuvo minuciosamente cuidado para que los invitados vivieran una noche única. Y así fue.
EIGHT O’CLOCK. Unos de los primeros en llegar fueron Romina Lanaro (con un vestido con transparencias súper osado de Marcelo Giacobbe) y su marido, Federico Moyano. Los conductores de la noche, Iván de Pineda y Valeria Mazza (by Menagé à Trois y con un tocado de Laura Noetinger) estuvieron radiantes y súper divertidos. “He tenido la suerte de disfrutar carreras hípicas en Estados Unidos, Francia, España y la de Baron B no se queda atrás. Es una oportunidad para disfrutar de una gran noche, colaborar para una buena causa y estar con amigos”, dijo Iván de Pineda. Valeria Mazza agregó: “Estoy feliz de hacer la conducción junto a Iván. Es una noche de mucho glamour, elegancia, sofisticación y estilo. Un evento totalmente atípico para lo que es la noche porteña, pero muy tradicional de las carreras hípicas europeas”.
Recién llegados de Londres, los Pumas Agustín Creevy, Pablo Matera y Juan Manuel Leguizamón no quisieron perderse la fiesta. Por su parte, Nacho Viale y el periodista Juan Pablo Varsky fueron otros de los hombres que estuvieron presentes. La modelo Carolina “Pampita” Ardohain se robó todas las miradas con un vestido con transparencias confeccionado por Marcelo Giacobbe, el diseñador argentino que conquistó New York. Otras diosas que no pasaron desapercibidas ¡y que estrenaron cabellera morocha! fueron Brenda Gandini (vestida por Cher y con un tocado de Laura Noetinger) y Pía Slapka (por Fabián Zitta), acompañada por su marido Paul Garcia Navarro. Súper diosas y chic, sin dudas, las mujeres demostraron estar a la altura de los grandes eventos hípicos europeos. Precisamente, la española Maria León de Castillejo, una de las it girls ibéricas más seguidas, vistió uno de los looks destacados de la noche: vestido de Jorge Vazquez, también presente en el evento, y fascinator de Mimoki, marca española. Su impronta europea brilló entre los invitados.
Al igual que el año pasado, Baron B reunió a selectas personalidades dentro del mundo de la moda para que premiaran a los tres mejores fascinators del evento. Javier Iturrioz (ambientador), Carla Rodríguez (periodista especializada en moda), Loli Paillot (directora de la revista Hola) y Roberto Devorik (diseñador y empresario) tuvieron la difícil tarea de elegir a las afortunadas que se llevaron cinco cajas de Baron B Rosé cada una. El primer premio, que además del champagne fue agasajada con una joya de la diseñadora Isabel Englebert, se lo llevó Suami Delelis, dueña de Vevú, quien diseñó con sus propias manos el sombrero ganador. El segundo puesto fue para la artista plástica Constanza Uriarte con un tocado hecho por Kuki Pastor de Leo Paparella. El tercer reconocimiento fue para Julieta Kemble que llevó una corona de plumas blancas by Laura Noetinger.
NOCHE DE PREMIOS. A las 21.30 llegó el momento más esperado: las carreras Prix de Baron B, de 1200 metros y la Grand Prix, de 1400 metros. Durante toda la fiesta, los invitados pudieron apostar a través de cupones de $300 por cualquiera de los seis jinetes: Baron Bertrand de Ladoucette, Renaud Poirier, Baron B Extra Brut, Baron B Brut Nature, Baron B Brut Rose y 1970. Aquellos que compraron dos o más cupones, participaron en un sorteo por un Smart, que fue entregado por Gustavo Castagnino director de Relaciones Institucionales de Mercedes-Benz Argentina, Ramiro Otaño, Director General de Moët Hennessy Argentina, y Alejandro Macfarlane, presidente de la Fundación del Hospital de Clínicas. Todo lo que recaudado fue donado a la Fundación de Asistencia Social del Hospital de Clínicas "José de San Martín".
“La meta de esta noche fue recaudar los fondos suficientes para comprar 20 camillas de alta complejidad que se utilizan para trasladar a las personas que están internadas. Gracias a Baron B y al compromiso de la gente vamos a poder brindarle un servicio con más dignidad a los pacientes”, expresó Macfarlane.
Fue el mismísimo locutor oficial del Hipódromo, Andrés Del Padrone, quien relató minuto a minuto las emocionantes carreras y los ganadores del Prix, Baron B Brut Rosé (con el jockey Esteban Torres), y del Grand Prix, Baron B Extra Brut (con el jockey Mario Barraco). Todos los cupones que acertaron en cada carrera se pusieron en dos urnas diferentes y se definieron los ganadores totalmente al azar. Francois Abad (1er puesto), Mercedes Corte (2do puesto) y Carlos Manzi (3er puesto) fueron los ganadores de cinco cajas de seis botellas de Baron B por la primera carrera. En cambio, Jorge Sánchez (1), Philippe Alexandre Maupas Oudinot (2) y Agustín Freixas (3) se llevaron diez cajas correspondientes por la segunda carrera. Por su parte, el ganador del Smart fue José Mario Torello.
LOOKS FEMENINOS. La top model Soledad Ainesa deslumbró con un estilo excéntrico (autoría de Santiago Artemis y con un fascinator de Inés de Ezcurra), Mariana Arias y su hija, Paloma Cepeda, lucieron impecables de total white (con tocados de Laura Noetinger); la actriz Mercedes Morán disfrutó la noche con un look muy simple y canchero (de Cher). Julieta Kemble una vez más fue de las más osadas a la hora de lookearse (vestida por Roma Renom y con una corona de guerrera blanca con cola de Laura Noetinger). Teresa Calandra optó por un mono negro para que lo único que resaltara fuera su fascinator (creado por Gabriela Capucci); Cecilia Zuberbühler siempre elegante (con un vestido de Max Mara y un tocado de Ile de France). Ana Rusconi dejó sin aliento con un outfit de alta costubra (by Óscar de la Renta); Jimena Buttigliengo (mega fashion en un Carlo Di Domenico y un fascinator divertido de Laura Noetinger); Paula Colombini se la vio súper enamorada (enfundada en un vestido Min Agostini); Esmeralda Mitre con un look net (de Evangelina Bomparola y Laura Noetinger). Concepción Blaquier volvió a hacer de las suyas con un outfit bien extravagante (con un tocado en forma de nido de pájaros con plumas y mariposas hecho por Laura Noetinger). Yanina Screpante (vestida por Fabián Zitta y con un arreglo en el pelo de Laura Noetinger); Florencia Torrente cada día más linda (con un vestido recto by Bomparola y con un tocado de LN); Cristina Pérez súper fina (eligió un vestido de Liguria y fascinator de Laura Noetinger y joyas de Jean Pierre) y, como siempre nos tiene acostumbrados, Rosella Della Giovampaola dio clases de estilo (con un vestido Valentino bordado a mano). Carla Peterson fue una de las últimas en llegar, vestida íntegramente por Ginebra, junto a Mercedes Scápola.
Mientras transcurrían las actividades y sorpresas, los invitados pudieron disfrutar de exquisitos bocados de entrada, platos elaborados y dulces franceses creados especialmente para este evento. “Nos inspiramos en una comida gourmet francesa que combine a la perfección con Baron B. Todo se puede comer en las mesitas que están sobre el jardín como también parados, disfrutando de cerca las carreras y tomando una copa de Baron B charlando con amigos”, explicaron los chefs Tommy Perlberger y el francés Bruno Gillot. Pasadas las 23, todos se acercaron a la pista para moverse al ritmo de los DJs Chule Bernardo y  Puli De María. ¿Los ritmos? Clásicos franceses durante la cena y mucho rock and roll y electro-rock para bailar. Y si hablamos de baile… Tenemos que decir que los más animados de la noche fueron los chicos de Los Pumas, Yanina Screpante, Julieta Kemble, Nacho Viale y Pampita, quienes fueron de los últimos en irse alrededor de las 3am. Divertido, mágico y chic, el Prix de Baron B demostró una vez más por qué es el evento más esperado del año.
 

Comentarios